INTERNACIONAL

Una activista desnuda en Notre-Dame: "Que los fascistas descansen en paz" (FOTOS)

22/05/2013 15:18 CEST | Actualizado 22/05/2013 15:20 CEST
AFP

Medio día. Catedral de Notre-Dame en París. Una militante de la organización Femen se desnuda de cintura para arriba con un mensaje pintado sobre su pecho: "Que los fascistas descansen en el infierno". Es su peculiar manera de protestar por el suicidio de un conocido intelectual de extrema derecha en el interior de la catedral el pasado 11 de mayo.

El hombre, que se quitó la vida de un disparo en la boca ante el altar de la catedral de Notre-Dame a primera hora de la tarde cuando el templo estaba abarrotado de turistas, era un conocido intelectual muy activo en su oposición a la legalización del matrimonio homosexual o a la inmigración.

El suicida, Dominique Venner, de 78 años, dejó varios mensajes explicando su gesto, que están siendo analizados por los investigadores, según indicó el ministro del Interior, Manuel Valls, que se trasladó al templo inmediatamente para mostrar su solidaridad "con la comunidad cristiana".

El ministro, que consideró que el acto no tenía precedentes y que confirmó que los 1.500 turistas que había en el templo fueron evacuados, se negó a hacer ninguna lectura política de este suceso a la espera de las conclusiones de la investigación.

Todo lo contrario que la extrema derecha, que aseguró que el gesto de Venner tenía un carácter "eminentemente político", según un mensaje de Twitter de la líder del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.

"Todo nuestro respeto para Dominique Venner, cuyo último gesto, eminentemente político, pretendía despertar al pueblo de Francia", señaló Le Pen.

El eurodiputado ultraderechista Bruno Gollnisch fue más lejos y consideró el suicidio de Venner un "gesto dramático de protesta contra la decadencia de nuestra sociedad".

Los medios franceses no tardaron en vincular el suicidio de Venner con la reciente legalización del matrimonio homosexual, un asunto que ha dividido a la sociedad francesa, ante la animadversión mostrada por los opositores a este texto del Gobierno socialista.

El suceso se produjo horas antes del comienzo en la plaza de la Bastilla de un gran concierto gratuito de apoyo a la legalización del matrimonio homosexual.

En el mismo tiene previsto participar el cantante Mika, entre otros, y la asistencia de algunos miembros del Ejecutivo, como la ministra de Justicia, Christiane Taubira, impulsora de la legalización del matrimonio gay.

OFRECIDO POR NISSAN