TENDENCIAS
12/11/2014 08:47 CET | Actualizado 12/11/2014 08:47 CET

Cinco destinos terroríficos que te dejarán sin aliento (FOTOS)

Sí, ha pasado Halloween y las calabazas ya se están poniendo rancias. Pero el terror, como género y como tendencia, va más allá de una simple fecha. ¡Bienvenidos al turismo terrorífico! Hay a quien le gusta pasarlo mal, sentir ese frío que te recorre los huesos cuando algo te da un susto de muerte e hiperventilar. Ese subidón que provoca el miedo puede llegar a ser adictivo y algunos incluso viajan buscando esa adrenalina. Un yoquéséquequéséyo que no se limita a las típicas fiestas de Halloween por muy conseguidas que estén.

No temas, que no vamos a llevarte a la Isla de las Muñecas, en México, por mucho miedo que dé, ni a la de Hashima, en Japón, más conocida como la Isla Buque de Guerra. Ambas dejan a quien las contempla petrificado. La primera porque está plagada de muñecas amarradas a los árboles y raídas por el paso del tiempo y la climatología; la segunda porque está completamente abandonada y se respira un aire tenebroso que sólo los fantasmas que la habitan pueden provocar.

Sabemos que tu presupuesto es limitado, por eso en Planeta LowCost te vamos a meter miedo sin desplumarte el bolsillo. Hoy nos vamos de turisteo fantasmagórico… Uuuhhhh, ¡qué miedito!

  • La Laguna Negra (Soria)
    La Laguna Negra (Soria)
    PILARGONAL / FLICKR
    Nuestra primera parada es la Laguna Negra, en Soria. Ya el nombrecito se las trae, pero si os animáis a acercaros por allí comprenderéis por qué fue bautizada así. Este lugar es sombrío, siempre rodeado de una neblina y un aura de misterio que te dejan sin aliento y, además, lleva consigo una leyenda que seguramente escucharás si pasas una noche allí. Cuentan que un tal Alvargonzález, a la muerte de sus padres, se encontró con una generosa herencia que le facilitó encontrar el amor. Sin embargo, una mañana salió a pasear y, mientras descansaba a la sombra de un olmo, soñó que sus hijos lo mataban. Al abrir los ojos se dio cuenta de que el sueño se había cumplido y cuatro puñaladas y un hachazo acabaron con su vida.
  • La Iglesia de Zurragamurdi (Navarra)
    La Iglesia de Zurragamurdi (Navarra)
    ALONEIBAR / WIKIMEDIA
    Las brujas de Zurragamurdi no es sólo una fantástica película de Álex de la Iglesia, también es un pueblo de Navarra más conocido como el 'Salem español'. Y hace honor a su sobrenombre, porque allí fueron quemadas once supuestas brujas acusadas de herejía, allá por el año 1610.
  • Las catacumbas (París)
    Las catacumbas (París)
    CÉSAR I. MARTINS / FLICKR
    Si quieres salir un poco de España sin dejarte el sueldo en el intento, vete a París. Sí, no estamos de broma. La ciudad más romántica del mundo esconde algunos secretos escalofriantes, como sus catacumbas. Éstas componen un osario subterráneo con huesos y cráneos colocados a ambos lados de un corredor que provoca en el espectador una sensación de desasosiego propia de cualquier pasaje del terror. Y, si quieres seguir viviendo emociones fuertes, pásate, ya que estás, por algunas de las raves que se celebran cada cierto tiempo en estos túneles llenos de misterio. Y es que lo que no hagan estos franceses…
  • El sanatorio de Agramonte (Zaragoza)
    El sanatorio de Agramonte (Zaragoza)
    MIGUEL ÁNGEL GARCÍA / FLICKR
    Volvemos a nuestro país para vivir una experiencia propia de Iker Jiménez en el sanatorio de Agramonte. Allí, según cuentan, murió asesinado todo su personal durante la Guerra Civil cuando todavía no funcionaba como hospital. Fue Franco quien lo reconvirtió en sanatorio para enfermos de tuberculosis confiriendo al lugar más dramatismo. Si pasas por allí verás las camas donde reposaban los moribundos. Pero esto no termina aquí, hace unos años los nichos de aquellas personas fueron profanados y hay quien asegura que, si colocas una grabadora en alguna de sus estancias, puedes captar lamentos.
  • Raynham Hall (Norfolk. Inglaterra)
    Raynham Hall (Norfolk. Inglaterra)
    WIKIPEDIA
    Y para que no quede todo en casa nos vamos a Inglaterra, en concreto a Raynham Hall, donde según dicen se tomó la mejor foto de un fantasma: la conocida como 'Dama del café'. La protagonista de esta imagen se llamaba Dorothy Twonshend y murió en 1726, supuestamente emparedada por su marido que la encerró en la mansión tras descubrirla con otro hombre.