NOTICIAS
18/10/2015 10:40 CEST | Actualizado 18/10/2015 10:40 CEST

9 preguntas que posiblemente te hiciste cuando ibas al cole

"A veces hay mucha poesía en las preguntas de un niño". Con esa máxima, el ilustrador Éric Veillé (Laval, Francia; 1976) agarró sus lápices y se puso manos a la obra. Quería dar respuestas a alguna de esas cuestiones que todos nos hacíamos en nuestra infancia, cuando nuestra vida se dividía entre la casa y el colegio.

El resultado de su trabajo es Les secrets de l'école (Los secretos del cole), un libro que ha sido publicado en castellano por la editorial Blackie Books y que está cautivando a los adultos tanto o más que a los niños. Padres, madres y profesores recuerdan en esas páginas aquellos misterios que les atormentaban cuando eran pequeños. En España, además, la obra cuenta con un prólogo escrito por El Hematocrítico, el famoso usuario de Twitter que es profesor de educación infantil en A Coruña.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

"Para escribir este libro, intenté sumergirme en la mente de un niño que llega a un mundo organizado por adultos, como es la escuela", explica por email a El Huffington Post Veillé, que, para preparase, se sentó en la última fila de una clase de 2º de Primaria y le pidió al profesor, que era amigo suyo, que no le prestara atención.

Dice que también escuchó a las preguntas de su hijo que, por ejemplo, un día le dijo: "Papá, cuando es la hora del cole, ¿todo el mundo va menos los que faltan?" "Me he dado cuenta de que lo que un niño vive en su relación con su maestra (o maestro) es tan rico y está tan ligado a lo que es la escuela que no imagina que su maestra (o maestro) pueda tener vida fuera de la clase", afirma.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

Veillé explica que intentó deslizarse por esos misterios a los que se enfrentan los niños para intentar descubrir sus experiencias y sensaciones y, luego, las transformó en "verdades científicas". "Es ese contraste, lo que hace que este libro pueda ser apreciado por los niños que ya tienen experiencia en la escuela y por los padres y profesores, ya que ellos tienen más perspectiva: han sido niños, y luego padres o maestros", señala, a la vez que afirma que los adultos deberían aprender de los niños "que la imaginación no tiene límites y que todo es posible gracias a ella".

Aquí tienes algunas de esas preguntas a las que Veillé intenta dar respuesta en su libro.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •