ECONOMÍA
12/02/2015 10:41 CET | Actualizado 12/02/2015 10:41 CET

Todas las claves del subidón de Aena según Álvaro Nadal

GETTY IMAGES

El jefe de la oficina económica de La Moncloa y secretario de Estado, Álvaro Nadal, ha jugado un papel determinante en la privatización de Aena y ayer no eludió dar explicaciones. Es integrante del consejo de Enaire, vendedor del 49% del operador aeroportuario y primer accionista con el 51%, y aconseja al presidente Mariano Rajoy en materia económica. Asistió en primera línea en la Bolsa de Madrid a la extraordinaria revalorización de la nueva cotizada, junto al presidente de Aena, José Manuel Vargas, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar. Las caras reflejaban máxima satisfacción: llegaban a meta tras sortear un camino no exento de obstáculos. Pero, ¿debía el Estado haber forzado más la máquina a la vista del apetito que se cernía sobre esta privatización?

La impresión de Nadal es que el Gobierno “no debía excederse en el precio”. Se trataba de maximizar los ingresos para el Tesoro al tiempo que se daba recorrido a la acción. Estas son algunas de las claves que Nadal, uno de los pilotos de la OPV, remarcó en un pequeño corrillo en el parqué.

PRECIO RÁPIDAMENTE FULMINADO

Los 70 euros por acción del cierre de ayer de Aena hicieron que la empresa pública tenga el mayor PER del sector, por encima de Aéroports de Paris (ADP), el operador europeo más valorado hasta el momento. También motivó que la tasación inicial fuera ampliamente superada de partida. “No debíamos excedernos en el precio inicial. Ya igualábamos el PER del aeropuerto Charles de Gaulle de París a los 58 euros que marcamos para la OPV; además se ha dado la inusual circunstancia de que hemos lanzado una empresa a Bolsa con prima y no con descuento. La rápida revalorización da idea del apetito de los mayores inversores del mundo por la compañía y de la confianza en la economía española, pero no sería extraño que tras este comportamiento hubiera inversores que quisieran realizar [vender con plusvalías]”. Nadal pedía ayer paciencia para empezar a valorar la trayectoria de Aena en Bolsa cuando acumule varias semanas de cotización y no tanto por su deslumbrante estreno.

CONTROL PÚBLICO

“Aena sigue en manos públicas, entre otras cosas, porque no hay un entramado regulatorio que evite el deshilachamiento de la compañía si se vende más del 49%. El entorno del sector no está tan regulado ni es comparable al que rodea a otras firmas privatizadas como REE o Enagás", señaló el director de la Oficina Económica de Moncloa. Pese a que el Gobierno estudió la venta del 60%, tal y como reconoció ante el Consejo Consultivo de Privatizaciones, se ha quedado en el 49% para garantizar que se mantiene el modelo de gestión en red y no se enajena aeropuertos. Se trata, según suele explicar la ministra de Fomento, Ana Pastor, de primar la misión vertebradora de los aeropuertos deficitarios. Desde el PSOE se asegura que esta es solo la primera fase de la privatización y que el Estado ha mantenido el 51% por una decisión del Gobierno con vista a las Elecciones de finales de año.

VIGILANCIA PRIVADA

La entrada de capital privado en Aena es sinónimo, para Nadal, de control de gestión. “No se darán los desmanes del pasado en inversiones que buscaban rédito político o responder a las demandas de las Comunidades Autónomas. Ahora se vigilará mucho más el rendimiento económico. No podemos jugar con el dinero de los españoles”.

LA MEJOR OPV EN 14 AÑOS

Lo nunca visto con una OPV ha ocurrido con Aena, y eso pese a que su precio ha subido antes de que debutará en la Bolsa. En octubre del año pasado, en el primer intento del Gobierno de sacarla al parqué, se la tasó en un máximo de 8.025 millones. A finales de febrero, elevaron su valoración a 8.250 millones y en la recta final de la privatización, la apuraron hasta 8.700 millones. El precio por acción quedó en el máximo de 58 euros del rango orientativo. El Tesoro ingresa 4.263 millones, ante lo que Álvaro Nadal asegura que no se ha decidido el destino. Las opciones son escasas: impera reducir deuda.

