INTERNACIONAL

EEUU enviará armamento pesado al este de Europa para disuadir a Rusia, según 'The New York Times'

14/06/2015 18:18 CEST | Actualizado 14/06/2015 18:18 CEST
EFE

Estados Unidos está preparando el envío de carros de combate, vehículos de infantería y material bélico pesado para un contingente de hasta 5.000 de soldados norteamericanos a países del este de Europa, principalmente a los países del mar Báltico que sirva de elemento disuasorio ante posibles acciones agresivas rusas, según ha informado el diario The New York Times.

El diario, que cita fuentes propias dentro de la Administración, explica que una vez aprobado, supondrá la primera vez que se envía material bélico pesado en países anteriormente integrados en la Unión Soviética o en su órbita. Además, podría aprobarse antes de la próxima reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Este material "preposicionado" se almacenará en bases aliadas y servirá para equipar a una brigada de entre 3.000 y 5.000 militares, similar al despliegue mantenido por Estados Unidos en Kuwait tras la invasión iraquí de 1990.

El objetivo es disuadir a Moscú de una "agresión", en referencia a incidentes como la anexión de Crimea por parte de Rusia o la insurgencia del este de Ucrania, apoyada por Rusia, siempre según Washington. Estonia, Letonia y Lituania se unieron a la OTAN en 2004 y esta iniciativa serviría para dar garantías a los gobiernos de estos países ante posibles acciones rusas.

(Puedes seguir leyendo tras la imagen...).

nyt rusia

"Es un cambio muy significativo", ha explicado el almirante retirado James G. Stavridis, antiguo comandante supremo de la OTAN y ahora rector de la Facultad de Derecho y Diplomacia Fletcher de la Universidad de Tufts. "Aporta un nivel razonable de garantías a unos aliados nerviosos, aunque nada es mejor que el envío de tropas desplegadas a tiempo completo, por su puesto", ha argumentado.

REGRESO AL FUTURO

Según el Times, el despliegue es menor en comparación con las fuerzas que puede presentar Rusia en poco tiempo, pero implica un compromiso claro asimilable a la Brigada Berlín enviada a la dividida capital alemana tras la crisis del Muro de 1961.

"Es como llevar a la OTAN de regreso al futuro", ha indicado una exasesora de Defensa y de la Casa Blanca, Julianne Smith, ahora miembro del Centro para una Nueva Seguridad Americana y vicepresidenta de la empresa Beacon Global Strategies.

Un portavoz del Pentágono, Steven H. Warren, no ha confirmado todos los datos, pero ha reconocido la iniciativa. "El Ejército estadounidense sigue estudiando el mejor lugar para almacenar estos materiales y estamos consultando con nuestros aliados", ha afirmado Warren. "En este momento no hemos tomado una decisión sobre si se trasladará o cuándo este material".

Con este envío de material, Estados Unidos ahorra tiempo y dinero porque evita tener que transportarlo cada vez que hay maniobras u otra actividad. El equipo completo de una brigada incluye habitualmente 1.200 vehículos, incluidos 250 carros de combate M1-A2, vehículos de combate Bradley y piezas de artillería blindadas.

Ideas similares ya habían sido barajadas, pero no se pusieron en marcha porque podría percibirse como una violación del espíritu del acuerdo de 1997 suscrito entre Rusia y la OTAN que sienta las bases para la cooperación entre ambas partes, el Acta Fundacional de Relaciones Mutuas, la Cooperación y la Seguridad entre la OTAN y la Federación Rusa, firmada en París.

El acuerdo compromete a la OTAN a "en el actual y previsible entorno de seguridad" no impulsaría "el estacionamiento adicional de fuerzas de combate de tierra sustanciales" en los países cercanos a Rusia.

LITUANIA CONFIRMA LOS MOVIMIENTOS

El ministro de Defensa de Lituania, Jouzas Olekas, ha confirmado este domingo que están preparando ya las instalaciones para el almacenamiento permanente de material bélico de EEUU.

"Creemos que al menos una parte (de los carros de combate Abrams y Bradley) estarán en Lituania. Estamos preparando nuestras infraestructuras militares para que puedan ser utilizadas para ese 'preposicionamiento'. Está casi acabado", ha explicado Olekas.

El jefe negociador de los separatistas prorrusos de Donetsk en el proceso de paz de Minsk, Denís Pushilin, advirtió por su parte que el este de Ucrania "se encuentra al borde de una gran guerra que podría desatarse en cuestión de horas".

"Nos encontramos al borde de una gran guerra (...) Nos puede llevar a consecuencias muy lamentables y la escalada puede producirse en cuestión de horas", aseveró Pushilin en una entrevista a la agencia RIA Nóvosti.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA