INTERNACIONAL
16/12/2012 10:27 CET | Actualizado 16/12/2012 13:17 CET

Lista completa de víctimas de la matanza de Connecticut

EFE

La gran mayoría de los niños muertos en la matanza de la escuela Sandy Hook tenía seis años (16 de un total de veinte), según la lista divulgada de víctimas del tiroteo divulgada hoy por las autoridades. Los otros cuatro niños restantes tenían siete años. Inicialmente, se había dicho que los pequeños asesinados en el tiroteo indiscriminado de la escuela primaria Sandy Hook tenían entre 5 y diez años.

La lista de niños muertos es la siguiente: Charlotte Bacon (6 años); Daniel Barden (7); Olivia Engel (6); Josephine Gay (7); Ana M. Márquez-Greene (6); Dylan Hockley (6);, Madeleine Hsu (6), Catherine Hubbard (6), Chase Kowalski (7); Jesse Lewis (6), James Mattioli (6), Grace McDonnell (7), Emilie Parker (6), Jack Pinto (6), Noah Pozner (6), Caroline Previdi (6), Jessica Rekos (6), Avielle Richman (6), Benjamin Wheeler (6) y Allison Wyatt (6). Los adultos fallecidos fueron identificados como Rachel Davino (29), Anne Marie Murphy (52), Lauren Russeau (30), Victoria Soto (27), Mary Scherlach (56) y la directora del centro, Dawn Hochsprung (47).

El padre de Emilie Parker, Robbie Parker, señaló a la prensa su agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas de todo el país, y a su vez envió su solidaridad a las demás familias, incluyendo a la del tirador: "No puedo imaginar lo duro que tiene que ser para ustedes".

"NUNCA VI NADA COMO ESTO"

Todos los muertos recibieron varios impactos de bala de fusil, según explicó a la prensa el director de la Oficina Forense del estado de Connecticut, Wayne Carver, quien añadió que algunos sufrieron "heridas devastadoras". "Nunca vi algo como esto", añadió.

El autor de los hechos, Adam Lanza, de 20 años, usó un fusil de asalto semiautomático Bushmaster 223 para cometer la matanza, a la que llevó también dos pistolas semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer. Las tres armas estaban registradas a nombre de su madre, Nancy, que fue asesinada por su hijo en su propia casa antes de dirigirse a la escuela para perpetrar la masacre.

Según explicaron algunos residentes en la ciudad, Nancy Lanza, llevaba a sus hijos a prácticas de tiro. Su segundo hijo, Ryan Lanza, vive en Hoboken (Nueva Jersey) y según las autoridades no está relacionado con el ataque.