INTERNACIONAL

Putin firma el tratado de anexión: "Crimea ha sido y seguirá siendo Rusia"

18/03/2014 13:14 CET | Actualizado 18/03/2014 14:44 CET

Otro paso más. El presidente ruso, Vladímir Putin, y los líderes de Crimea y Sebastopol han firmado el acuerdo bilateral por el que se acoge a esta zona en el seno de la Federación Rusa.

La firma ha tenido lugar en una ceremonia solemne ante el pleno del Parlamento ruso y los jefes de todas las regiones rusas reunidos en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin. Además, Putin ha pedido este martes al Consejo Federal, el Senado ruso, que acepte la anexión después de que sus ciudadanos hayan expresado su deseo de que esto ocurra en un referéndum.

Tras subrayar que los crimeos han expresado su "libre voluntad" de entrar a formar parte de la Federación Rusia, ha incidido en que "ahora le corresponde a Rusia tomar la decisión política" de aceptar su adhesión. En este sentido, ha pedido "ratificar el tratado sobre la aceptación de Crimea y Sebastopol como parte de Rusia".

EL FUTURO DE CRIMEA

En virtud de la firma, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro), se han convertido automáticamente en sujetos de la Federación Rusa.

En el tratado se señala que los habitantes de Crimea adquieren la nacionalidad rusa, si "en el plazo de un mes" no declaran su voluntad de mantener su actual nacionalidad.

El acuerdo también contempla la celebración de elecciones regionales en Crimea y municipales en Sebastopol en septiembre de 2015.

Hasta entonces, las autoridades actuales de Crimea seguirán ejerciendo el poder. Se establecen tres idiomas cooficiales en el territorio de la península: ruso, ucraniano y crimeano-tártaro. Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60% rusos, 24% ucranianos y 12% tártaros.

"CRIMEA HA SIDO Y SEGUIRÁ SIENDO DE RUSIA"

Durante su discurso, Putin ha afirmado que "Crimea siempre ha sido y seguirá siendo" parte de Rusia, al intervenir ante el pleno del Parlamento ruso, reunido en el Kremlin, para anunciar su decisión sobre la entrada de la península.

Putin ha sido recibido a su llegada con una enorme ovación por los diputados y senadores en la Sala San Jorge del Kremlin, donde también estaban presentes los líderes de la rebelde autonomía ucraniana que aprobó su paso a Rusia en un referéndum el domingo.

Este discurso de Putin llega después de que haya firmado un borrador de tratado de adhesión de esta zona a Rusia y diese su visto bueno al decreto que reconoce la independencia de la península respecto a Ucrania.

UNA CONSULTA "HISTÓRICA"

El mandatario ha aseguardo que hoy se decide "una cuestión de vital importancia" para Rusia, después de calificar de "histórica" la consulta celebrada el 16 de marzo en Crimea y que arrojó un 97% de votos a favor de la unión con Rusia.

Putin se ha apoyado en estos resultados, así como en la historia de Crimea, para argumentar su intervención, y se ha referido a los valores comunes que comparte la península con Rusia.

"En Crimea están las tumbas de los soldados rusos, y la ciudad de Sebastopol es la patria de la Flota del mar Negro", ha señalado, en medio de estruendosos aplausos de los diputados, muchos de ellos con la cinta patriótica de San Jorge prendida en sus solapas.

También ha incidido en la posición del Kremlin, que considera ilegítimo al actual poder en Ucrania, y ha añadido que muchos órganos estatales ucranianos están en manos de radicales.

Crimea celebra el resultado del referéndum

El referéndum en Crimea