Polémica por la sanción de Madrid contra una directora de un centro de salud crítica

Mar Noguerol, conocida por su defensa de la sanidad pública y la atención primaria, ha sido sancionada con 10 meses sin empleo y sueldo en lo que sus compañeros tachan de “venganza”.
Mar Noguerol, frente a su centro de salud en Fuenlabrada (Madrid).
Mar Noguerol, frente a su centro de salud en Fuenlabrada (Madrid).
CORTESÍA DE MAR NOGUEROL

Cuando el pasado mes de enero se le comunicó a Mar Noguerol que la Gerencia Asistencial de Atención Primaria había promovido la apertura de un expediente disciplinario contra ella, esta médica y directora de un centro de salud en Fuenlabrada pensó que todo se resolvería “formalmente” con unas alegaciones y unos testigos que mostraran que la sanción que le imponían era “injusta y desproporcionada”.

Noguerol es directora del centro de salud Cuzco desde hace seis años, y médica de familia desde hace 25, prácticamente el mismo tiempo que lleva comprometida con la defensa de la sanidad pública y de la atención primaria. Ese compromiso que hace unos años le valió un reconocimiento formal por parte del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid es el que Noguerol cree que le ha llevado ahora a recibir esta sanción.

La mujer se enfrenta a una suspensión de diez meses sin empleo y sueldo por dos incidentes que ocurrieron en 2021 con la contratación de personal administrativo en su centro de salud. Noguerol lo describe como “dos enfrentamientos” puntuales con el servicio de contratación del consultorio, en un momento de pico máximo asistencial por la cuarta ola de covid y en otro de “cambio brusco de normativa” hacia la presencialidad de las consultas.

La Gerencia Asistencial de Atención Primaria y la Gerencia Adjunta de Gestión y Servicios Generales acusan a Mar Noguerol de haber “estado realizando la cobertura de las sustituciones por incapacidad temporal de los profesionales de su centro, en un elevado porcentaje, con los candidatos que elige”, según cita la médica. “Me imputan una supuesta falta grave en base a dos incidentes de dos días, que representan en los últimos cuatro años el 0,1% de todas las bajas en esa unidad”, señala Noguerol.

Nota de apoyo a los sanitarios por parte de los vecinos de Fuenlabrada, en el centro de salud Cuzco, en septiembre de 2020.
Nota de apoyo a los sanitarios por parte de los vecinos de Fuenlabrada, en el centro de salud Cuzco, en septiembre de 2020.
OSCAR DEL POZO via AFP via Getty Images

La médica alega que en todo momento buscó “una suplencia eficiente” en los periodos más complejos, y recuerda que “por supuesto la contratación la realizaron, como siempre, los servicios de contratación de Recursos Humanos”. “Los equipos directivos solamente proponemos suplencias, nunca las ejecutamos, no está entre nuestras competencias hacer contratos”, dice.

“Entendemos que es desmesurado y está fuera de lugar”

Eduardo Olano, médico de familia “desde hace 30 años” en la Comunidad de Madrid y conocedor del caso de su colega, cuenta que este es el primer expediente sancionador que conoce contra una directora de un centro “desde las Mareas Blancas de 2012”. El caso de Mar Noguerol es aún más particular, pues la suspensión no sólo le afecta a sus funciones como directora, sino también como médica. “Nunca había visto algo así”, reconoce Olano. “Entendemos que es desmesurado, que está fuera de lugar”, recalca.

El hecho de que deba cesar también su función asistencial es lo que más escama a Mar Noguerol. “Si alguien ha perdido mi confianza como directora, porque somos cargos por nombramiento, que me cesen de mi cargo directivo. Pero es que me mandan a mi casa también como médico”, lamenta Noguerol, que apunta que en el comunicado sobre su expediente “no se menta” ningún incidente en su actividad como médica.

“Cuando ha habido algún problema, lo que se ha hecho ha sido cesar a los directores”, reitera Noguerol. “En centros de salud no hay ningún antecedente de una sanción de este tipo”, insiste.

“Si alguien ha perdido mi confianza como directora, porque somos cargos por nombramiento, que me cesen de mi cargo directivo”

- Mar Noguerol

A preguntas de El HuffPost, fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid señalan que no pueden “entrar en los motivos” de la sanción y que “eso solo compete a la interesada y la Administración”. Recuerdan, por otro lado, que la Administración tiene “potestad disciplinaria” y “sancionadora” con el fin de “corregir disciplinariamente las infracciones del personal a su servicio cometidas en el ejercicio de sus funciones y cargos”.

