POLÍTICA
18/12/2012 18:31 CET | Actualizado 17/02/2013 11:12 CET

Rajoy reivindica su año en la Moncloa repitiendo sin cesar "y eso también iba en nuestro programa"

EFE

En cuestión de minutos, el presidente del Gobierno presumió de haber cumplido su programa electoral, reivindicó su incumplmiento por "las circunstancias" y prometió revertir "algunas" de las decisiones tomadas a lo largo de la legislatura. Todo cuando se cumple un año de Gobierno del PP.

Por partes. "Los grandes pilares de nuestro compromiso electoral con el conjunto de los ciudadanos se están llevando a buen término", presumió el jefe del Ejecutivo. La lista es larga y, de manera reiterativa, fue acompañada de un "y eso también iba en nuestro programa" sin apenas modificaciones. Entre los logros está haber impulsado una "reforma del mercado laboral", medidas en cuanto al "déficit tarifario", la ley de transparencia, decisiones en el "sector agroalimentario, transporte, marca España, la simplificación de procedimientos", la puesta en marcha de un "grupo de trabajo para la reforma de las administraciones públicas". Este respeto al programa electoral no ha hecho más que esperar, porque "pronto" verán la luz una "reforma local, la ley de educación o la ley de unidad de mercado".

Y, sin embargo, Mariano Rajoy ha incumplido su programa electoral.

La percepción es general y fue asumida por el presidente del Gobierno. "Es verdad, tengo q reconocerlo porque es un hecho objetivo que hemos tomado algunas decisiones que no teníamos previsto tomar". Tienen que ver con un asunto "muy importante": la reducción del déficit, máxima prioridad del Gobierno. "Las circunstancias nos han aconsejado hacerlo", reconoció.

El problema estriba, para el PSOE y muchos ciudadanos, en que la reducción del déficit se ha cebado con los verdaderos pilares del Estado, como la educación, la sanidad o la dependencia.

En ese sentido, Rajoy ha prometido rectificar. "A lo largo de la legislatura, algunas de esas cosas, algunas, no todas, se les puede dar marcha atrás", aseguró.

MODELO FEDERAL

En respuesta al senador catalán José Montilla, ex presidente socialista de la Generalitat, Rajoy prometió su "predisposición" a la "cooperación" con el nuevo gobierno catalán.

El presidente del Gobierno está de acuerdo con el PSOE en que la Constitución "no es algo pétreo". "Yo estoy de acuerdo, la hemos reformado en dos ocasiones con acuerdos muy mayoritarios", exclamó. Y celebró que Montilla no esté a favor de la independencia, ni del retroceso autonómico. No obstante, señaló que le gustaría escuchar qué es lo que el PSOE entiende por "Estado federal", un modelo defendido por Alfredo Pérez Rubalcaba y el líder del PSC, Pere Navarro.

Rajoy dijo estar dispuesto a hablar de todo aquello que se le plantee, pero también avisó de que "las sociedades son plurales, que las formas de pensar son diferentes" y hay que "respetar la ley y todos los instrumentos del Estado de derecho". "En este momento, el Estado autonómico ha generado un nivel de autogobierno difícilmente de superar, cuando el Gobierno que yo presido gasta el 20% de lo que recauda", advirtió.