POLÍTICA

Peligros, un pueblo contra los desahucios

16/07/2012 14:02 CEST | Actualizado 25/07/2012 22:34 CEST
Izquierda Unida

El Ayuntamiento de Peligros, en Granada, le ha echado un órdago a la entidad bancaria Caja Granada retirando todas las cuentas del consistorio de la entidad financiera ante la negativa de esta de detener los desahucios.

"Desde el Ayuntamiento de Peligros vamos a tratar, dentro de los límites que nos permite la ley, parar los desahucios. Como institución estamos limitados pero no vamos a dejar de luchar contra lo que nos parece una de las mayores injusticias de nuestro tiempo", afirma con rotundidad por teléfono a El Huffington Post, José Antonio Paniagua Guzmán, teniente de alcalde y consejero local de participación ciudadana de la corporación.

LA LUCHA

Este hecho es un paso más en la lucha que este municipio metropolitano, gobernado por Izquierda Unida y Alternativa Democrática de Peligros (ADP) inició hace unos meses.

En febrero, el Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción contra los desahucios por motivos económicos, declarando el municipio libre de estos procesos. A raíz de esa decisión, tanto el consistorio como los peligreños, junto las iniciativas de STOP DESAHUCIOS y el movimiento 15-M han desarrollado todo un proyecto de apoyo a las familias que ya se encuentran en una situación límite de expulsión de sus viviendas.

José Antonio parafrasea las palabras del alcalde de Peligros, Roberto García, antes de romper con Caja Granada: "Nuestro deber como Ayuntamiento es estar con nuestros vecinos, al lado de quienes peor lo pasan. Con los que no tienen trabajo, llevan meses en paro y son víctimas de un sistema especulativo que no ve personas sino números. Personas que se ven expulsadas de sus casas por no poder pagarlas pero tienen que seguir pagando la letra al banco".

A partir de la moción aprobada en febrero la corporación ofrece asesoramiento jurídico gratuito a los afectados. "Por el momento son una veintena de personas las que se encuentran en una situación muy complicada", declara José Antonio. La corporación espera que el banco que amenaza a estas familias por impago "se muestre compresivo y colaborador" con su situación y "se pueda renegociar la deuda", manifiesta el teniente alcalde.

Desde el Ayuntamiento de Peligros esperan que otras corporaciones se sumen a su iniciativa "porque entre todos podemos cambiar las cosas, pero hay que luchar por ellas": "Nada será suficiente hasta que se cambie la ley vigente". "Nosotros somos muy peligrosos", declara entre risas José Antonio antes de colgar.