INTERNACIONAL

Australia es el país más feliz del mundo, España está en el puesto veinte (FOTOS)

28/05/2013 21:42 CEST | Actualizado 28/05/2013 21:42 CEST
AFP

Los australianos son los más felices del mundo, o al menos eso es lo que indica el último estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que mide en nivel de bienestar de 36 países con economías avanzadas o emergentes. España se tiene que conformar con un puesto 20.

Australia, Suecia y Canadá son los tres países donde sus habitantes están más satisfechos con sus vidas. A la cola de los 36 están Turquía, México y Chile.

Este índice, se realiza anualmente tras valorar factores como el de la renta per cápita, empleo, vivienda, seguridad, educación, medioambiente, salud, comunidad, equilibrio entre el trabajo y la vida familiar, datos de la participación cívica de Naciones Unidas, gobierno y otras instituciones.

Un australiano gana al año un promedio de 33.950 euros, una cantidad muy superior a la media de los países industralizados (26.730 euros) y sus ciudadanos tienen mayores probabilidades de encontrar un empleo que les satisface. El 84% de los australianos reconoce tener más experiencias felices que tristes, en España ese porcentaje se reduce al 73%.

El 73% de la población australiana de entre 15 y 64 años tiene un trabajo remunerado, mientras que en España es el 58%, en México y Chile el 60% y en Brasil el 68%, según el informe. Además, los australianos trabajan menos horas que la media de los países de la OCDE. Un promedio de 1.693 horas al año (alrededor de 32 horas a la semana), frente a las 1.702 de los canadienses y 1.787 horas de los estadounidenses.

EL CASO ESPAÑOL

Los españoles están entre los ciudadanos más longevos con una media de 82 años de esperanza de vida a lo que se añade el buen estado de salud del que disfrutan (el 75% lo califican positivamente). Estos buenos datos se ven directamente afectados por los altos niveles de contaminación de las grandes ciudades, por encima de la media.

En España se trabaja menos horas que en otros países, no superando las 1.690 horas al año. Destaca el elevado número de horas que se dedica al ocio y al cuidado personal.

En educación, los españoles sacamos mala nota. El porcentaje de adultos entre 25 y 65 años con los estudios secundarios terminados es del 54%, frente al 74% de media de los países de la OCDE.