Alubias tan duras que rebotan al ser lanzadas contra una mesa, filetes chamuscados y secos del tamaño del dedo de una mano, tortillas francesas cuyo color se aproxima al verde... Podía ser la descripción de los platos de un programa como Pesadilla en la Cocina, pero no. Pertenecen a las comidas que el Hospital de Navarra sirve a los enfermos desde que el pasado 21 de enero el Gobierno Navarro, que dirige UPN, privatizara el servicio.

"La antigua cocina del hospital era buena. Había poca diferencia con lo que se suele comer en casa y era un servicio totalmente adaptable. La comida caliente llegaba caliente y la fría, fría. No había errores, no había quejas y eso demuestra que los pacientes y familiares consideraban el servicio público de cocina de buena calidad", explica a El Huffington Post Jesús Lostao, quien ha tenido en las últimas semanas a un familiar y a un amigo hospitalizado.

Tras comprobar el funcionamiento del nuevo servicio, Lostao ha abierto una recogida de firmas en Change.org que ya supera las 20.000 peticiones para que el Gobierno regional vuelva al servicio público de cocina. Otros familiares de pacientes han denunciado la calidad de la comida subiendo fotos a las redes sociales y ya se han registrado 800 quejas por el servicio.

Lostao vivió el primer día de la nueva cocina. Aquel día, asegura, a su familiar le sirvieron sopa "con un icerberg" en el centro, una tortilla "de color verde" y de postre un yogurt que quemaba. "A un compañero le trajeron unas alubias a mediodía. Se las comió de mala gana porque no había otra cosa. Por la noche le trajeron la cena y le preguntaron si se la iba a comer también. Al preguntar por qué, le respondieron que fue el único de toda la planta que comió aquellas alubias", relata.

comida

MÁS ALLÁ DE LA MALA COMIDA

Los pacientes remarcan que el problema no es solo la mala calidad y la poca cantidad de la comida, sino que, además, se están produciendo errores graves al servir los menús: "Comida con sal para hipertensos, con azúcar para diabéticos, guisantes como perdigones para personas que necesitan dieta de fácil masticación..."

Los pacientes alertan de que aún no ha pasado nada grave porque las enfermeras "están muy al tanto". "Incluso en un caso que devolvieron la dieta errónea de un diabético, se sorprendieron en la cocina y preguntaron si ese paciente era diabético en el desayuno, en la comida o en la cena", asegura Lostao.

Ante este panorama, en el hospital rechazan hacer declaraciones y los pacientes y familiares empiezan a buscar sus propias soluciones: subir la comida de la cafetería o llevarla en tuppers desde casa. Los expertos destacan, sin embargo, que eso conlleva sus riesgos porque se pueden introducir virus en la comida. "Entre comer lo de casa y optar por lo que pone el servicio hay muchos que lo tienen muy claro", reconoce Lostao. "Esa comida es inaceptable, insalubre", resume otra paciente del hospital que prefiere no dar su nombre.

filetees

16 de los 17 trabajadores del hospital que confeccionan las dietas del centro han alertado en una carta al Diario de Noticias de los peligros que conllevan los errores en las menús de los enfermos. En el documento, aseguran que las nuevas cocinas "empezaron a funcionar sin tener validadas las más de 70 dietas que se les pedían en el pliego de condiciones" y que no se han adaptado los platos "a las correcciones propuestas desde la Unidad de Dietética". Añaden que "la apariencia y el color de los platos" les han dejado "el corazón encogido" al pensar "que eso se lo tiene que comer una persona con una salud delicada".

LA MITAD DE LOS TRABAJADORES

El Huffington Post ha intentado ponerse en contacto, sin éxito, con los responsables de Mediterránea de Cátering, la empresa responsable de la comida del hospital y que lleva el servicio de cerca de 50 centros en toda España. En algunos de ellos, cuando comenzó el servicio se registraron protestas y quejas similares a las que se están produciendo ahora en Navarra.

El director de operaciones de la compañía en Navarra, Javier Carracedo, reconoció hace unos días en la televisión regional que estaba habiendo “muchos problemas en la implantación” e insinuó que se estaba intentando boicotear el servicio. “Es muy extraño que un panecillo que va en un plástico en la zona fría aparezca en una foto fuera del plástico y en la zona caliente”, aseguró, a la vez que afirmaba que cuando se colocaron candados en los carros este tipo de situaciones dejaron de producirse. "Es muy fácil poner una fotografía, sacarla de contexto o, en cierto modo, manipularla", aseguró.

alubias

El sindicato LAB ya ha presentado una denuncia legal ante la inspección de trabajo porque "no se ha cumplido la legislación laboral básica de las condiciones de los trabajadores de la cocina", según explica en una conversación telefónica Igor Arroyo, portavoz del sindicato en Navarra. Asegura que en los primeros días del servicio hubo bajas "por ansiedad", trabajadores sin formación y horarios "infernales". Según LAB, la pérdida de la calidad se debe, en parte, a la drástica reducción de trabajadores en las cocinas. Subrayan que antes de privatizarse el servicio había 23 pinches por turno, mientras que actualmente hay 11 en el turno de mañana y 10 en el de tarde, lo que supone una reducción del más del 50%.

