INTERNACIONAL

Así son los debates en EEUU: con preguntas y derecho a revisar si el candidato lleva 'chuletas'

16/10/2012 13:23 CEST | Actualizado 16/10/2012 13:42 CEST
EFE

Cada uno de los aspirantes a la presidencia tendrá derecho a "un camerino disponible con las dimensiones adecuadas que permita el aislamiento del candidato y espacio adecuado para su equipo". También a un fotógrafo o un maquillador personal, lápices, bolígrafos o hojas para tomar apuntes del tamaño y color que prefiera. Son especificaciones como esas, fijadas en largos y minuciosos documentos, las que caracterizan en la actualidad a los debates electorales. En este caso, están tomadas de un acuerdo de 21 páginas rubricado por altos cargos de la campaña de Barack Obama y Mitt Romney, que en la madrugada de este miércoles vuelven a medir sus fuerzas. Sin embargo, hay elementos distintivos respecto a los debates que se celebran en España.

Hay preguntas.

Se trata de la mayor diferencia entre los debates de EEUU y los que han enfrentado en el pasado a Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, o más recientemente al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y los aspirantes Pachi Vázquez (PSOE) y Francisco Jorquera (BNG).

En los tres debates presidenciales y en el que se celebró entre los candidatos a vicepresidente, el moderador tiene libertad para hacer las preguntas que considere oportunas, sin censura previa y con derecho a repreguntar a uno de los contendientes o pedirle concreción.

Además, en uno de ellos, el que se celebra en la madrugada de este miércoles, parte del público podrá hacer preguntas sobre los temas que se tratan, sin ser seleccionadas ni por los candidatos ni por la organización del debate, sino sólo por el moderador, quien no podrá aleccionar a los ciudadanos que tomen la palabra. Una vez que la pregunta esté formulada, no habrá derecho a repregunta (ni del ciudadano ni del moderador) y los candidatos tendrán varios turnos de dos minutos para responder y debatir entre ellos.

Además de las preguntas, estos son los otros puntos clave de los debates:

Prohibido llevar 'chuletas'. A diferencia de los debates en España, donde los candidatos suelen llevar gráficos o fotografías, en EEUU están prohibidos. "Los apoyos, notas, gráficos, diagramas, otros escritos o objetos tangibles no podrán ser llevados al debate por ningún candidato, incluyendo dispositivos electrónicos. Antes de cada debate, la Comisión [organizadora] verificará de manera apropiada que los candidatos han cumplido con esta subsección".

Sin discurso inicial. Es otra de las diferencias con los debates españoles. Primero, las respuestas a las preguntas. Los discursos a cámara y preparados previamente quedan para el final en tres de los cuatro debates.

Sin preguntas al rival. Aunque se trata de contraponer ideas, las preguntas directas no debe hacerlas el candidato, según las normas. Quedan reservadas al moderador y los ciudadanos participantes.

Cómo dirigirse a los candidatos. El moderador sólo podrá dirigirse a Obama como "señor presidente" o "presidente Obama", mientras que Romney será "gobernador" o "gobernador Romney".

Sin moverse. Los candidatos no podrán desplazarse de sus sillas o sus podios en ningún momento.

Las cámaras. Estarán fijas y no podrán sacar a las familias del candidato o el público. Al principio recogerán el apretón de manos entre los aspirantes, que entrarán al mismo tiempo al escenario.

Una hora de explicación previa. Los candidatos tendrán derecho a una hora de explicación o 'briefing' previo al debate. También en ese aspecto el orden se decidirá con una moneda.

Todos los objetos, perfectamente estudiados. La altura del podio, las sillas, el diseño de la mesa, el lugar donde posar un vaso de agua o las notas está acordado. También el color del escenario o la temperatura.

Presencia de la prensa. Cada campaña puede acreditar a 80 periodistas para que cubran el debate.

Debate presidencial entre Barack Obama y Mitt Romney

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos en campaña

Los vídeos del debate Romney-Obama

OFRECIDO POR NISSAN