POLÍTICA

Álvaro Jaén, de Podemos Extremadura: "El PP ha devastado social y económicamente nuestra región"

20/05/2015 12:25 CEST | Actualizado 21/05/2015 10:40 CEST
VÍCTOR RAMÍREZ MANCEÑIDO/PODEMOS

El candidato de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén, nació en Madrid hace 33 años. Hijo de madre extremeña y padre andaluz, se mudó en 2011 a Navalvillar del Ibor (Cáceres) con su pareja y su hijo. Cuando el presidente de la Junta, José Antonio Monago, sugirió que no tenía legitimidad para sucederle por no haber vivido en la Comunidad Autónoma, le produjo "casi hasta la risa" y le pareció un insulto a los miles de extremeños que viven fuera ahora mismo. "Extremadura es tierra de emigrantes", recuerda, y "todos la llevan en el corazón".

La última encuesta del CIS pronostica que su formación podría obtener hasta ocho diputados, pero a pocos días de las elecciones tiene pendiente, por ejemplo, concretar qué hacer con los impuestos. Este licenciado en Políticas por la Complutense de Madrid e investigador doctoral en Análisis de Discurso Político por la Universidad de Extremadura ha dejado de lado sus quehaceres para trabajar en la campaña, se ha abierto una cuenta de Twitter (@alvarojaen2015) y se ha mudado a Mérida, la capital de Extremadura. Hasta entonces había trabajado en lo que podía para sobrevivir, desde recoger aceitunas hasta dar clases en una escuela para adultos.

¿Cómo ve la escena política en Extremadura?

Es curioso. Había un bipartidismo, o casi unipartidismo, con un partido hegemónico muy fuerte durante mucho tiempo. Los que entraron hace cuatro años han desarrollado aún más la desigualdad, favoreciendo a una minoría de privilegiados. A ver qué pasa el día 24. Vemos que hay una brecha, una tendencia ascendente hacia el cambio, y creemos que el domingo puede haber una sorpresa.

"Podemos aporta frescura y, sobre todo, coherencia, al no financiarnos con bancos, sino a través de las personas"

¿Qué aporta Podemos a ese panorama? ¿Cómo es la gente que le acompaña en el equipo?

Creo que lo primero que aporta es frescura y, sobre todo, coherencia, al no financiarnos con bancos, sino a través de las personas, que son las que integran los órganos internos. Hay maestros, abogados, investigadores, agricultores y ganaderos que conocen muy bien su sector y vienen a aportar su conocimiento y su experiencia para construir entre todas una alternativa preferible. Hay un grupo humano capaz y sobre todo, con una voluntad de asumir la responsabilidad que le toca como generación, que es dejar de pensar que alguien nos va a sacar de esta y asumir que teníamos que ser entre todas las que sumáramos y promoviéramos un cambio en nuestra tierra.

¿Cómo es la Extremadura que le gustaría construir?

Una Extremadura que deje de ser tierra de gente que se tiene que marchar aunque no quiera porque no tiene otro remedio. Eso es lo primero. Donde las personas que son ya mayores y que han sufrido muchísimo, y que han tenido que largarse muchas veces fuera -no solo de la región, sino del país-, y que están hoy en su otoño, tengan un retiro digno y tranquilo. Que se deje de recortar en Sanidad, en Educación, para que los hijos por los que se han partido el lomo tengan unos derechos, que es a fin de cuenta lo que le satisface a un padre. Una Extremadura, a fin de cuentas, de sentido común y donde podamos vivir sencillamente con dignidad.

"Tenemos que empezar a tomar medidas que sean sensatas, porque se está asfixiando a la gente que tiene un pequeño negocio"

¿En lo concreto, contra el paro por ejemplo, qué va a hacer?

Tenemos distintas líneas de actuación. Hablamos por ejemplo de las pequeñas y medianas empresas que son las que generan empleo. Tenemos que entenderlo y empezar a tomar medidas que sean sensatas, porque se está asfixiando a la gente que tiene un pequeño negocio. Hablamos de establecer líneas de crédito en condiciones favorables para que dejen de tener esa incertidumbre y empiecen a tener una segunda oportunidad, que a veces se les está negando, y están pagando deudas contraídas en una fiesta que no se han pegado ellos. También, por ejemplo, que la cuota que están pagando a la seguridad social los que están empezando con su negocio sea adecuada a la facturación que tengan.

Pero eso no es competencia autonómica, ¿o piensan compensarlo de alguna forma con fondos autonómicos?

