POLÍTICA
24/06/2021 12:52 CEST | Actualizado 24/06/2021 15:47 CEST

El Gobierno aprueba la relajación de mascarillas: "Las sonrisas vuelven a nuestras calles"

El Consejo de Ministros firma el decreto que pone fin al cubrebocas al aire libre (con distancia) y anuncia la vuelta del público a los estadios la próxima temporada.

Francis Gonzalez/SOPA Images/LightRocket via Getty Images
Playa San Andrés, Málaga.

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el fin de las mascarillas en exteriores, aunque con matices. El decreto firmado por el Gobierno en esta reunión extraordinaria, que entrará en vigor a partir del próximo sábado 26 de junio, establece que la mascarilla al aire libre no será obligatoria, siempre y cuando pueda mantenerse una distancia interpersonal de 1,5 metros, o sin distancia en caso de que esos individuos sean convivientes.

Asimismo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que en el nuevo decreto desaparece el artículo 15.2 de la ley de nueva normalidad, que restringía el acceso de público a los espacios deportivos. De este modo, la próxima temporada de La Liga se celebrará como en la vieja “normalidad” —pero con mascarilla y con un aforo que decidirán las comunidades—. “Volvemos a la normalidad en cuanto a la afluencia de público a nuestros estadios para el comienzo de la Liga y de la ACB”, ha señalado Darias.

 “Las mascarillas dejan paso de nuevo a las sonrisas”

Darias ha explicado que ambas decisiones se toman en base a la buena evolución de los “indicadores” epidemiológicos —aunque la incidencia se ha estancado en 92 casos por 100.000— y a las buenas cifras de vacunación —uno de cada dos españoles tiene ya puesta al menos una dosis y 15 millones tienen ya la pauta completa—. La ministra ha celebrado que, desde este sábado, “las mascarillas dejan paso de nuevo a las sonrisas”. 

La gente, en cualquier caso, tendrá que seguir llevando a mano el cubrebocas por si se producen aglomeraciones en la calle o si van a encontrarse con otras personas. En interiores (transporte público, farmacias, supermercados, bibliotecas, etcétera), seguirá siendo obligatoria, así como en conciertos o eventos al aire cuando los asistentes estén de pie o si, estando sentados, no se puede mantener la distancia interpersonal.

Las residencias, otro lugar donde también se relaja la mascarilla

Desde este fin de semana, la mascarilla también dejará de ser obligatoria en residencias y espacios institucionalizados donde el 80% de los usuarios estén vacunados, aunque sí será de uso obligado para los empleados y los visitantes.

En otros servicios esenciales, por ejemplo en los parques de bomberos, los trabajadores no tendrán que llevarla en sus guardias si el 80% está protegido.

Del mismo modo, tampoco será obligatoria para los pasajeros de un barco cuando estén en cubierta y se pueda mantener la distancia de seguridad.

Nuestras sonrisas volverán de nuevo a nuestras callesCarolina Darias

En todo caso, la ministra de Sanidad ha aconsejado llevar siempre encima una mascarilla “por si acaso”, y ha felicitado a la población por su comportamiento “ejemplar” en este último año con respecto a su uso estricto. “Mis colegas europeos se sorprendían”, ha reconocido.

Darias ve importante que, a medida que mejoran los datos de la pandemia, se flexibilicen también las restricciones. “Nuestras sonrisas volverán de nuevo a nuestras calles”, ha dicho en rueda de prensa.

Algunos epidemiólogos y gobiernos autonómicos ven prematura la medida, pese a que otros países del entorno, como Francia, Italia o Grecia, ya han dado este paso esta misma semana, y pese a que el riesgo de contagio al aire libre y con distancia es anecdótico.

Photo gallery Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU See Gallery

EL HUFFPOST PARA MEETIC