NOTICIAS

Alemania rinde homenaje a los militares que intentaron matar a Hitler

Michael Müller, alcalde de Berlín, ha defendido la urgencia del acto ante las "crecientes tendencias autoritarias y populistas de derechas".

20/07/2017 23:16 CEST | Actualizado 20/07/2017 23:16 CEST
EFE

El Gobierno alemán ha rendido homenaje este jueves a los militares que, hace 73 años, intentaron matar al dictador Adolf Hitler, un atentado fallido que desembocó en una sangrienta purga en el seno del régimen nacionalsocialista.

El lugar elegido para el homenaje ha sido la antigua prisión de Plötzensee, situada a orillas del lago del mismo nombre, cercano a Berlín, donde entre 1933 y 1945 fueron ejecutadas cerca de 3.000 personas.

Con una ofrenda floral a cargo de agentes y cadetes de la Policía Federal, se ha recordado el principal golpe de la resistencia alemana al régimen nazi, un atentado con apoyos civiles y militares que ejecutó el 20 de julio de 1944 el coronel del Estado Mayor Claus Schenk von Stauffenberg y que desbarató el azar.

En Plöztensee se han dado cita hoy, entre otras personalidades alemanas, el alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller; la ministra de Defensa, Ursula Von der Leye; el titular de Agricultura, Christian Schmidt, y el expresidente alemán Christian Wulff.

"Ante las crecientes tendencias autoritarias y populistas de derechas en toda Europea, el recuerdo de la resistencia y del 20 de julio de 1944 es de urgente actualidad y nos recuerda que la historia nos da la oportunidad de aprender", ha señalado Müller en un comunicado.

UN ACONTECIMIENTO QUE PODRÍA HABER CAMBIADO LA HISTORIA

El intento de asesinato de Hitler, la denominada "Operación Valkiria", tuvo lugar en los cuarteles generales del Führer en Wolfsschanze, la actual Polonia, a donde viajó Stauffenberg con la bomba que debía acabar con la vida del dictador.

Stauffenberg, un militar tuerto y manco tras haber sufrido graves heridas en África, regresó a Berlín sin conocer el resultado de su acción, sin saber que los explosivos sólo habían estallado de forma parcial y lo suficientemente lejos de Hitler como para causarle apenas heridas leves, aunque murieron cinco de las 24 personas que estaban reunidas en la sala.

La caza de brujas comenzó a las pocas horas y junto a Stauffenberg alrededor de doscientos implicados en la "Operación Valkiria" fueron asesinados o internados en campos nazis en los días siguientes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El patinazo histórico de Spicer sobre Hitler y las armas químicas indigna al mundo judío

- Nueva polémica en el partido ultraderechista alemán AfD por una foto de Hitler

- No, Trump no es como Hitler (aunque lo parezca)

- El 'Mein Kampf' de Hitler arrasa en ventas en Alemania

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

ESPACIO ECO