POLÍTICA

Catorce detenidos, entre ellos el 'número dos' de Junqueras, en una operación de la Guardia Civil contra el 1-O

Unas cuatro mil personas se concentran en Barcelona para protestar por las detenciones.

20/09/2017 08:27 CEST | Actualizado 20/09/2017 19:26 CEST
AFP
Un hombre sostiene un cartel proreferéndum junto a un agente de la Guardia Civil frente a la Consellería de Economía.

La Guardia Civil ha detenido este miércoles a catorce personas, entre ellas varios cargos del Govern, y ha realizado más de cuarenta registros en sedes de la Generalitat y empresas privadas, en el marco del operativo desplegado para impedir la celebración del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

El titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que investiga a una veintena de personas por los delitos de malversación, prevaricación y desobediencia por la preparación del 1-O, ha ordenado 41 registros en despachos oficiales y en tres empresas, en una de las cuales se han hallado unos diez millones de papeletas. La operación está dirigida contra el 'núcleo duro' de la organización de la consulta y supone desmontar los preparativos.

Entre los detenidos se encuentran el secretario general de Economía de la Generalitat de Cataluña y 'número dos' del vicepresidente Oriol Junqueras, Josep Maria Jové; el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó; el responsable del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CCTI), Josué Sallent Rivas, y el responsable de la Oficina de Asuntos Sociales, Xavier Puig Farré.

Otros detenidos son Pau Furriol y Mercedes Martínez (ambos vinculados a una nave que presuntamente contiene material electoral); David Franco Martos (también del CTTI); David Palancad Serrano, de la Oficina de Asuntos Exteriores; y Juan Manuel Gómez, de la Conselleria de Economía y Hacienda.

También están en la lista de detenidos Jordi Graells, director del departamento de Atención Ciudadana del Gobierno catalán y responsable del voto electrónico del 1-O que el pasado 26 de julio declaró como testigo ante la Guardia Civil; el presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), Jordi Puignero; y un trabajador de Fundacio.cat. No se descartan más detenciones a lo largo de la jornada.

Esta operación ha levantado un fuerte rechazo en las calles por parte del sector independentista. Cerca de 4.000 personas, según cálculos de Guardia Urbana, se han concentrado en las puertas del departamento de Economía para protestar por este operativo al grito de "¡Queremos votar". También cantan L' Estaca y claman: "El día 2 seremos independientes" y "Esto va de democracia".

EFE

Los agentes han entrado, por orden judicial, en la sede del Departamento de Economía del Gobierno de Cataluña, cuyo titular es Oriol Junqueras (ERC), en busca de pruebas contra la consulta. Después, se han personado en las consellerías de Gobernación, Exteriores y Asuntos Sociales.

El juzgado de instrucción 13 de Barcelona es el que ha coordinado la operación y el que concentra buena parte de las pesquisas, después de que abriera una investigación tras las declaraciones del exsenador y exjuez Santiago Vidal sobre las "ilegalidades" de la Generalitat en la preparación del 1-O. El magistrado ha actuado de oficio, sin que se lo solicitara ni el instituto armado ni la Fiscalía, según han informado fuentes jurídicas, y sorteando la investigación abierta en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Puigdemont: "El Estado ha suspendido de facto el autogobierno" y aplica "el de excepción"

Tras conocerse las detenciones, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha convocado una reunión urgente del Consell. En una posterior declaración institucional, ha afirmado que el Estado "ha suspendido de facto el autogobierno y ha aplicado de facto un estado de excepción" en Cataluña.

Puigdemont ha constatado una "agresión coordinada por las fuerzas policiales" para impedir a los catalanes que se puedan expresar con libertad y paz -ha dicho- el 1-O y para suspender la actividad del Govern surgido de las urnas.

El president ha hecho un llamamiento a los catalanes a responder con "firmeza y serenidad" acudiendo a votar dentro de diez días. "El día 1 saldremos de casa, llevaremos papeletas y las utilizaremos", ha enfatizado.

