INTERNACIONAL

Dimite Annette Schavan, ministra alemana de Educación y Ciencia, por el supuesto plagio de su tesis doctoral

09/02/2013 15:15 CET | Actualizado 09/02/2013 15:23 CET
AFP

¿Sucedería lo mismo en España? La canciller alemana, Angela Merkel, anunció este sábado la dimisión de su ministra alemana de Educación y Ciencia, Annette Schavan, por el escándalo en torno al presunto plagio de su tesis doctoral (hace 33 años), en una comparecencia conjunta ante los medios.

"Con dolor de corazón he aceptado la dimisión" de Annette Schavan, la "mas reconocida y prestigiosa ministra de Educación y Ciencia" en la historia de Alemania, dijo Merkel al comunicar el abandono del cargo por parte de una de sus mas estrechas colaboradoras y amiga personal de confianza.

Merkel subrayó que Annette Schavan ha dirigido de manera competente durante los últimos siete años el Ministerio de Educación y Ciencia de Alemania, a lo que hay que sumar sus diez años como titular de ese cargo en el Gobierno del Estado federado de Baden Württemberg.

"El cargo no puede sufrir daños", dijo Schavan a la hora de explicar su dimisión, con la que pretende también evitar perjudicar el trabajo del Gobierno y su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) que dirige Merkel, embarcada ya en la campaña electoral para las elecciones legislativas de septiembre próximo.

TÍTULO INVALIDADO

El pasado martes el consejo académico de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Düsseldorf invalidó el título de doctor de Schavan obtenido hace 33 años por su tesis "Persona y consciencia" al considerar probado que incluyó en el texto "de forma sistemática y premeditada" un trabajo intelectual que no era suyo.

La canciller reveló que Schavan le ofreció su dimisión la pasada noche y anunció que su sucesora será la actual ministra de Educación y Ciencia en el Estado federado de la Baja Sajonia, la también cristianodemócrata Johanna Wanka.

La dimisión de Schavan se produjo tan solo horas después de retornar anoche de un viaje oficial a Sudáfrica a la vez que Merkel regresaba de Bruselas y tras una conversación telefónica entre ambas a última hora del viernes y un encuentro personal esta misma mañana.

La ya exministra comunicó inmediatamente después del anuncio de la Universidad de Düsseldorf que recurriría por vía judicial contra la decisión académica, aunque este proceso puede alargarse meses, cuando no años. Un día después, Merkel expresaba por boca de su portavoz, Steffen Seibert, su "absoluta confianza" en Schavan, cuyo trabajo como ministra la canciller valora "de manera extraordinaria", aunque comentó que ambas hablarían sobre la polémica a su retorno de Bruselas y Sudáfrica.

UN 60%, A FAVOR DE LA DIMISIÓN

Un 60% de los alemanes apoyaban la dimisión de la ministra cristianodemócrata según una encuesta publicada por el semanario Die Zeit, al considerar que su cargo de titular de Educación y Ciencia no era compatible con las acusaciones de plagio, aunque estas se vean rebatidas finalmente por los tribunales.

Schavan es el segundo ministro alemán que dimite por un escándalo de plagio académico tras el caso del que fuera ministro de Defensa Karl Theodor zu Guttenberg, aristócrata bávaro y hasta entonces el político mejor valorado del Gobierno de Merkel, quien tras un largo tira y afloja dimitió en marzo de 2011.

Poco antes la universidad de Bayreuth le había retirado el título académico de doctor en derecho por la multitud de citas plagiadas descubiertas en su tesis y que habían sido denunciadas en una web dedicada a cazar a famosos con doctorados dudosos, la misma que este otoño levantó el caso Schavan.

Hace algo más de un año y medio, año y medio se produjo una dimisión en similares circunstancias del que fuera titular de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, que en esos momentos era la estrella del gobierno de Angela Merkel.

NOTICIA PATROCINADA