INTERNACIONAL

Obama envía 350 militares más a Irak para proteger a su personal en Bagdad

03/09/2014 07:24 CEST | Actualizado 03/09/2014 10:12 CEST

Estados Unidos enviará 350 militares más a Irak para proteger sus instalaciones y personal en Bagdad sin que asuman en ningún caso un rol de combate, según ha informado este martes la Casa Blanca.

"La petición (del Departamento de Defensa) aprobada por el presidente (Barack Obama) permitirá abandonar Irak a algunos de los militares desplegados previamente, al tiempo que reforzará la seguridad de nuestro personal e instalaciones en Bagdad", explicó la Casa Blanca en un comunicado.

Con este nuevo envío el personal militar de EE.UU. en Irak ya sumará más de un millar, una presencia reforzada desde que estalló la actual crisis con los yihadistas del Estado Islámico (EI) hace un mes. "Este envío se suma a los refuerzos para garantizar la seguridad de la embajada (en Bagdad) anunciados el 15 de junio y el 30 de junio y arroja un total de 820 personas encargadas de aumentar la seguridad diplomática en Irak", explicó el Departamento de Defensa en un comunicado.

Asimismo, 55 militares que están en Bagdad desde junio abandonarán Irak "aunque estarán preparados para actuar en otras contingencias de seguridad en la región si es necesario", añadió el Pentágono.

NO CONFIRMA LA VERACIDAD DEL VÍDEO DE LA DECAPITACIÓN

El anuncio del nuevo envío de soldados a Irak se divulgó horas después de que el Estado Islámico (EI) se atribuyera el supuesto asesinato de un segundo periodista estadounidense, Steven Sotloff, y difundiera su presunta decapitación en un vídeo que el Gobierno de EE.UU. investiga para comprobar su autenticidad.

Apenas trece días después de que el EI hiciera público un vídeo que mostraba la decapitación del periodista estadounidense James Foley, la organización de inteligencia Site, que sigue la pista a los movimientos de grupos yihadistas, publicó presuntas imágenes del asesinato de Sotloff por un terrorista del EI.

En el vídeo, titulado Un segundo mensaje a Estados Unidos, el verdugo de Sotloff afirma que su asesinato se debe a los ataques selectivos del Gobierno estadounidense contra posiciones del EI en Irak, y amenaza de muerte a un tercer rehén, el británico David Cawthorne Haines.

No obstante, el Pentágono ha asegurado que mantendrá sus ataques aéreos contra posiciones del EI en Irak el tiempo que considere necesario para expulsar a la milicia extremista de posiciones estratégicas.

CONDENA DE LA ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, ha condenado este martes en la ciudad neozelandesa de Auckland la supuesta decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por las milicias yihadistas.

Ban ha calificado de "brutal" la decapitación de Sotloff, y pidió que "los responsables comparezcan ante la justicia", en un discurso público dado tras recibir el título honorario de doctor en leyes en la Universidad de Auckland, según la cadena de televisión TVOne de Nueva Zelanda.