Eduardo Olano, por su parte, hace hincapié en que las supuestas ‘irregularidades’ a las que hace referencia el expediente contra Noguerol se enmarcan en momentos de “desbordamiento” de los centros de salud, cuando “nos mandaban profesionales de bolsa sin experiencia y se nos decía que teníamos que poner a otra persona a enseñarles”. “Necesitábamos ayuda ya, entonces Mar toma la decisión de proponer a personas que han trabajado en su centro, que sabe que tenían experiencia”, apunta Olano. “Era imprescindible que tuvieran conocimiento, no había tiempo ni manos para enseñar a nadie”, arguye Noguerol.

Cola para acceder al centro de salud Cuzco, en Fuenlabrada, Madrid, en septiembre de 2020.
Cola para acceder al centro de salud Cuzco, en Fuenlabrada, Madrid, en septiembre de 2020.
OSCAR DEL POZO via AFP via Getty Images

En apoyo a Mar Noguerol

Sus compañeros ya han salido a defenderla por varios medios: a través de dos cartas firmadas “unánimemente” por los profesionales que conforman su centro de salud; por medio de tres comunicados que suscriben, respectivamente, la asociación AP se mueve, la Plataforma de Centros de Salud de Madrid y la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid; con una recogida de firmas en apoyo a Noguerol y con la convocatoria de una concentración a las puertas de su consultorio en Fuenlabrada para este viernes, a las 19 horas.

Algunos colegas de Mar Noguerol ven este episodio como “una caza de brujas” y como un “aviso a navegantes” para los defensores más visibles de la sanidad pública y la Atención Primaria –Noguerol ha intervenido en televisión en varias ocasiones para denunciar la situación de este servicio en Madrid–.

En Twitter también han salido algunas voces significativas a denunciar la situación de Mar Noguerol y mostrarle su apoyo. Yolanda Fuentes, ex directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, ha destacado “la gravedad de estos hechos”; “sólo quieren súbditos bajo la ley del silencio”, denuncia.

Javier Padilla, médico de familia y diputado de Más Madrid en la Asamblea, califica el episodio de “caciquismo” y “despropósito”. Destaca el compromiso de Noguerol “con sus pacientes y compañeros de centro de salud”, y ha anunciado que pedirán explicaciones en la Asamblea de Madrid sobre este expediente.

A estas críticas se ha sumado el también médico de familia Vicente Baos, que reivindica “el compromiso, la honradez y la cercanía” de Noguerol frente a cómo “se las gastan” los responsables de su sanción.

“Suena a venganza”

Eduardo Olano describe la situación que viven los médicos de atención primaria como una “gota malaya”. “Es como trabajar con unos jefes que lo que quieren es cerrar tu empresa”, dice. A su compañera Mar la define como “un titán”. Pero añade: “Está muy fastidiada”.

“Mar está luchando porque sabe que es injusto, pero tiene 62 años, le quedan tres para jubilarse, y le proponen una sanción que pueden aplicar cuando les dé la gana, que pone su nombre en entredicho. Además, cuando se incorpore, se incorpora sin destino, estando a punto de jubilarse. Es algo muy duro, y no parece casual”, sostiene Olano. “Suena a venganza”, defiende. “Y el daño va a ser irreparable. Para los compañeros, para los pacientes, y para el nombre de Mar”.

“El daño va a ser irreparable. Para los compañeros, para los pacientes, y para el nombre de Mar”

Noguerol tiene la sensación de que la resolución de su expediente “es simplemente un instrumento para ejecutar un castigo ya preconcebido”, y ante el que apenas existe posibilidad de defensa. “Da igual lo que digas, porque en todas las contestaciones te van haciendo cortapega y no te dejan alegar nada”, señala.

“No permitirán que manchen mi nombre ni mi trayectoria”

Al agotar el procedimiento del expediente disciplinario, Noguerol está “en proceso de recurso de alzada”. “Espero que en la Viceconsejería de Sanidad [a la que va dirigido este recurso] haya más cordura”, dice.

A la espera de que todo se resuelva –“tendrán que demostrar con los contratos en la mano si ha habido irregularidad”–, Noguerol sigue “al pie del cañón, como todos los días”, “comprometida con mis pacientes y con mi trabajo”. Habiendo este verano una “situación crítica de médicos” en la Comunidad de Madrid, la directora del centro de salud lamenta que ni siquiera los responsables hayan tenido esto en cuenta a la hora de imponerle esta sanción. “Parece que les da igual un médico menos”, sostiene.

Tampoco han importado mucho “los dos años de pandemia dejándome la piel, desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde”, prosigue Noguerol. “Yo he sido una cara y una voz visibles en defensa de la sanidad pública y de la atención primaria durante muchos años. Y esta es su particular vendetta”, dice. “Pero la gente me conoce, me quiere y me respeta. No van a permitir que manchen mi nombre ni mi trayectoria”.

Acción artística de Yolanda Domínguez para Médicos del Mundo

Fotos de "Así nos deja la Sanidad"