MULTA DE 6.000 EUROS

Arroyo destaca que Mediterránea de Cátering pertenece a Portobello Capital, un fondo de inversión capital riesgo: "En su propia web resaltan que dan a sus clientes el máximo de rentabilidad y eso al final se acaba notando: las raciones son muy escasas, la calidad de los alimentos deja mucho que desear y hay muchos menos trabajadores".

Ante la situación, el Gobierno de Navarra ha impuesto una multa de 6.000 euros a Mediterránea de Cátering. La consejera de Salud, Marta Vera, aprovechó para hacer un llamamiento a la calma: "No es de recibo que esa comida llegue a la habitación de un paciente, pese a los controles que tenemos. Fue una incidencia que se solucionó en cinco minutos. No se puede hacer de la anécdota la generalidad". Carracedo recibió con resignación la noticia de la multa: "Desgraciadamente en este país ya no importa ser inocente, sino poderlo demostrar. Cualquier mentira que se repite mucho es verdad".

En esta galería recogemos otras pesadillas en la cocina, que nada tienen que ver con el Hospital de Navarra, pero que no son aptas para estómagos sensibles.

Loading Slideshow...
  • Una viuda negra en un racimo de uvas

    Nora Weiss, de Connecticut (EEUU), se llevó un gran susto en diciembre <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/12/05/nora-weiss-black-widow-spider-grapes_n_2245459.html">al ver a una viuda negra entre las uvas que acababa de comprar en Whole Foods</a>.

  • Piercing para la nariz en un burrito del McDonald's

    Frances Rosario <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/11/30/frances-rosario-atlanta-mom-nose-ring-mcdonalds-burrito-video_n_2218190.html?utm_hp_ref=mealbreakers">encontró un piercing en el burrito que su hija pidió en un McDonald's de Atlanta</a>.

  • Trozos de plástico en las enchiladas

    5181 kilos de enchiladas de pollo congeladas fueron retiradas de los mercados de Nueva York, Ohio, Pensilvania y West Virginia. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/11/01/enchilada-recall_n_2056970.html">El motivo: contenían fragmentos de plástico</a>.

  • Una rana viva en una ensalada

    Menos mal que Dwanita Pitman de Florida <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/10/24/frog-in-salad-bag-walmart_n_2010923.html?utm_hp_ref=mealbreakers">no abrió esta bolsa de ensalada cuando se encontró una rana viva</a> el pasado 28 de octubre.

  • Una rana muerta entre las espinacas

    Más o menos lo mismo le ocurrió a Sarah Moss, de Londres, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/09/20/dead-frog-spinach-salad_n_1896701.html?utm_hp_ref=mealbreakers">salvo que su rana estaba entre espinacas y muerta</a>.

  • La larva de una mariposa en una barra energética

    No sabemos si la ingesta de larvas de mariposa contribuye a una mayor energía. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/10/03/clif-bar-moth-larvae_n_1935436.html?utm_hp_ref=mealbreakers">Desde luego, no lo parece viendo la foto de este usuario de Reddit, que se topó con tan viscosa sorpresa</a>.

  • Un dedo en un sandwich

    Una joven de Michigan se encontró un dedo humano en un sandwich comprado en Arby's. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/05/17/finger-arbys-sandwich_n_1524129.html?utm_hp_ref=mealbreakers">Ocurrió en mayo de 2012 y no sabemos si el dedo fue de quien le preparó el sandwich</a>.

  • Pollo crudo en el KFC

    Ontario, Canadá. Un sandwich del Kentucky Fried Chicken ya mordido <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/09/17/kfc-raw-chicken-sandwich-photo_n_1890067.html?utm_hp_ref=mealbreakers">muestra un trozo de pollo demasiado crudo</a>.

  • Una jeringuilla en una sopa Campbell.

    No se asusten. Esta no fue verdad. Un hombre de Australia fue cazado <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/10/23/daniel-ferris-campells-syringe_n_2005140.html?utm_hp_ref=mealbreakers">tratando de lograr dinero de Campbell introduciendo una jeringuilla en uno de los botes</a>.

  • Gusanos en un sandwich del KFC

    Otra vez el KFC y otro de sus sandwiches. Esta vez una familia de Kerala, al sur de la India, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/10/08/worms-in-kfc-fried-chicked_n_1949704.html?1351102868">encontró gusanos vivos en un sandwich a principios de octubre</a>.

