INTERNACIONAL

Polémica en Francia con este vídeo del humorista Rémi Gaillard

17/06/2015 18:53 CEST | Actualizado 17/06/2015 19:19 CEST

No sólo en España se debate sobre los límites del humor. En Francia, la última broma del humorista francés Rémi Gaillard ha generado una gran polémica con acusaciones de agresión sexual incluida.

Gaillard grabó un vídeo en el que se disfrazaba de perro y se dedicaba a molestar a varias personas haciendo lo que hacen los perros: jugar con un palo de madera, escarbar la arena en la playa, desenterrar huesos y hacer sus deposiciones.

Nada polémico hasta que, en un momento del vídeo, Gaillard se acerca por detrás a una mujer en la playa y hace como si la montara (minuto 1:50).

Según cuentan nuestros compañeros de Le HuffPost en Francia, algunos medios ya califican la actuación del humorista como delictiva porque, dicen, vulnera el artículo del Código Penal referido a las agresiones sexuales.

El humorista ya ha respondido a varios mensajes desde su cuenta de Twitter donde han criticado su vídeo y ha colgado un tuit en el que pide a la gente que no vean sus vídeos porque su madre "quiere que tenga un trabajo de verdad".