INTERNACIONAL

Evo Morales en Viena: Austria le deja marchar pasando por España tras 12 horas retenido

03/07/2013 10:19 CEST | Actualizado 01/09/2013 11:12 CEST

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ya puede volver a casa. Su homólogo austríaco, Heinz Fischer, ha anunciado que permitirá el despegue de su avión, retenido durante más de 12 horas en Viena por sospechas de que pudiese viajar con Edward Snowden, el exanalista de EEUU y revelador de secretos.

El incidente ha provocado todo un conflicto diplomático entre Bolivia, varios países de América Latina y los socios europeos que detuvieron el avión y cerraron su espacio aéreo. Entre ellos se encuentra España, que a primera hora de este miércoles ha autorizado el sobrevuelo en territorio español y la escala técnica en Las Palmas de Gran Canaria del avión del presidente boliviano.

Durante varias horas, varios países europeos, entre ellos Francia, Italia, Portugal o España, temieron que Morales viajase con Snowden, al que habría recogido en Moscú, donde el presidente de Bolivia estaba de visita.

Morales aseguró sentirse "secuestrado" y negó todo contacto con el exanalista de EEUU. "Jamás lo vimos (en Moscú)" y "para nada" hablaron de él con las autoridades rusas, dijo el presidente boliviano.

El ministro de Defensa de Bolivia, Rubén Saavedra, apuntó directamente a EEUU. "Esto fue orquestado, amañado por el departamento de Estado de Estados Unidos, que utilizando algunos países europeos ha provocado esta situación, con la sospecha de que en el avión presidencial estuviera el señor Snowden", dijo. "Lo que queremos es denunciar la actitud abusiva, prepotente y discriminadora de las autoridades del Gobierno de Francia, especialmente, y también de Portugal, que no han permitido que el avión presidencial del Estado boliviano pudiera cumplir su itinerario", añadió.

EL EMBAJADOR ESPAÑOL TRATÓ DE ENTRAR AL AVIÓN

En declaraciones a los medios, Morales dijo que durante la madrugada el embajador español en Viena, Alberto Carnero, acudió al aeropuerto con la petición de acceder al avión.

"Me pidió tomar un café dentro del avión para ver el avión. Y, en el fondo, querer controlarlo. Dije que no puede, por normas internacionales. Además, no soy un delincuente como para que controlen el avión".

LA OEA, "PROFUNDAMENTE MOLESTA"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó su "profunda molestia" por la decisión de impedir el vuelo. "Nada justifica una acción de tanto irrespeto por la más alta autoridad de un país", dijo.

"Los países involucrados deben dar una explicación de las razones por las cuales tomaron esta decisión, particularmente porque ello puso en riesgo la vida del primer mandatario de un país miembro de la OEA", ha instado.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, también expresó su indignación a través de Twitter.

En similares términos se ha pronunciado Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Cuba consideró por su parte un "acto inadmisible, infundado y arbitrario" no permitir el paso. "Ofende a toda la América Latina y el Caribe", según un comunciado de la cancillería.