  • Trazas de plástico en una galleta del McDonald's

    Una mujer de Oklahoma tuvo <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/10/01/mcdonalds-cookie_n_1928954.html">la mala suerte de cortarse la lengua al comer una galleta del McDonald's en septiembre de 2012</a>.

  • Pollo caducado en el KFC

    Sí, KFC de nuevo. Esta vez, con alevosía, empleados de un KFC de Texas sirvieron, en septiembre de 2012, pollo caducado a sus clientes. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/09/12/kfc-spoiled-chicken-conroe-texas_n_1876870.html">El pollo llevaba prescrito seis días</a>.

  • Una cuchilla oxidada en una bolsa de caramelos

    Amy Hu, una madre de California, se quedó horrorizada, al abrir una bolsa de caramelos, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/07/31/razor-blade-jolly-ranchers_n_1723814.html">se encontró una cuchilla oxidada</a>.

  • Una lagartija cocinada en un trozo de pan

    En julio, William Evans, un joven inglés de diez años, puso a misma cara de la foto al ver una lagartija cocinada sobre un trozo de pan.

  • Una araña entre los ravioli

    Victoria Harrah, de Florida, encontró <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/06/14/spider-in-chef-boyardee-ravioli-can_n_1597369.html">una araña de gran tamaño entre sus ravioli</a>.

  • Una venda usada en la comida china

    No sabemos qué sujetaba <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/06/11/used-band-aid-chinese-food_n_1586719.html">la venda que un hombre de Nueva York se encontró en junio de 2012 en un restaurante chino</a>.

  • Una cucaracha en las patatas del McDonald's

    Mayo de 2012. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/05/16/roach-mcdonalds-hash-browns_n_1520862.html">Una cucaracha aplastada</a> aparece entre las patatas del McDonald's.

  • Un bolígrafo mordido entre la carne picada

    Un trabajador encontró un bolígrafo mordido <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/05/01/chewed-up-pen-ground-beef_n_1467777.html">entre la carne picada que estaba a punto de ser vendida</a>.

  • Una cuchilla en el desayuno del McDonald's

    Una mujer de Illinois encontró en abril de 2012 <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/04/18/razor-blade-mcdonalds-breakfast_n_1435658.html?1335887776">una cuchilla entre los huevos que pidió en el McDonald's como desayuno</a>.

  • Una larva entre las patatas fritas

    En marzo de 2012, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/03/29/maggot-in-wendys-fries_n_1388291.html">una mujer encontró una larva entre las patatas fritas que acababa de comprar en Wendy's</a>. Sin embargo, investigaciones posteriores demostraron que fue ella quien puso la larva entre su comida. In March 2012, a woman claimed she found a <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/03/29/maggot-in-wendys-fries_n_1388291.html" target="_hplink">live maggot</a> in her fries. According to Wendy's, the local health department determined that a Noctuid Moth larva, found only in outdoor habitats, was provided to them by the woman as the "maggot." The health department found no evidence of any health violations in follow-up inspections of the Wendy's facility after the woman's claim. <em>Photo from <a href="http://www.flickr.com/photos/theimpulsivebuy/" target="_hplink">Flickr: theimpulsivebuy</a></em>

  • Plumas en los 'nugget' de pollo

    Una mujer encontró unos 'nugget' de pollo muy parecidos a sus originales. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/03/20/mcnugget-has-feather_n_1367461.html">Tanto, que tenían hasta plumas</a>.

  • El pie de un animal

    Andrew Brodsky, de 35 años, encontró el pie de un animal sin identificar en un bote de salsa de alcachofa.

  • Alambre en el pollo frito

    Lajzer Grynsztajn, conductor de autobús de 50 años, casi se ahoga en enero de 2012 <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/01/30/man-swallows-2-inch-coil_n_1242472.html">cuando entre sus trozos de pollo frito había un trozo de alambre</a>.

  • Un ratón en el Big Mac

    En un McDonald's de Filadelfia <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/01/17/mouse-in-big-mac_n_1210372.html">apareció un ratón entre los panes de un Big Mac</a>.

  • El mítico escupitajo en la hamburguesa

    Sí. Eso que todos hemos temido, que nos escupan en la comida, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/01/11/whopper-spit-case-edward-bylsma_n_1200044.html">le pasó a un sheriff, que denunció el caso hasta llegar a la Corte Suprema</a> de EEUU en enero de 2012.

  • Semen en el yogurt

    La gracieta de comparar toda sustancia viscosa y de color blanco con el semen se hizo realidad en un mercado de Alburquerque, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/10/06/semen-tainted-yogurt-anthony-garcia_n_998868.html">donde uno de sus trabajadores confesó haber rellenado yogures con su propio esperma</a>.

  • La punta de un dedo en una ensalada

    Una mujer de Luisiana se encontró <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/09/08/fingertip-applebees-salad_n_954530.html">la punta de un dedo en una ensalada del Applebee's</a>.

