NOTICIAS
06/07/2012 19:26 CEST | Actualizado 06/07/2012 21:20 CEST

Los incidentes vuelven a impedir la celebración del 'Riau riau' (FOTOS)

Los incidentes registrados en la Plaza Consistorial de Pamplona, protagonizados por una minoría de los asistentes que abarrotaban el recinto, han vuelto a impedir la celebración del Riau riau, que se había incluido este año en el programa oficial por primera vez desde 1996.

Como estaba previsto, la banda municipal de música La Pamplonesa ha abandonado pasadas las 17:30 horas el Ayuntamiento, en cuya plaza esperaba ya la comparsa de Gigantes y Cabezudos, para iniciar este acto, que se inauguró en 1914 y se suspendió por primera vez en 1991 para no volver a celebrarse hasta 1996, año en que tampoco pudo recuperarse a causa de los incidentes que se produjeron durante el recorrido de la comitiva municipal.

La Policía Municipal ha intentado hoy abrir camino a la corporación sin conseguirlo, por lo que ni el alcalde ni los concejales han llegado siquiera a salir del Ayuntamiento, en cuyo entorno se han registrado diversas peleas entre los asistentes.

SUSPENSIÓN POR MEGAFONÍA

Tras el repliegue del inicio de la comitiva en el zaguán de la Casa Consistorial, un grupo de mozos favorables a la recuperación del acto se ha organizado para formar dos cordones humanos a la puerta del Ayuntamiento para hacer así pasillo al cortejo, mientras otro numeroso grupo de personas animaba a retomar de nuevo la iniciativa.

Sin embargo, ante las dificultades encontradas, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, se ha reunido con los portavoces de los distintos grupos municipales y han decidido suspender este acto.

La suspensión ha sido anunciada por megafonía a todo el público que se mantenía expectante en la plaza a la espera de poder participar en este acto, en el que los mozos entonan la canción del Riau riau, a los sones del Vals de Astráin, mientras acompañan a la corporación, vestida de gala, desde la Casa Consistorial hasta la capilla de San Fermín para la celebración de las Vísperas religiosas en honor al santo.