Efectivamente, hay que tirar en esa dirección -a nivel autonómico, en lo poco que podamos- pero sobre todo a nivel nacional.

Pero en Extremadura, en lo que esté en su mano, ¿qué haría?

Lo más importante es tirar de sentido común. Tenemos milmillonadas que se gastan en altos cargos de libre designación en la Administración que se pueden utilizar para que los empleados públicos trabajen con normalidad, y para que a los concursos públicos se pueda acceder en igualdad de condiciones. Que no sea al final el que el que tiene el carnet de un partido político en el bolsillo el que se quede con el dinero público, o con un puesto de una Consejería.

alvaro jaen

¿Tiene algún plan para intentar atraer de vuelta a los extremeños que han emigrado?

Lo prioritario sería que no se tuviesen que ir. Estamos viendo cómo los estudiantes, después de pasar por la escuela, por ciclos formativos, por la universidad, se tienen que marchar. Si conseguimos aumentar la inversión en I+D+i europea, podemos conseguir que el mercado laboral en Extremadura consiga absorber la cualificación que tienen los jóvenes. Y para que vuelvan, hay que trabajar muchísimo. Entendemos que es imposible cambiar todo de la noche a la mañana y que tenemos que ir poco a poco haciendo planes estratégicos y de empleo.

"Lo prioritario es que lo extremeños no se tuvieran que ir. Para que vuelvan hay que trabajar muchísimo"

¿La I+D+i es una de sus apuestas para reactivar la economía extremeña?

Claro. Por ejemplo, en el sector primario estamos hablando de incentivar empresas de transformación, y de desarrollar canales para comercializar productos que sean nuestros. Tenemos un peso específico grande en comparación con el resto de regiones en el sector primario, y ahí hay una fuente de riqueza que si se hace bien, se puede desarrollar. Las cooperativas han demostrado también que han sido capaces, a pesar de la crisis, de aumentar su facturación; aportan más de 5% al PIB y tienen un potencial que hay que aprovechar.

¿Tienen alguna otra propuesta sobre el campo? Monago dijo que Podemos no tenía ninguna y no sabían qué era una tomatera.

[Ríe] Hablamos también de establecer recorridos cortos entre productores y consumidores, para que los comedores, hospitales, residencias y otros centros, consuman productos de nuestra tierra, y que no sean de fuera y de menor calidad. Se puede hacer a través de leyes de compras públicas, y no es nada descabellado. Estamos hablando también de que la tierra, ya sea pública o privada (de quien quiera prestarse a ello), se pueda explotar para comercializar productos que tengan el sello de nuestra región. Hay propuestas que está desarrollando muy bien el grupo de agricultura y de ganadería.

¿Qué prevé hacer con los impuestos?

A ver cuál es el margen de maniobra que tenemos con las competencias que tenemos transferidas. Somos conscientes de que al final, el que tiene una nómina o un pequeño negocio tiene que estar sobre sus costillas, trabajando, mientras que los que tienen las grandes rentas o los grandes patrimonios tienen una serie de argucias legales reconocidas que les permiten tributar menos. Y decimos lo mismo siempre: que pague más el que más tenga. Hay empresas que están tributando fuera y tienen que entender que tienen que cumplir con la legislación, y si estamos en Extremadura tienen que contribuir también con su fuerza fiscal a salir de donde estamos. Pagamos también el combustible más caro a nivel nacional, con la renta per cápita más baja. Tenemos que trabajar porque nos están desangrando por ahí.

"Estamos a puntito de ser más concretos [con los impuestos]. Estamos trabajando en ello"

Pero en lo concreto, ¿impuesto de sucesión -subir o bajar-, el tramo autonómico del IRPF...?

Estamos a puntito de ser más concretos. Estamos trabajando en ello y yo creo que, enseguida tendremos mucha más concreción sobre todas estas cuestiones. En el acto de hoy o de mañana seguro que somos más concretos.

¿Cómo valora la última legislatura? ¿Cree que el acuerdo del PP con IU ha sido positivo?

Viendo los informes que dejan y la situación de drama social, es dificilísimo valorarlo positivamente. El partido responsable recula y miente, y dice que se han hecho las cosas bien cuando no se lo creen ni ellos. Dejan un drama humano y familiar de 150.000 desempleados, con la mitad de parados sin prestación, 88.000 personas en pobreza severa. Se critica a las personas que acuden a los bancos de alimentos, la gente se sigue marchando de Extremadura, 200.000 personas pasan frío. Es una situación que es incomprensible que se pueda calificar como positiva por cualquier responsable político que asuma su tarea de Gobierno. Han sido cuatro años que menos mal que ya terminan.

