Huffpost Spain

Canceladas las concentraciones de machistas radicales previstas para el sábado en 43 países

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Las concentraciones de machistas radicales programadas en 43 países del mundo para este sábado han sido canceladas por sus organizadores, la asociación Return of Kings (El retorno de los reyes), impulsada por el bloguero estadounidense Roosh Valizadeh.

Las concentraciones estaban convocadas en más de 160 ciudades de 43 países del mundo, entre ellas, dos de España: Barcelona y Granada. A ellas, estaba vetada la asistencia de mujeres, homosexuales y transexuales porque, aseguran, buscaban "el retorno de los reyes", un concepto supremacista del género masculino construido a partir de ideas como la inferioridad intelectual de la mujer, tal y como recogen en sus redes sociales.

En España la cita era a las 20:00 horas del sábado. Las autoridades no habían recibido ninguna notificación oficial de que se fueran a producir estas marchas, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno de la capital andaluza y tal y como ha anunciado la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, desde su cuenta de Twitter:

(Sigue leyendo después del tuit...)

Sin embargo, Valizadeh dice en un comunicado que no puede "garantizar la seguridad o privacidad de los hombres que quieren ir a las concentraciones del día 6 de febrero" y por ello anuncia que la organización cancela la convocatoria, aunque no puede impedir que "haya hombres que quieran concentrarse por su cuenta".

UNA LEGIÓN DE SEGUIDORES

El impulsor de la movilización es un americano de origen armenio llamado Daryush Valizadeh que se hace llamar Roosh V y que además de escribir, en sus propias palabras, "libros de texto para ligar con chicas y echar un polvo", ha cosechado una legión de seguidores en las redes sociales, en los foros que impulsa y en sus blogs, el último de los cuales, Return Of Kings (ROK), fue en 2012 el germen de esta convocatoria.

En estos espacios, en los que se pueden encontrar contenidos como argumentarios en favor de Donald Trump o "reflexiones" sobre "por qué las feministas y los defensores de la justicia social blasfeman tanto", es donde se ha venido fraguando la movilización que podría desarrollarse en más ciudades de las 165 que aparecen en el listado hecho público porque, según explica ROK, ante las "amenazas" de contramanifestaciones, proliferan convocatorias "clandestinas".

"El mundo se mueve contra nosotros. He tenido noticia de en torno a una docena de protestas organizadas contra nuestras convocatoria y docenas más se están organizando en privado. Esta reunión no fue ideada para crear confrontación con mujeres no atractivas ni con sus defensores", dice la organización en el foro de Roosh V, que define a esos detractores como "gente estridente, odiosa, deshonesta y potencialmente violenta".

"UNA PANDA DE BRUJAS"

Los promotores llegaron a lanzar incluso un "preguntas frecuentes" para los hombres heterosexuales "de verdad" que fueran a participar en alguna de las concentraciones, una guía práctica que dedicaba varios apartados para aclarar, ante quien tuviera dudas, que no se podía asistir al encuentro acompañado ni de una mujer, ni de un homosexual o un transexual porque es "exclusivamente para hombres heterosexuales".

"¿Y que pasa si una chica guapa aparece y se me pega como una mosca a la pared? Pues le pides su número y le dices que se largue. No permitas a las mujeres asistir al encuentro", decían las instrucciones, que se ponían en lo "peor": "¿Y si aparecen feministas locas?" o "¿Existe el riesgo de que una feminista me delate on line".

A la primera pregunta, la organización responde que se debe "grabar en vídeo" a las feministas y enviarle las imágenes al propio Roosh V. A la segunda, que "los hombres que temen las acciones de las feministas están infravalorando su propia capacidad de responder con firmeza y sin miedo". "Aunque una feminista grabe tu cara y lo suba a Youtube, el delito de estar en un sitio público no es suficiente como para que una panda de brujas amenace tu sustento", afirma.

En España diversas organizaciones y plataformas feministas se pusieron manos a la obra para exigir a la Conselleria de Interior de la Generalitat y a la Subdelegación del Gobierno en Granada que tomaran medidas para impedir estas concentraciones. Se movilizaron tanto en redes sociales como enviando escritos de queja a los dos departamentos. En el caso de Barcelona, se convocó una protesta media hora antes del evento, que pedirá expulsar el machismo de los barrios.