TENDENCIAS
14/02/2016 10:07 CET | Actualizado 14/02/2016 10:07 CET

Una novia pasó ocho meses creando toda la decoración para su boda (FOTOS)

STEVE FULLER

Marianne Mercer tuvo una visión muy concreta para su boda, y quiso hacerla realidad con sus propias manos.

"Preparar una ceremonia totalmente do it yourself [hazlo tú mismo] fue realmente emocionante", contó la novia, que vive en Kent (Inglaterra), a la edición estadounidense de The Huffington Post. "Después de comprometernos, tuve una visión del tipo de boda que quería para nosotros. Elegimos una bonita iglesia para la ceremonia y un pueblecito para el banquete. Me encanta el color y no me podía resistir a una brillante paleta de verano". El lugar fue, para ella, un "lienzo en blanco".

La joven de 32 años, que subió al altar en agosto de 2013 con su ahora marido David Miall, elaboró todo, desde la tarta hasta el confeti, en ocho meses, según contó el Daily Mail.

Mercer trabaja como diseñadora gráfica en la editorial Search Press y hasta sacó de su gran día un libro titulado My Handmade Wedding [Mi boda hecha a mano], cuya publicación se espera para mayo de 2016.

Aunque admite que resultó un poco "agobiante a veces", contó con la colaboracion de amigos y familiares. Su suegra la ayudó a hacer las velas perfumadas que regaló como recuerdo de la fiesta, a lo que los invitados correspondieron con galletas y pasteles para el postre.

La novia incluso preparó su propia tarta.

"Parece que a los invitados les gustó mucho la decoración y la belleza de un día tan apacible", contó Mercer al HuffPost. "Tuvimos mucha suerte con el tiempo: hacía un día radiante y soleado, así que también pudimos disfrutar de la decoración exterior. Incluso algunos invitados se llevaron a casa flores de papel. ¡Y hasta la gente del pueblo cogió luego la decoración que quedó!".

El fotógrafo Steve Fuller se hizo eco de los los sentimientos de la novia. "Fue un día increíblemente divertido e informal, que es lo que Marianne y Dave querían", explicó al HuffPost. "En cada boda las fotografías que hago son únicas, y en esta, los escenarios del pueblecito les proporcionaron un lienzo en blanco en el que pudieron incorporar todos los elementos hechos a mano y hacerlo suyo".

Estas son las invitaciones que diseñó Mercer.

Toda la boda costó a la pareja 9.000 libras [unos 11.600 euros], según cuenta el Daily Mail. Pero si echa la vista atrás, Mercer no cambiaría nada.

"Haría exactamente lo mismo", reconoció. "La clave del éxito para una boda DIY consiste en ser muy organizado y hacer listas de todo lo que se necesita hacer, acabar, comprar, organizar, etc. Ambos pasamos un día fantástico y al día siguiente ¡queríamos repetir!".

En la siguiente galería puedes disfrutar de más fotografías de la boda:

  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Steve Fuller
  • Search Press