POLÍTICA

Ferraz responde a la reunión de Zapatero y Pablo Iglesias: "A santo de qué se reúne el expresidente con Podemos"

22/01/2015 13:44 CET | Actualizado 28/01/2015 10:38 CET

Ha tardado en responder, pero finalmente Ferraz ha opinado sobre el encuentro que mantuvieron José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón a espaldas de Pedro Sánchez, como reveló Esther Palomera en este diario. Y están indignados. La responsable de Empleo de la Ejecutiva del PSOE, Luz Rodríguez, ex secretaria de Estado en el Gobierno de Zapatero, ha tachado este jueves de "sinsentido político' la reunión del expresidente con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

"No entiendo a santo de qué se reúne el expresidente del Gobierno socialista con los dirigentes de Podemos", ha dicho indignada Rodríguez en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del PSOE para comentar los datos de la Encuesta de Población Activa.

Luz Rodríguez ha recordado su pasado como miembro del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero y, tras ello, ha recalcado que la reunión que mantuvo el expresidente con Iglesias es "un sinsentido político". "Una reunión inadecuada, una reunión inoportuna y una reunión que no tiene ningún sentido político", ha aseverado.

En el seno de Ferraz están molestos por las palabras del expresidente Zapatero asegurando que había informado personalmente a Pedro Sánchez días después del encuentro, cuando el secretario general no lo supo por él. Es decir, ni avisó previamente de la cita, ni se lo comentó después.

"Probablemente el presidente Zapatero, en una llamada de dos minutos, podía haber avisado a Pedro Sánchez y no estaríamos en este debate", ha dicho Tomás Gómez, aunque ha añadido que desde su punto de vista, el asunto "no tiene la menor importancia".

LA VERSIÓN DE LOS ASISTENTES

Los asistentes a la cita estarían de acuerdo con la dirigente socialista en que el encuentro no tenía ningún sentido político, porque todos ellos han insistido en que tuvo un carácter informal, personal y sin ningún objetivo político.

El primero en hablar sobre la reunión, que se celebró en el domicilio madrileño de Bono una tarde antes de Navidad, fue el expresidente en una entrevista en Cadena SER con Pepa Bueno. Zapatero trató de quitarle importancia al hecho de no haber informado al secretario general socialista porque fue de carácter "estrictamente personal". Le resultó "muy interesante", por cierto, y contó que hablaron sobre América Latina y el euro.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, y su número dos, Íñigo Errejón, confirmaron a El HuffPost que no fue una reunión con una agenda política, sino una charla distendida para intercambiar opiniones sobre política con "gente respetuosa y que tiene información". A Errejón Zapatero le produjo "muy buena impresión", y contó que el exjefe del Ejecutivo le pareció "buen conversador, informado y respetuoso".

Iglesias subrayó que "es razonable hablar a pesar de las diferencias" y aprovechó para lanzar un mensaje al PSOE, que a tenor de la respuesta del partido, no ha debido ser bien recibido: "La altura de miras de Zapatero y Pepe Bono de hablar y dialogar, independientemente de las diferencias políticas, es algo de lo que deberían tomar nota en el partido socialista, que parece que solo nos insultan".

Este jueves el exministro de Defensa ha tratado también de quitar hierro al encuentro que él mismo organizó, "una reunión sin la más mínima trascendencia". Bono ha asegurado que quien quiera ver "deslealtad" en su encuentro con los líderes de Podemos "tiene la mente poco limpia", y ha añadido: "Lo sorprendente es que la gente no hable más con aquellos con los que no está de acuerdo".

ADEMÁS...

OFRECIDO POR NISSAN