NOTICIAS

Rafa Nadal sufre el síndrome de Hoffa en la rodilla izquierda, curable al 100% según los expertos (FOTOS)

17/08/2012 19:41 CEST | Actualizado 18/08/2012 12:17 CEST
MONTSERRAT DÍAZ / EFE

Rafa Nadal ha explicado este viernes que la lesión que padece en la rodilla izquierda y que le ha impedido disputar los Juegos Olímpicos y el Abierto de Estados Unidos se llama síndrome de Hoffa y consiste en una inflamación de la zona de tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano.

"A estas alturas de mi carrera, el ránking no es lo más importante, sino recuperarme bien y a día de hoy mi rodilla no está preparada para competir en un Gran Slam. Voy a intentar recuperarme lo antes posible para volver con muy buenas sensaciones, con garantías de poder competir y entrenar todo lo mejor que sé", ha precisado Nadal, quien no sabe si estará listo para las semifinales de la Copa Davis, que se disputarán en Gijón ante Estados Unidos, del 14 a 16 de septiembre. "Voy a hacer lo posible para recuperarme cuanto antes, si el capitán cuenta conmigo mi ilusión sería estar", ha declarado.

El tenista ha precisado, además, que la lesión actual no es la misma del tendón rotuliano que ha tenido en el pasado. "Es algo diferente y creo que esto es positivo porque los tendones están muy recuperados comparados a como estaban hace tres años", ha apuntado.

Ha recordado que arrastra las molestias desde hace tiempo. "Se ha ido controlando hasta Roland Garros, después el dolor ha ido a peor, evidentemente. La temporada ha sido muy dura desde Indian Wells hasta finales de Roland Garros; prácticamente he jugado todos los partidos posibles con muy buenos resultados hasta hoy".

CURABLE AL 100%

El suizo Roger Federer, número 1 del mundo, había asegurado que la lesión de Nadal era preocupante. "Me dijo que no pintaba nada bueno", aseguró. Pese a todo, el el doctor Fernando Sáez, del equipo Artros Traumatólogos en la Clínica Los Manzanos-Viamed La Rioja, ha asegurado en declaraciones recogidas por Euyropa Press que el síndrome de Hoffa se puede curar "al 100%".

"No es una enfermedad incurable, al contrario, se puede recuperar al cien por cien", dijo el traumatólogo, quien detalló que la lesión se da "sobre todo en jóvenes deportistas" a consecuencia de "repetidos microtraumatismos", ejemplificando con los bruscos frenazos que un tenista debe realizar en sus cambios de dirección sobre la pista.

"Produce un dolor en la parte anterior de la rodilla y una pérdida de movilidad en la actividad deportiva", analizó Sáez, tras señalar que el tiempo de recuperación "depende de muchas cosas, como la intensidad de la inflamanción o las lesiones anteriores de rodilla", la articulación que más problemas ha dado a Nadal a lo largo de su carrera.