INTERNACIONAL

Yelena Isinbayeva, la atleta que defendió la ley antigays de Putin, dice haber sido "malinterpretada"

16/08/2013 11:56 CEST | Actualizado 16/10/2013 11:12 CEST
EFE

Yelena Isinbayeva, la campeona del mundo en salto con pértiga, ya no carga contra los que critican la represión de los homosexuales en Rusia. Tras unas polémicas declaraciones en las que apoyó la nueva ley que prohibe la información sobre distintas orientaciones sexuales a menores, Isinbayeva asegura que se le ha entendido mal.

"Me opongo a toda discriminación contra los homosexuales", aseguró en un comunicado, según la agencia AFP. "El inglés no es mi primera lengua y creo que he podido ser malinterpretada cuando me expresé" este jueves al respecto.

El problema es que cuando se expresó fue bastante clara. Oponerse a la ley de Vladimir Putin "es una falta de respeto hacia nuestro país, hacia nuestro ciudadanos, porque nosotros somos rusos. Tal vez somos diferentes a otros europeos y gente de otros países", dijo este jueves. "Si permitimos que (los gays) promuevan y hagan todo eso en la calle estaríamos muy preocupados por nuestro país, porque nos consideramos gente normal. Simplemente vivimos hombres con mujeres y mujeres con hombres. Viene de la historia. Nunca hemos tenido ningún problema ni queremos tenerlo en el futuro", añadió la atleta.

Este viernes, el tono es otro. "Lo que quería decir es que la gente debe respetar la ley de otros países, especialmente cuando son invitados", en su opinión.

La ley rusa, acompañada de la pasividad ante las agresiones a homosexuales, ha levantado una gran polémica y llamadas al boicot en diversos países.