INTERNACIONAL

El espeleólogo rescatado: "Lo peor fueron los primeros días, sin comida y con dolores muy intensos"

01/10/2014 11:56 CEST | Actualizado 01/10/2014 12:21 CEST

"Lo peor fueron los primeros días", ha asegurado el espeleólogo español Cecilio López Tercero, rescatado este martes de la cueva en la selva peruana en la que permanecía desde el pasado 18 de septiembre.

A 400 metros de profundidad, sin nadie que lo apoyara, sin comida y con "dolores que eran muy intensos". Así ha descrito López su estancia en la caverna en declaraciones a América Televisión efectuadas desde el avión de la Fuerza Aérea Peruana en el que ha sido trasladado desde Chachapoyas hasta Lima.

El espeleólogo español ha añadido que luego lo ha podido llevar mejor "cuando han empezado a venir los sanitarios y el equipo de apoyo". Durante la última semana, Cecilio López recibió la asistencia sanitaria de una médica y una enfermera que lo acompañaron desde el punto donde cayó y le suministraron alimentos energéticos y calmantes para mitigar el dolor de sus lesiones.

Según ha explicado el espeleólogo, el accidente se produjo cuando estaba explorando en la cueva Intimachay, en el distrito de Leymebamba, una zona de difícil acceso de la región selvática de Amazonas. Una roca se desplomó y López cayó de espaldas en el suelo "desde una altura de unos cuatro metros", lo que le ha causado fracturas en la columna y lesiones en las costillas, según América TV.

"ESTÁ DEMACRADO PERO MUY BIEN ANÍMICAMENTE"

López Tercero ha sido trasladado a un hospital de Lima después de ser rescatado tras doce días de arduos trabajos de un operativo en el que han participado cerca de setenta espeleólogos españoles y expertos de Italia, Francia y México, además de unos cuarenta militares y bomberos peruanos.

El espeleólogo español participaba en una expedición del Grupo Espeleokandil, con el que realizaba exploraciones periódicas en un grupo de cuevas del norte de Perú que contienen restos arqueológicos de la cultura prehispánica Chachapoyas.

"Está demacrado por todos los días que ha pasado en la cueva, pero anímicamente está muy bien", ha asegurado a Efe el propietario del fundo donde está la cueva, Javier Farje, guía de la expedición en la que se accidentó López.

SIN RESPUESTA DESDE ESPAÑA

Agustín Rodríguez, coordinador técnico de la Federación Madrileña de Espeleología, ha asegurado en la SER que el rescatado se encuentra "cansado, pero bastante animado" y ha criticado como afrontó el asunto el Gobierno desde España, del que no obtuvieron "ninguna respuesta".

López ha escrito una carta cuando aún permanecía atrapado titulada Desde las profundidades de la tierra y divulgada este martes por la Federación Madrileña de Espeleología en la que agradece el esfuerzo de todos lo que han colaborado en el rescate.

"Llevo 22 años practicando la espeleología y ha sido el primer accidente que he tenido, por desgracia", ha afirmado el espeleólogo, que asegura que la espeleología le apasiona y que en cuanto se recupere volverá a Leymabamba porque es un sitio que le encanta y su gente también.

El difícil rescate de Cecilio López

ADEMÁS...

OFRECIDO POR NISSAN