AFP

Miles de personas se concentran en protesta

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha llamado en Twitter a concentrarse este miércoles ante la sede de la Conselleria de Economía en la Rambla Catalunya de Barcelona por el registro: "Ha llegado el momento. Resistamos pacíficamente. Salgamos a defender de la no violencia a nuestras instituciones".

Cerca de 4.000 personas personas, según la Guardia Urbana, han seguido el llamamiento y se han trasladado al lugar clamando consignas "por la libertad" y mostrando carteles en favor de la consulta. Se han podido escuchar gritos de "vergüenza", de "fuera las fuerzas de ocupación", y cánticos de L'Estaca y Els Segadors.

Entre los congregados están el eurodiputado del PDeCAT Ramon Tremosa, el diputado de JxSí en el Parlament Lluís Llach y los presidentes de la ANC y de Òmnium Cultural, Sànchez y Jordi Cuixart. Junto a ellos está el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà, que ha pedido paciencia y civismo a los manifestantes.

"Quieren que haya violencia. No habrá. Quieren y desean que descarrilemos. Nuestra firmeza, nuestra rotundidad, se basa en hacerlo todo contundentemente, cierto, pero cívicamente y pacíficamente. Y ganaremos porque tenemos la fuerza de la razón, de la razón democrática", ha dicho.

Ganaremos porque tenemos la fuerza de la razón, de la razón democrática.Joan Tardà

Tardà ha pedido priorizar el apoyo al presidente y vicepresidente del Govern, a todos los partidos prorreferéndum —sin sectarismos— y a todos los catalanes que quieren votar, independentistas o no. Ha sido interrumpido en medio y al final con largos aplausos y al grito de "Queremos votar".

Se están produciendo también concentraciones a las puertas de otras consejerías y se están convocando protestas en otros puntos de Cataluña.

Al entrar en el Congreso para la sesión de control, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, también ha criticado estas acciones: "Me parece una vergüenza que en este país tenga que haber presos políticos".

EFE
Numerosas personas, entre ellas el diputado y portavoz de ERC Joan Tardá, se concentran

La Guardia Civil incauta unos diez millones de papeletas

También este miércoles por la mañana la Guardia Civil ha incautado casi diez millones de papeletas para votar en el referéndum del 1 de octubre, en el registro de una nave industrial del municipio Bigues i Riells, en Barcelona, han indicado fuentes de la investigación.

Además de las papeletas impresas con el "sí" y el "no", los agentes han intervenido numeroso material electoral para el 1-O que todavía no ha sido contabilizado.

La nave registrada es propiedad de Pau Furriol Fornells, detenido esta mañana por agentes de la Guardia Civil por orden del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona.

Rajoy: "Estaban avisados"

A la misma vez que se desplegaba la operación se celebraba en Madrid a primera hora la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Lo que sucede en Barcelona ha centrado un duro 'cara a cara' entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el diputado de ERC Gabriel Rufián.

El jefe del Gobierno ha apelado a la ley y al Estado Derecho para justificar las primeras detenciones por el referéndum del 1-O. Rufián le ha pedido sacar "sus sucias manos" de las instituciones catalanas.

"Estaban avisados", ha recalcado Rajoy en declaraciones en los pasillos del Congreso y después del cruce de acusaciones. Además, el presidente ha pedido "una rectificación" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que también ha instado a cumplir la ley y dar "marcha atrás" a un reto independentista que ha calificado de "disparate que no conduce a parte alguna".

El intercambio de reproches ha terminado con el abandono del Pleno por parte de los diputados de ERC como muestra de rechazo. Rufián ha recalcado que se ha amanecido con la Guardia Civil frente a casas de "nuestros amigos" y con detenciones de cargos electos catalanes simplemente por sus ideas. Minutos después, los diputados del PDeCAT también han abandonado el Hemiciclo.