POLÍTICA

Primera petición de cárcel contra un médico por el robo de bebés

12/01/2017 11:04 CET | Actualizado 12/01/2017 12:20 CET
EFE

Inés Madrigal nació en 1969 en el Sanatorio San Ramón de Madrid. Es de lo poco que sabe con certeza, porque ella pudo ser uno de los cientos de bebés robados al nacer de brazos de sus madres para acabar con otras familias elegidas por la dirección del centro. Ahora, Inés ha formalizado la primera petición de cárcel para un doctor por esta práctica. Según ha avanzado la Cadena SER, ha formalizado ante el juzgado número 46 de Madrid una petición de 13 años de cárcel para el médico Eduardo Vela, al que acusa de separarla de su madre biológica y entregarla a su madre adoptiva de forma irregular.

En el escrito de acusación, insólito hasta ahora en España, se explica que el 6 de junio de 1969 el doctor Vela, en el citado sanatorio San Ramón, entregó una niña recién nacida y prematura a un matrimonio que, según sabía a través de un sacerdote jesuita, no podía tener hijos. La niña fue entregada a la pareja, que fingió el embarazo (cojines, falsas náuseas, mala cara ante los conocidos...), e inscrita como hija suya en el Registro Civil al día siguiente sin cumplir ningún trámite de adopción. Inés Madrigal no descubrió la verdad hasta que 41 años más tarde la mujer a la que creía su madre biológica confesó la verdad.

Así lo explicó en la SER:

(Puedes seguir leyendo tras el audio...).

En total, piden para el médico, de 85 años, 13 años de prisión, otros seis de inhabilitación para ejercer como médico y el pago de las costas del proceso; se reclama que se abra juicio oral contra él, sobre la base de los delitos de detención ilegal (ocho años), falsedad en documento público (tres años) y suposición del parto (dos), éste último en su modalidad agravada para facultativos y todos en concurso real.

EL PRIMER PROCESADO

En junio, el médico se convirtió en el primero procesado por el escándalo de los bebés robados. La juez dijo que de las diligencias previas "se desprende indiciariamente" que Vela contactó con Inés Pérez y le dijo que fuese al Sanatorio San Ramón porque "tenía un regalo para ella". Una vez allí, Vela le entregó un bebé de sexo femenino recién nacido cuyos datos de filiación así como identidad de los padres biológicos Inés Pérez desconocía, continúa el relato de la juez.

"Eduardo entregó a Inés dicho bebé a fin de que a partir de ese momento Inés actuase como si hubiese sido la madre biológica del mismo, cuando en realidad no lo era" señala el auto. La magistrada explica que en la entrega del bebé estuvo presente el sacerdote Félix Sánchez, amigos de ambos ya fallecido, quien les manifestó que la verdadera madre biológica era una mujer casada.

Acto seguido, "Eduardo Vela expidió un certificado médico de nacimiento falso en el que constaba que Inés Pérez y Pablo Madrigal eran los padres biológicos del bebé que Vela les había entregado y al que Félix Sánchez bautizó con el nombre de Inés Madrigal".

Se trata de una mujer nacida en 1969 en la clínica San Ramón de Madrid, cuya partida de nacimiento firmó el doctor Vela y que fue inscrita como hija biológica de un matrimonio que no podía tener hijos. De hecho, las pruebas de ADN realizadas han demostrado que no existe vínculo genético alguno entre la denunciante y la mujer que figura en su documentación como su madre biológica.

"Desde que Inés Madrigal fue entregada a Inés Pérez convivió con ella y con Pablo como si fueran sus padres biológicos, desconociendo su verdadero origen hasta que en 2010 Inés Pérez le confesó que no era su madre biológica", destaca el auto.

"FIRMABA COSAS SIN MIRARLAS"

Vela ya declaró como imputado en diciembre de 2013 en relación con la denuncia de Inés Madrigal, quien busca a su madre biológica. Pero el doctor se desvinculó de una supuesta trama dedicada a la compra-venta de bebés y negó su participación en los hechos.El ginecólogo reconoció su firma en el certificado de nacimiento de Inés Madrigal porque "firmaba cosas sin mirarlas", aunque dijo que no se explica este hecho porque no conoce a Inés Pérez, una mujer estéril que figura como la madre biológica de la denunciante, pero que en realidad era la madre adoptiva.

De hecho, Inés Pérez reconoció ante la juez que ella no era la madre biológica y que el doctor Vela le entregó a la niña.

Varela también es conocido por el escándalo desvelado por Interviú en 1982, cuando se supo que guardaba en un congelador decenas de cuerpos de bebés muertos por causas desconocidas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Bebés robados: llega al Tribunal Europeo de Derechos Humanos el primer caso español

- "Y a nosotros, ¿quién nos protegía cuando nacimos?"

- Un niño robado y su madre se reencuentran en Canarias 35 años después gracias a Facebook

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest