INTERNACIONAL

Cinco muertos en Kiev en medio de una tensión creciente entre Gobierno y manifestantes

22/01/2014 10:38 CET | Actualizado 22/01/2014 18:38 CET

La tensión crece en Ucrania. Al menos cinco manifestantes han muerto en el centro de Kiev por disparos, según ha informado el fiscal general del país, citado por la agencia Reuters. Además hay 300 personas heridas en los choques entre manifestantes y antidisturbios.

Esta nueva cifra ha sido ofrecida por el Canal 5 de la televisión ucraniana, citando a Oleg Musi, coordinador de los servicios médicos del autodenominado 'Estado mayor de la resistencia', representante de los opositores al Gobierno de Yanukóvich.

Aunque la policía ucraniana negó que haya empleado armas de fuego en los enfrentamientos que prosiguen desde el domingo pasado, las dudas sobre la actuación del Gobierno aumentan. De momento, las autoridades no confirman esa cifra y se mantienen en dos fallecidos, ya que desmienten la muerte de un joven que, según la oposición, habría muerto al caer desde una columnata.

La agencia Liga.novosti informaba esta mañana de que dos personas resultaron muertas por disparos de francotiradores en la calle Grushevski, junto a la sede del Gobierno y escenario de los últimos enfrentamientos. Más tarde, el fiscal general ha elevado esa cifra a tres.

"La policía no ha empleado armas de fuego", señaló un portavoz del Ministerio del Interior a la agencia Interfax.

El origen de las protestas tuvo lugar el pasado mes de noviembre tras la sorprendente renuncia del presidente Yanukovich a firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea en favor de un estrechamiento de las relaciones económicas entre la ex república soviética y Rusia.

Desde entonces, los ciudadanos del país se han manifestado en contra de la deriva pro-rusa, exigiendo el acercamiento a la UE y denunciando la falta de libertades.

EL GOBIERNO "NO PERMITIRÁ LA ANARQUÍA"

El primer ministro ucraniano, Nikolai Azárov, advirtió de que "el Gobierno no permitirá ninguna anarquía y ningún caos en el país".

El dirigente, en la reunión del Consejo de Ministros, llamó a los ciudadanos ucranianos a abandonar las calles y apoyar las políticas de las autoridades.

Azárov señaló que la oposición debe decidir si apoya las acciones violentas en Kiev o no.

"Si no lo hace, debe llamar a los manifestantes a cesar los enfrentamientos. Si sí lo hace, entonces deberá asumir las consecuencias", agregó.

50 SECUESTRADOS

Por otra parte, la Fiscalía también ha informado de que al menos 50 personas fueron secuestradas este martes en las calles de Kiev.

"Según los testimonios, fueron golpeados brutalmente y llevados con rumbo desconocido", precisó el comunicado de la cartera recogido por medios locales.

La nota añade que "algunos de ellos están en los edificios del Ayuntamiento de Kiev y la Casa de Sindicatos (ocupados por la oposición)".

PRETEXTOS PARA LA POLICÍA

Desde el inicio de las protestas a finales de noviembre, la oposición denunció provocaciones por varios individuos que atacaron a agentes de seguridad, supuestamente para dar pretexto a éstos de desalojar a los participantes en las protestas.

En varias grabaciones de vídeo, realizadas en diciembre en el Maidán (plaza) de Kiev, se ven grupos de los que se creen que son provocadores encapuchados y enmascarados, rodeados por otros activistas enfurecidos y armados de palos y porras.