Sin embargo, el que es considerado uno de los hombres de máxima confianza de Mariano Rajoy, considera que la OPV de Aena no tenía una finalidad económica: "Hacía falta porque se mejorará la gestión".

UN DEBUT QUE RECUERDA AL DE INDITEX

El primer cambio en la Bolsa fue a 65,1 euros, pero las órdenes de compra propulsaron el valor hasta un máximo de 70,2 para cerrar con un alza del 20,69%, en los 70 euros justos. Es el mejor debut de una OPV española desde la de Solaria, que subió un 25,3% en junio de 2007, si bien el tamaño no es equiparable. El Estado ingresará 4.263 millones con la venta del 49% –fuentes financieras dan por hecho el ejercicio de la opción de ampliación de la operación green shoe–, mientras que el fabricante de placas solares colocó apenas 260 millones. Una operación más comparable por tamaño es la de Inditex, que colocó unos 2.400 millones en mayo de 2001 y que subió un 22,5% en su primer día.

NÚCLEO DURO

Solo el hedge fund británico The Children’s Investment (TCI) ha mantenido a su representante en el consejo de administración, tras haber entrado con un 6,5% en la OPV. Los March y Ferrovial han quedado fuera, y sus dos puestos en el máximo órgano de gestión de la compañía quedan vacantes. "Habrá que ver cómo se suceden los acontecimientos en los próximos meses", se explicaba Nadal. Y es que es complicado que los inversores privados marquen a los gestores de Aena si no tienen presencia en el consejo.

Ninguno de los 400 inversores institucionales, de máxima calidad, ha conseguido más del 1,2% del capital, y ayer trataron de comprar más papel, como explicó en la puesta de largo bursátil de Aena su presidente, José Manuel Vargas.

EL 95%, INVERSORES EXTRANJEROS

Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras, apuntó que en torno al 95% de los inversores que han acudido a la OPV son extranjeros, y que, de estos, la mitad son europeos. Una parte mayoritaria son norteamericanos, con especial presencia de gestoras estadounidenses, como Fidelity, BlackRock, Vanguard o el hedge fund de George Soros. También han entrado los fondos soberanos de Noruega, Catar, Abu Dhabi y Dubai.

La compañía se coloca como la decimoséptima más valiosa de la Bolsa española con 10.500 millones de capitalización, por delante de Red Eléctrica (10.000) y por detrás de Grifols (11.400). Así, movió 1.076 millones de euros, el 62% de todo el importe negociado por las firmas del Ibex. Desde Afi, Marta Aylagas, considera que este recibimiento es “una muestra de la confianza en la economía española”, aunque considera que con las subidas de ayer Aena ya está en precio.

Pendientes de la campaña estival para bajar tarifas

Miembros de la dirección de Aena abundaron ayer en el discurso de la Ministra de Fomento, Ana Pastor, y explicaron que podrían darse en los próximos tiempos rebajas tarifarias en la red de aeropuertos. “Tenemos congelado durante los diez próximos años el precio máximo que podemos cobrar a las aerolíneas, por lo que no podríamos subir más de lo previsto. Pero nada impide que rebajemos los precios”, explicaba ayer un alto directivo de Aena.

Uno de los invitados al debut bursátil fue el presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, quien aprovechó que la compañía se disparaba en Bolsa para pedir esa rebaja: “Con esta demostración [la revalorización en Bolsa de Aena] y las cuentas saneadas, se trata de que nuestros aeropuertos ganen competitividad”. Al acto también asistieron el presidente de Iberia Express, Fernando Candela, el director general de Easyjet, Javier Gándara, o representantes de Iberia y las patronales del sector.

La demandada moderación tarifaria depende de una mejora en las reservas de slots (en unos días se conocen las de la temporada de verano) y una caída en los costes de la compañía: “La fórmula es automática”, explican desde la compañía. En todo caso, este año ya será complicado ver significativos movimientos tarifarios.

ADEMÁS, EN CINCO DÍAS...

EL HUFFPOST PARA IKEA