El último CIS indica un cambio de Gobierno en la región. ¿Apoyaría la investidura de Guillermo Fernández Vara?

A ver qué planes tiene y a ver qué pasa el 24 de mayo y cuál es la correlación de fuerzas -incluso a lo mejor, de debilidades- en el Parlamento regional. Nosotros tenemos muy claro que tenemos un compromiso con la ciudadanía, que es la que financia el proyecto y la que elige los órganos internos y la lista electoral. Por lo tanto nosotros sabemos muy bien de dónde venimos y a dónde vamos, que es trabajar para la gente para mejorar las condiciones de la ciudadanía. A lo mejor hay alguna posibilidad de entendernos. Ellos sabrán, pero con el escaso margen de maniobra que les dejan las deudas con las entidades financieras, lo van a tener complicado.

podemos

¿Cuáles serían sus condiciones para apoyarle?

A ver qué pasa el 24 de mayo, insisto. Si están por la ciudadanía, por la gente, por recuperar la economía, por las prestaciones sociales que den cobertura, por recuperar la Sanidad y la Educación, por dejar de desahuciar a la gente -ocho desahucios al día el año pasado y la mitad eran de vivienda habitual-... Si están dispuestos algunos de ellos a darse la vuelta, a lo mejor hay alguna posibilidad de entendimiento, pero yo creo que la bola está en su tejado, no está en el nuestro.

"Con el PP es humanamente imposible ser capaces de entendernos. Ha devastado social y económicamente nuestra región"

Dice “algunos” en plural. ¿Se refiere también al PP?

Con el PP es humanamente imposible ser capaces de entendernos, toda vez que la última legislatura ha sido responsabilidad suya y han devastado social y económicamente nuestra región. Con el PSOE, si alguna vez se decide a ser coherente con lo que lleva en el programa como oposición y ejecutarlo cuando tiene tareas de Gobierno, a lo mejor hay alguna posibilidad, pero a día de hoy es muy complicado. Nosotros estamos muy tranquilos porque nuestro compromiso es con la gente. Aquí no hemos venido ni a ocupar un cargo, ni a forrarnos ni a perpetuarnos en política.

Dígame una virtud y un defecto de los otros candidatos. Empezamos con José Antonio Monago (PP)

Monago es una obra de marketing. Ha tenido incluso que renunciar a sus propias siglas para que la gente se olvide de que es el candidato de Esperanza Aguirre y de Rajoy y de Cospedal en Extremadura. Es el Partido Popular pero con algo más de maquillaje. Es puro marketing.

¿Y como virtud?

Es un gran actor, hace bien su papel. Sabe actuar y sobreactuar.

Guillermo Fernández Vara (PSOE)

La virtud quizás no le corresponde tanto a él, sino a la base social que apuesta por él, que sigue pensando todavía que realmente el PSOE es lo que se espera de ellos y que es mucho más generosa de lo que es él. ¿Defecto? Demasiado desengaño, demasiado continuismo, y más de lo mismo. Fueron 28 años de un partido socialista que tejió una red clientelar inmensa por los pueblos de nuestra tierra y que obstruyó completamente lo que es una democracia normal y participativa en la que la gente practica la política sin miedo.

"Fueron 28 años de un partido socialista que tejió una red clientelar inmensa y que obstruyó completamente lo que es una democracia normal"

Pedro Escobar (IU)

¿Virtud? Quizás la oportunidad de dar un cambio, a lo mejor pequeño, aunque tampoco tenía mucho margen de maniobra. Recogió la ilusión de gente hace cuatro años y esa es su virtud. El defecto ha sido la falta de coherencia, la desilusión.

¿Qué le diría a un votante que aún está indeciso?

Que realmente merece la pena votar. Muchas veces no lo hemos hecho o hemos acudido al colegio electoral con la nariz tapada, pensando que elegíamos entre lo malo y lo peor. Ha costado entender que era necesario que la ciudadanía se uniera, que mostrase toda su capacidad, sus conocimientos y experiencia para construir una propuesta distinta y que la gente pensara de una forma muy coherente, sin financiación de bancos, sin ataduras, desde abajo. Esta vez de verdad hay una opción de cambio, que se llama Podemos, y si realmente nos lo creemos, entre todas y todos al final llegaremos a la victoria. La oportunidad es preciosa y estamos escribiendo un capítulo bellísimo en la historia de nuestra región. Si lo asumimos y lo hacemos nuestro, conseguiremos el objetivo que queramos.

TE PUEDE INTERESAR