TENDENCIAS
09/10/2015 08:18 CEST | Actualizado 09/10/2015 08:18 CEST

Los embajadores Costos apuestan por la Marca España

GTRESONLINE

¿Cuánto puede costar convencer a Anna Wintour para que visite España y de paso a unos cuantos diseñadores de Alta Costura? Hasta ahora mucho dinero, tanto que nadie la había traído, por ejemplo, a la actual Mercedes-Benz Fashion Week (MBFW) ni a la anterior pasarela Cibeles.

Anna Wintour es más que Vogue, ella es Vogue. Y pese a que en Vogue empezaron a tener escalofríos cuando el Diablo se vistió de Prada y se desató la polémica en Condé Nast (empresa editora de la cabecera de moda), esta mujer que es todo personalidad supo hacer de los problemas virtud y ha conseguido seguir siendo la reina de la moda. Pese a no asistir a los desfiles de Madrid o Barcelona, Wintour conoce perfectamente a algunos de los grandes —de nuestros grandes— como la increíble Sybilla, que ha regresado (¡por fin!) a la pasarela de París este mes.

Yo conocí (mejor dicho: quiero decir pasó cerca de mí) a Anna Wintour en el malogrado Queen Sophia Institute de Nueva York. Su presidente era el genial Oscar de la Renta y, hace dos años, la reina Sofia acudió para presidir la última cena de gala del Instituto. El maravilloso edificio en Park Avenue está a la venta desde 2014 por 40 millones de dólares (35 millones de euros).

Aquel día, Wintour llegó, como suele llegar, precedida por un par de asistentes y escondida bajo sus gafas de sol. Estuvo con ellas incluso durante la cena, en el Ballroom de Waldorf Astoria en el que se premiaba a Henry Kissinger y a la aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, entonces Secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Los artífices de apoyar la Marca España no son ni más ni menos que los Embajadores de Estados Unidos en España. La pareja Costos-Smith es una enamorada de nuestro país y sobre todo de su forma de vida y de sus artesanos. Como un torbellino, Michael Smith, uno de los interioristas más deseados de Estados Unidos, ha puesto de moda España en California y en su casa de Tribeca, en Nueva York, siempre tienen tiempo para preparar cenas con representantes españoles. Esta pasión por España tiene una nueva cita en Madrid del 20 al 24 de octubre. Ambos reciben a Martha Stewart, la reina de los muffins, los postres, la jardinería y la televisión estadounidense. Todo un imperio a sus pies, que ha mantenido pese a pasar por la cárcel por tráfico de influencias e información privilegiada en Wall Street.

Martha Stewart probablemente se encuentre en su visita de cuatro día con el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno; empresarios del sector gastronómico y grandes decoradores. Una vez más los embajadores de Estados Unidos en España demuestran su compromiso y cariño por nuestro país, y su capacidad para ayudar a poner en el mapa estadounidense a nuestros empresarios y artesanos.

RECOMENDACIONES DE LA SEMANA:

1. SE DISPARA LA INVERSIÓN EN RETAIL

La inversión en retail alcanzó los 2.588 millones euros al cierre del tercer trimestre de este año, un 42% más que en el mismo periodo de 2014, según datos del informe elaborado por la consultora inmobiliaria JLL. En los nueve primeros meses del año se han adquirido 486 activos en 46 operaciones distintas, siendo los centros comerciales el producto estrella, acaparando el 52% de la inversión.

La consultora estima que la cifra de inversión en retail para todo 2015 supere los 3.000 millones de euros, si bien aún es pronto para vaticinar si se podrá superar el volumen alcanzado en todo 2014, cuando se invirtieron 3.344 millones de euros en este sector. La cifra de inversión del tercer trimestre del año se mueve en volúmenes similares a las de los dos trimestres anteriores. En concreto, entre julio y septiembre de 2015 se llevaron a cabo operaciones por un valor de 819 millones de euros, frente a los 979 millones de euros y los 790 millones de euros del primer y segundo trimestre, respectivamente.

2. UN BIKINI DE 96.000 DÓLARES

El bikini que la Princesa Leia lució en la película de 1983 en la El retorno del Jedi ha sido subastado por 96.000 dólares (85.000 euros). Probablemente uno de los bikinis más caro del mundo, siempre por detrás de los que cada año realiza con oro y diamantes Victoria's Secret. El precio de salida, según la BBC, era de 80.000 dólares (71.000 euros).

3. COMPRAR YAMAHA

Aunque los conceptos de moto y competición van irremediablemente asociados a la japonesa Yamaha, muchos desconocen que la compañía nació como una fábrica de pianos e instrumentos musicales. A esta labor se dedicó en exclusiva hasta que, tras la Segunda Guerra Mundial, la firma decidió emplear su hábil trabajo del metal para la construcción de motocicletas. Actualmente también diseña, produce y comercializa motos de nieve, motos acuáticas, quads y vehículos tipo boogies. Produce además motores y generadores de energía eléctrica para otras firmas como Toyota o Ford, destinados especialmente al sector náutico y deportivo.

 

En lo que va de año la acción de Yamaha se ha revalorizado cerca de un 12%, pasando de cotizar en torno a los 2.400 yenes japoneses (unos 16,80 euros) a hacerlo actualmente en torno a los 2.700 yenes (20 eurod). Tras sucesivas presentaciones de resultados batiendo las estimaciones de mercado, sus títulos alcanzaron su máximo anual (y segundo máximo histórico) el pasado 8 de junio cuando cotizó en los 3.195 yenes japoneses (22,74 euros), momento a partir del cual la situación macroeconómica en Indonesia y la devaluación de su moneda, la rupia, mercado en el que Yamaha mantiene una importante presencia, pasó factura a la firma poniendo en duda sus previsiones y provocando una caída en su cotización.

 

"Para el presente ejercicio, el consenso de analistas estima que Yamaha aumente las ventas un 11% respecto a las de 2014, ejercicio que cerró el pasado 12 de enero, hasta los 12.059 millones de euros . Se estima, además, un fuerte aumento del 40% para el Ebitda. El beneficio neto se espera que alcance los 636 millones de euros (con un margen sobre ventas de 5,3%), lo que significa un aumento del 30% con respecto al obtenido en 2014. Para 2016 las previsiones, aunque en menor grado, continúan siendo positivas. El consenso espera un aumento del 5,4% en las ventas y del 11% en el beneficio neto", asegura Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.