Huffpost Spain

Oxfam denuncia el fracaso de Europa con los menores inmigrantes y los refugiados

Publicado: Actualizado:
NINOS
EFE
Imprimir

Oxfam Intermón ha denunciado este jueves el fracaso de Europa en la gestión de la llegada de menores inmigrantes y refugiados y ha denunciado su "incapacidad" para dar un apoyo adecuado a los menores no acompañados.

"El número de menores refugiados y migrantes no acompañados que han llegado este año a Europa través de Italia se ha duplicado", ha afirmado la ONG, que ha elaborado un informe en el que critica la "incapacidad" de Europa para ayudar a los niños no acompañados.

"Cada día una media de 28 menores no acompañados quedan excluidos del precario sistema de acogida italiano. Los menores que permanecen en él viven durante prolongados períodos en centros de detención de facto, en condiciones inadecuadas e inseguras y recibiendo poca o ninguna información sobre sus derechos", ha asegurado Oxfam.

La organización ha advertido de que muchos de los menores se escapan de estos centros, "optando por vivir en la calle" y quedando "expuestos por tanto a mayores peligros". Por ello, ha subrayado que esta situación es "un ejemplo más de que el actual enfoque migratorio de la Unión Europea es totalmente inadecuado".

"Desde que los gobiernos decidieron cerrar la ruta a través de los Balcanes occidentales y la Unión Europea llegó a un acuerdo con Turquía, Italia se ha convertido de nuevo en el principal punto de llegada de refugiados y migrantes a Europa", ha asegurado la ONG.

FRACASO TOTAL

Oxfam ha recordado que, de acuerdo con las últimas cifras de ACNUR, el número de menores no acompañados que ha llegado a Italia en 2016 se ha incrementado de forma significativa y representa ahora el 15 por ciento del total de llegadas. "Hasta finales del mes de julio, 13.705 menores no acompañados habían llegado a Italia, una cifra que supera el total de 2015 (12.360 niños y niñas)", ha señalado.

Oxfam ha afirmado que Italia se muestra "incapaz de hacer frente a este incremento" de llegadas y, "a pesar de los esfuerzos de muchas ciudades, regiones y organizaciones de la sociedad civil", "el sistema de acogida del país está lejos de ser el apropiado para proteger a los niños y niñas migrantes no acompañados y sus derechos".

Como ejemplo, la ONG ha mencionado los centros de registro, "creados por las autoridades europeas e italianas para registrar las llegadas y acelerar el retorno de los solicitantes rechazados" y que ahora "están saturados y ni siquiera cuentan con infraestructuras de saneamiento adecuadas".

"Aunque se supone que la estancia máxima en estos centros es de 48-72 horas, muchos niños y niñas permanecen en ellos incluso hasta cinco semanas sin apenas recursos, sin ni siquiera poder cambiarse de ropa ni de muda, ni llamar a sus familias en sus países de origen o a familiares que residen en Europa", ha relatado.

A MENORES NO ACOMPAÑADOS

En este sentido, Oxfam ha hecho un llamamiento al Gobierno italiano y a sus homólogos europeos para que adopten "medidas urgentes que proporcionen de forma sistemática alojamiento y apoyo adecuados a los menores no acompañados, con el fin de que puedan vivir en condiciones de seguridad y dignidad".

La responsable de incidencia sanitaria de Oxfam Intermón, Paula San Pedro, ha advertido de que la situación de los niños llegados a Italia es muy negativa. "La pésima situación en que se encuentran estos niños y niñas en Italia es un triste reflejo del fracaso de los gobiernos europeos y de las autoridades italianas a la hora de proteger a los menores que llegan a Europa en busca de seguridad y protección", ha explicado.

"También evidencia, una vez más, el fracaso de la política migratoria europea, que deja en manos de unos pocos estados miembros la responsabilidad de gestionar una frontera común. Europa debe aunar sus fuerzas y acoger a las personas que llegan huyendo de situaciones desesperadas, los conflictos y la persecución", ha afirmado.

Oxfam ha asegurado, además, que la situación en los centros de primera y segunda acogida, a donde se traslada a los menores tras su registro, "no es mucho mejor que en los centros de registro". "Algunos se han convertido en centros de detención de facto que los niños y niñas no pueden abandonar", ha contado.

La ONG ha recopilado testimonios de casos en los que se denuncian abusos y violencia sin que las autoridades hayan tomado medidas. "En el centro de Pozzallo (Sicilia) hay un grupo de adultos de Somalia que nos trata mal a los eritreos", ha relatado D, un migrante de 17 años. "Nos pegan y nos insultan. Aunque lo hemos denunciado una y otra vez a la policía y el personal del centro, nadie hace nada", ha denunciado.

"Los gobiernos de la Unión Europea", ha explicado San Pedro, "deben dar apoyo a Italia para que mejore su sistema nacional de acogida de menores no acompañados de acuerdo con estándares de calidad elevados y con personal capacitado adecuadamente".

En su opinión, todos los Estados miembros de la Unión Europea deben "eliminar y evitar cualquier forma de detención de menores". "No hay circunstancia alguna que justifique la detención de menores. Esta constituye siempre una violación de los derechos del menor", ha subrayado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter