POLÍTICA

Rajoy comparece ante el PP: España crecerá en 2014 "con claridad" y se compensarán "los sacrificios"

03/04/2013 12:55 CEST | Actualizado 03/04/2013 13:29 CEST

Optimismo en diferido. Mariano Rajoy ha prometido en la mañana de este miércoles una mejoría económica, aunque no llegará pronto. "El año '13' aún será duro", aseguró, en referencia a este ejercicio. Pero todo cambiará el año que viene. "En el año '14' la economía española crecerá con claridad, empezaremos a crear empleo y los españoles notarán resultados tangibles de los sacrificios que han hecho", ha dicho.

En una comparecencia ante la junta directiva del Partido Popular en la que no ha habido mención alguna a la crisis provocada por la 'contabilidad B' del extesorero del PP Luis Bárcenas, el presidente del Gobierno defendió su política económica sin tener que responder a las preguntas de la prensa. Siempre a distancia, separado de los periodistas, que seguían su intervención a través de un monitor.

El también máximo responsable del PP ha cargado además contra los activistas que protagonizan escraches ante domicilios de dirigentes del PP y contra el anterior Ejecutivo por no tomar medidas para paliar el efecto de los desahucios.

"La intimidación no puede ser nunca una forma de participar en los asuntos públicos", ha advertido, porque "es contraria a la democracia". Según Rajoy, el PP no es responsable de la situación de los desahuciados, porque "antes nadie hizo nada. Nada. Antes, nadie protestaba. Nadie", dijo en referencia a a la anterior legislatura, cosechando un aplauso. Para Rajoy, los activistas antidesahucios persiguen al PP simplemente por ser el PP. "¡Ese es su pecado, ser elegido por la mayoría de los ciudadanos!", clamó. "La mayoría no puede ser ameazada por una minoría", añadió.

CORRUPCIÓN: "EN TODAS PARTES BROTAN MALAS HIERBAS"

Sobre la corrupción, el presidente se ha limitado a repetir sus propuestas, hechas en el último Debate sobre el Estado de la Nación, pendientes todavía de negociación con otras fuerzas políticas. Sin embargo, Rajoy ha admitido que se trata de un problema que "genera alarma justificada. Preocupa a los españoles y con razón".

"Toda corrupción es inaceptable, cualquier corrupción", ha dicho sin citar a Bárcenas. En ese sentido, "cuando este partido ha tenido conocimiento de alguna irregularidad demostrada, ha actuado", en referencia a la formación conservadora. La responsabilidad de los partidos es atajar la corrupción "en todas partes donde brotan malas hierbas", ha dicho.

LA REFORMA LABORAL ESTÁ FUNCIONANDO

A pesar de que el paro ha aumentado en más de 300.000 personas desde la implantación de la reforma laboral, Rajoy ha defendido su decisión. "El 54% de los empleos privados destruidos el año pasado fue en el primer trimestre", se consoló el presidente. "El incremento del paro, que lo hubo tal y como habíamos previsto, el 53% fue en el primer trimestre, cuando todavía no había reforma laboral", ha dicho ante la plana mayor de su partido.

Aunque Rajoy defiende a capa y espada su reforma laboral, ni él "ni nadie puede estar satisfecho de la situación laboral" porque todavía no ha logrado crear puestos de trabajo, en sus palabras.

¿PREFERENTES? LA HERENCIA RECIBIDA

El presidente del PP también hizo referencia vagamente a la crisis de las participaciones preferentes, adquiridas por miles de ahorradores en ocasiones con información limitada o tergiversada. Rajoy lo ha achacado al Gobierno anterior y se ha limitado a asegurar que está haciendo todo lo que puede. "Este asunto de las preferentes no es una responsabilidad del PP, es responsabilidad de quien en su día tendría que haber supervisado y no lo hizo", ha advertido. "El PP está haciendo todo lo posible dentro de los límites de la legislación europea" para arreglarlo, según él.

RAJOY EN PLASMA

La intervención de Rajoy no ha incluído comparecencia alguna ante los periodistas y la retransmisión del Partido Popular tampoco mostró intervenciones de otros líderes del PP. Se ha tratado, una vez más, de una intervención que la prensa siguió a través de una pantalla de plasma.

En lo que va de año, Rajoy no ha concedido ni una sola rueda de prensa. La última fue el 28 de diciembre, cuando compareció en La Moncloa para hacer balance de su primer año al frente del Ejecutivo. Tras esa comparecencia, el presidente ha aparecido en el Parlamento y sólo ha respondido a los periodistas cuando así se lo requirieron mandatarios extranjeros con los que se reunió fuera de España.

El plasma de Rajoy

Montajes del discurso de Rajoy