INTERNACIONAL
26/06/2015 16:25 CEST | Actualizado 26/06/2015 18:04 CEST

EEUU legaliza el matrimonio gay en todo el país

El Tribunal Supremo de EEUU ha fallado a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país, una decisión histórica que anula la capacidad de los estados para prohibir las uniones entre homosexuales.

De esta manera y desde hoy, el matrimonio homosexual es un derecho constitucional en Estados Unidos, obligando a los catorce estados del país que aún lo prohibían a permitir que las personas del mismo sexo puedan unirse legalmente.

El fallo ha sido de cinco jueces a favor y cuatro en contra. Cientos de personas celebran con la bandera arcoiris la decisión a las puertas del tribunal.

El presidente de EEUU Barack Obama ha valorado la noticia en Twitter. "Hoy es un gran paso en nuestra marcha hacia la igualdad. Las parejas de gays y lesbianas tienen ahora el derecho a casarse, como todos los demás. Gana el amor".

El Gobierno del presidente de EEUU, Barack Obama, había respaldado abiertamente su postura a favor del matrimonio homosexual después de que, por primera vez, el propio mandatario declarara su apoyo al mismo en 2012.

La cuenta oficial de la Casa Blanca también se ha unido a la celebración. Ha cambiado su avatar con los colores del arcoiris y ha colgado un gif en el que aplaude la decisión del Supremo.

"PIDEN IGUALDAD. LA CONSTITUCIÓN LES CONCEDE ESE DERECHO"

El fallo del Supremo ha sido redactado por el magistrado Anthony Kennedy.

"Ninguna unión es más profunda que la del matrimonio porque es la representación de los más altos ideales de amor, fidelidad, sacrificio y familia. En matrimonio, dos personas se convierten en algo más grande de lo que una vez fueron. Algunos de los peticionarios en estos casos demuestran que el matrimonio representa un amor que podría perdurar más allá de la muerte", escribe Kennedy en su argumento final.

"Estos hombres y mujeres respetan el matrimonio de manera tan profunda que ellos mismos han decidido lograrlo para sí. Su esperanza reside en escapar de la condena que es vivir en soledad y excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden igualdad en su dignidad a los ojos de la ley. La Constitución les concede ese derecho", culmina Kennedy.

MÁS SERIES