Huffpost Spain

Mouaid, un refugiado con novia española atrapado como un mendigo en Austria

Publicado: Actualizado:
REFUGIADOS
Imprimir

El camino de Mouaid Khamis debía ser más largo, pero se terminó en Austria el 8 de febrero. Salió de su país, Siria, huyendo de la guerra, llegó a la isla griega de Lesbos y comenzó la llamada ruta de los Balcanes. Su intención era llegar a Bélgica para dejar a dos de sus hermanas con unos tíos, pero no pudo conseguir su objetivo. Una de ellas enfermó al llegar a Austria y los tres tuvieron que empezar allí la solicitud de asilo político y protección internacional. Ahora, y a pesar de que su novia española está embarazada de cinco meses y medio, Mouaid está atrapado en la ciudad de Graz viviendo en la calle, sin dinero y sin ningún derecho.

“Les ha dado igual que vaya a ser padre. Está viviendo como un mendigo, así de claro. Y puede estar meses así”, se lamenta su pareja, Elena Herreros, que critica que en Austria se están “quitando de encima a los refugiados como mosquitos”. Ella era periodista de La Sexta y conoció a Mouaid el 31 de enero, cuando llegó a Lesbos. “Fui allí primero a trabajar y luego vi que la situación era pésima, que hacían falta manos, y puse en marcha un proyecto para coordinar un equipo de voluntarios y hacer atención a pie de lancha”, explica Elena a El Huffington Post.

En Lesbos se intercambiaron los teléfonos y, una semana después, Mouaid la llamó en una situación muy delicada. Su hermana estaba muy mal, con una fiebre muy alta debido a una neumonía, y era incapaz de seguir el camino. A partir de ese momento, toda la familia tuvo que quedarse en Austria. “Estuvimos varios meses de relación así: yendo yo a allí porque él no podía salir del país por tener una petición de asilo. Era costoso económicamente y un día me dijo que lo mejor era venir a España”, explica Elena.

refugiado

LAS "IRREGULARIDADES" DEL GOBIERNO ESPAÑOL

Los dos llegaron a Madrid sin el permiso de Austria en junio, pero aquí se toparon con un nuevo problema. El pasaporte sirio de Mouaid lo tienen las autoridades austriacas, así que para identificarse tuvo que enseñar a la Policía la llamada tarjeta blanca, el equivalente a la tarjeta roja española, un documento que acredita que ha solicitado asilo y que se está estudiando el caso. Elena explica que España tenía entonces un mes para decidir si le aceptaba o rechazaba. Pero asegura que se cumplió ese plazo y no les informaron de nada. Gracias a un contacto suyo en el Ministerio del Interior se enteró de que le habían denegado la petición porque tenía un proceso abierto en Austria y no se pueden tener dos abiertos simultáneamente.

“El Gobierno español cometió una serie de irregularidades porque se le pasó el plazo. Además, nos dieron un folio con unos fundamentos de derecho que no son válidos. Decían que él ya tiene asilo político en Austria y eso es mentira. Tiene una petición pero le pueden decir que no”, denuncia.

Así que, y según afirma Elena, su pareja tuvo que regresar a Austria para seguir allí el proceso después de que le “presionaran para que firmase un papel rechazando su petición de asilo en España”. A su regreso a Austria, Mouaid se encontró con una sorpresa que acabó por complicar por completo su caso. “Le castigaron por haber venido a España y ahora no tiene derecho a vivienda, ni a salario, ni a asistencia médica hasta que reabran su caso. ¿Cuánto tiempo se pueden tomar? Un mes como siete”, subraya Elena, que recuerda que en Graz todos estos casos los lleva un sólo juez que está desbordado. Mientras, Mouaid ya lleva un mes en la calle sin poder salir del país.

refugiado

"ESTÁ EN LA CALLE, SIN UN DURO"

Elena asegura que la única solución que le dieron fue ir a dormir al centro de mendigos de Graz, pero estaba lleno. Y que la casa en la que viven sus hermanas, gestionada por Cáritas, no puede dormir porque ha perdido el derecho. “Está en la calle, sin un duro, con el dinero que le mando yo cuando puedo, y además yo estoy embarazada de cinco meses y medio”, resume Elena, que recuerda que no se han podido casar porque para eso se necesita la tarjeta roja que Mouaid no ha llegado a tener. “Tiene algún amigo austriaco y alguna noche ha podido dormir en sus casas, pero no puedes estar viviendo en casa de un colega tuyo y sin pagar nada”, explica.

Ahora están intentando la mediación de las instituciones. De momento, el diputado de Unidos Podemos, Ernest Urtasun, ha presentado al grupo austriaco en el Parlamento Europeo una carta de Mouaid Khamis pidiendo a Austria que le devuelvan su pasaporte para venir a España y casarse y asistir al parto de su hija. De momento, el reloj sigue corriendo.

Close
Refugiados: padres e hijos
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen


Close
Refugiados sirios hacia Turquía
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- "El papel de la Unión Europea en la crisis de los refugiados me parece asqueroso"

- La historia de amor de la periodista de '21 días' con un refugiado que acabó en prisión

- La BBC desvela que refugiados sirios trabajan para proveedores de Mango y Zara