INTERNACIONAL

Los funcionarios argentinos salen a la calle para defender su paga extra

16/07/2012 22:00 CEST | Actualizado 17/07/2012 09:53 CEST
EFE

Los funcionarios en Argentina han protagonizado en la última semana protestas para exigir el pago de sus sueldos y pagas extras. Los Gobiernos provinciales del país han reconocido en varias ocasiones que tienen problemas para pagar los sueldos de los empleados del estado, debido a que ha caído la recaudación fiscal.

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli anunció al principio del mes que la paga extra de medio año (conocida como aguinaldo) sería abonada a los funcionarios en cuatro pagos. Ante esta decisión, los trabajadores estatales comenzaron movilizaciones que han provocado que Scioli rectifique y decida cumplir con esta prestación en dos pagos, asegura el diario argentino Clarín.

Según la BBC, la crisis de recursos públicos por la que atraviesa Argentina también tiene que ver con el exceso de trabajadores del estado con los que cuenta el país. En ocho años, el empleo público ha aumentado un 43%, asegura la web británica. Y en algunas provincias, más del 50% del gasto se emplea en salarios de estos empleados.

La semana pasada, al menos cuatro sectores de importancia en el país salieron a las calles para protestar: los controladores aéreos, los docentes de la provincia de Buenos Aires, los funcionarios de aduanas y los policías de la provincia de Santa Cruz.

El caso de la policía de Santa Cruz ha llevado a los uniformados a convocar a una huelga que ya ha durado 15 días. Los agentes piden un aumento salarial y mientras las negociaciones entre el Gobierno y la asociación gremial que los representa se resuelve, el Gobierno del país estudia enviar refuerzos para el cuidado de la zona.

Por su parte, los trabajadores aduaneros han reclamado que desde hace dos años no se les incrementa el salario, así como la reducción de pagas adicionales generadas por las ganancias de las aduanas, cuenta el diario La Nación.

Los maestros de Buenos Aires también convocaron a paros por 48 horas la semana pasada y marcharon por las calles de la capital provocando varios cierres de avenidas.

En medio de las protestas, la presidenta argentina, Cristina Fernández, no ha hecho un pronunciamiento oficial sobre la crisis del pago de los sueldos a los funcionarios.

Sin embargo, ha sido criticada por convocar a emisiones de cadenas nacionales en tres ocasiones durante la semana pasada, para promover los programas oficiales de su Gobierno. En una de éstas llamó “ese pelado” al ministro de Economía español, Luis de Guindos.