  • Una mosca en el yogurt

    ¿Mejor o peor que el semen? Una mujer china encontró en julio de 2011 <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/08/11/mealbreakers-yogurt-fly-autopsy_n_924617.html">una mosca en el yogurt</a>. Cuando pidió compensación, le exigieron que demostrara que la mosca había muerto antes de abrir el envase a través de una autopsia.

  • Una tirita sangrienta en la pizza

    Un hombre de Nueva York <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/08/01/mealbreakers-bandaid-pizza-hut_n_915489.html">demandó a Pizza Hut tras hallar una tirita sangrienta en su pizza</a>.

  • Un ratón destripado en una ensalada

    Una pareja se topó con la desagradable imagen <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/06/30/mealbreakers-mouse-salad-blt-blood_n_887882.html">de un ratón destripado en su ensalada en junio de 2011</a>. Lo peor, que ya habían empezado a comerse la ensalada.

  • Sangre humana en las patatas fritas

    Que el ketchup sirva para fingir sangre es una cosa, <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/06/30/mealbreakers-bloodied-blt_n_888559.html">pero que entre las patatas fritas aparezca sangre de verdad</a>...

  • Una oruga en la tarta

    Una mujer encontró <a href="http://www.dailymail.co.uk/news/article-2008450/Dieter-finds-live-caterpillar-Weight-Watchers-snack.html">una oruga viva en su pastel</a>.

  • Una cuchilla en el helado

    Esta chica encontró en febrero de 2011 una cuchilla en su helado. "Creo que es uno de esos accidentes que a veces pasan", dijo.

  • Misteriosa pastilla verde entre los frutos secos

    Una mujer tuvo que ser hospitalizada tras ingerir una misteriosa pastilla verde que se encontraba entre sus frutos secos.

  • Un condón en la sopa

    Póntelo, pónselo; pero no en la sopa. Un hombre de California encontró un preservativo en la sopa que le sirvieron en un restaurante.

  • Un tampón usado en un filete

    Un turista alemán fue a Nueva York, <a href="http://abclocal.go.com/wabc/story?section=news/local&id=6914735">pidió un filete y se encontró un tampón usado en él</a>.

  • Un ratón muerto en el pan

    Un hombre de Bath (Reino Unido), se encontró <a href="http://www.huffingtonpost.com/2010/09/30/dead-mouse-found-in-bread-photo_n_745069.html">esta terrible imagen entre las rebanadas de pan de molde</a>.

  • Clips en el muffin

    En las Olimpiadas de Pekín 2008, <a href="http://www.couriermail.com.au/news/queensland/muffins-spur-beijing-scare/story-e6freoof-1111116061193">muchos atletas encontraron clips entre los muffins que les sirvieron</a>.

  • Una bala en el perrito caliente

    Una mujer <a href="http://www.clickorlando.com/news/3274884/detail.html">se comió un perrito caliente con una bala dentro</a>. Cuando sufrió dolores de estómago y fue al médico, las radiografías mostraron el desagradable trago.

  • Semen en la salsa picante del ushi

    Una mujer de Nueva York demandó a un restaurante japonés tras probar la salsa del sushi y ver que aquello sabía más a semen que a picante. <a href="http://www.huffingtonpost.com/2011/08/05/mealbreakers-semen-sushi_n_919778.html">Guardó muestras en el congelador para probar sus quejas</a>.

  • El diente de un roedor entre los cacahuetes

    Una mujer de 52 años demandó a Kraft en 2006 <a href="http://msnbc.msn.com/id/12843428/">tras encontrarse el diente de un roedor entre sus cacahuetes</a>.

  • Un diente de oro en una barra de chocolate

    Oro parece, diente es. Un británico de 62 años encontró <a href="http://content.usatoday.com/communities/popcandy/post/2010/03/wonka-candy-launches-a-real-life-golden-ticket-contest/1">un diente de oro en una barra de chocolate de la marca Mars</a>.

  • Piel humana en el sandwich de pollo

    Un hombre de Ohio demandó a Arby's al encontrar lo que él <a href="http://msnbc.msn.com/id/7634321/">aseguró era piel humana en su sandwich de pollo</a>.

  • Un ratón entre el pollo frito

    Un hombre de Baltimore comía tan tranquilo su pollo frito <a href="http://www.wbaltv.com/r/2512486/detail.html">cuando se dio cuenta que entre los trozos había un ratón</a>.

  • Una jeringuilla en la hamburguesa

    Angelina Cruz, de 22 años, demandó a Burger King en 2001 y pidió 9 millones de dólares <a href="http://www.nydailynews.com/archives/news/2001/07/28/2001-07-28_fast-food_customer__i_bit_ne.html">tras pincharse con una jeringuilla al morder su hamburguesa</a>.