INTERNACIONAL

El Estado Islámico destruye ahora la antigua ciudad de Hatra, Patrimonio de la Humanidad

07/03/2015 16:07 CET | Actualizado 07/03/2015 16:07 CET
AP

La barbarie cultural no cesa. Miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) destruyeron y saquearon este sábado la ciudad de Hatra, de hace más de 2.000 años y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el norte de Irak, denunció el Ministerio iraquí de Turismo y Antigüedades.

Antes de derribar los muros, se han llevado todo lo que contenía de valor, piezas milenarias de oro y plata.

Este ataque contra Hatra, capital del reino de los partos, se produce después de que el jueves los yihadistas arrasaran con la ciudad asiria de Nimrud, y una semana antes destruyeran el Museo de la Civilización de Mosul, todos ellos en la provincia septentrional de Nínive.

La Unesco había urgido este viernes a detener la destrucción del patrimonio. "No podemos permanecer en silencio. La destrucción deliberada de patrimonio cultural supone un crimen de guerra. Pido a todos los líderes políticos y religiosos de la región que se levanten y recuerden a todos que no hay absolutamente ninguna justificación política y religiosa para la destrucción del patrimonio cultural de la Humanidad", explicó la directora general de la organización, Irina Bokova.

"La lentitud del respaldo de la comunidad internacional a Irak alentó a los terroristas a perpetrar otra barbarie cultural con el saqueo y destrucción de la ciudad Hatra, incluida en la lista del patrimonio mundial", lamentó el Ministerio de Turismo y Antigüedades en un comunicado.

(Sigue leyendo después de los vídeos...)

SIN RESPUESTA

El departamento criticó que pese a las advertencias de que los "crímenes" del EI iban a proseguir en otros lugares arqueológicos, "la respuesta no ha estado al nivel requerido".

Por ello, alentó a las organizaciones internacionales a apresurarse a intervenir y pidió de nuevo una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hatra, inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1985, es una gran ciudad fortificada situada en la zona de influencia del Imperio Parto, que resistió dos veces el asalto de los romanos gracias a su muralla provista de torres.

La Unesco destaca que los vestigios de la ciudad, y más concretamente los de sus templos de arquitectura grecorromana con ornamentaciones orientales, testimonian la grandeza de esa civilización.

Tras el ataque a Nimrud, del siglo XIII a.C., la directora general de la Unesco, Irina Bokova, calificó ayer lo sucedido de "crimen de guerra" y pidió la movilización de todos los implicados "para proteger este patrimonio".

"Este nuevo ataque contra el pueblo iraquí -continuó Bokova- es una prueba más de que la limpieza cultural de que es objeto Irak no se detiene ante nada ni ante nadie".

El arte destruido por el Estado Islámico

TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN