NOTICIAS
07/08/2012 17:16 CEST | Actualizado 07/08/2012 17:53 CEST

Juegos Londres 2012: Ona Carbonell y Andrea Fuentes, medalla de plata en natación sincronizada a ritmo de tango (FOTOS)

Reuters
Photo gallery España, plata en natación sincronizada See Gallery

El dúo español en natación sincronizada formado por Ona Carbonell y Andrea Fuentes ha logrado la medalla de plata en la natación sincronizada por delante de las chinas Xuechen Huang y Ou Liu, y por detrás de las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina, que han vuelto a revalidar el título olímpico. A ritmo de tango, las españolas han obtenido una puntuación de 96,900 en la final de este martes.

Ayer obtuvieron 96.590 puntos en su ejercicio de rutina libre, con el mismo tango. Este fue el ejercicio de las españolas.

A ritmo de 'La Cumparsita' de Piazzolla, que les había dado ya el bronce en Shanghai, las sirenas españolas iban a por todas y sabían que hoy debían dejarse la piel en la piscina para convencer a los jueces de que se merecían revalidar la plata lograda hace cuatro años en el Cubo de Agua, en ese momento con el dúo formado por Andrea Fuentes y Gemma Mengual.

El dúo español, que realizó un ejercicio muy completo y que estuvo bien sincronizado, quería resarcirse de la puntuación que habían recibido por parte de los jueces y no defraudó, convenciéndoles de que precisaban una mejor nota que la actuación china, y así lo confirmaron brindando un 96.900, que les daba la plata olímpica.

Una presea, la de plata de Londres, que permite a la nadadora Andrea Fuentes entrar en la historia del olimpismo español, ya que suma con ésta su tercera medalla olímpica en su palmarés.

Por su parte, las chinas Xuechen Huang y Ou Liu, con una rutina dedicada a su entrenadora japonesa 'Dragón', firmaban una buena actuación con un inicio espectacular, que les permitía mantener la misma nota de ayer (96.770), dejando a España la posibilidad de remontar.

Y es que el oro está todavía muy lejos ante el poderío y hegemonía rusa. Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina, campeonas mundiales y olímpicas, volvía a aterrorizar a los espectadores en la piscina con su coreografía de las 'muñecas diabólicas' con un perfecto ejercicio en la piscina y sin dar opción a sus rivales a arrebatarles un título olímpico que no ceden desde Sydney y consiguiendo una nota de 98.900, máxima puntuación para un dúo ruso en los últimos años.