TENDENCIAS
27/07/2015 14:08 CEST | Actualizado 27/07/2015 16:53 CEST

Hablan las víctimas de Bill Cosby

NEW YORK

La revista estadounidense New York ha publicado este domingo un reportaje en el que da voz a 35 de las 40 mujeres que, por el momento, han acusado al cómico Bill Cosby de violación.

La portada de la publicación, en blanco y negro y con la imagen de las 35 mujeres sentadas en una silla y en fila, puede suponer la puntilla sobre la ya finiquitada carrera del actor, uno de los más reputados en Estados Unidos en la década de los 80 gracias a la serie La hora de Bill Cosby.

En la portada figura una silla vacía, en alusión a las mujeres que aún no han denunciado las presuntas violaciones del actor.

**ACTUALIZACIÓN: horas después de salir a la luz la portada de la revista (el domingo 26 por la noche), su web fue hackeada quedando sin voz las víctimas de Bill Cosby. Según declaraciones del hacker, de nombre ThreatKing, al sitio web Daily Dot, es un ataque a la ciudad y no al magazine: "Estuve en Nueva York hace dos meses. Es terrible". La web estará inactiva durante 14 horas ya que el hacker no podrá mantener esta inactividad durante más tiempo: "Intentaré que esté offline durante 14 horas. Me gustaría controlar internet pero no tengo suficiente dinero. Cada servidor cuesta dinero".

La revista New York entrevistó por separado a cada una de estas 35 mujeres a lo largo de los últimos seis meses. Una de las víctimas, Joan Tarshis, considera que el legado de Bill Cosby será similar al de OJ Simpson. “Cuando escuchas el nombre de OJ Simpson no piensas: ‘Oh, qué gran jugador de fútbol’. No es lo primero que se te viene a la mente. [Con Bill Cosby] No va a ser: ‘Oh, qué gran cómico’, sino algo como: ‘Oh, un violador en serie’”.

Los relatos de las presuntas víctimas reflejan cómo Cosby actuaba siguiendo un patrón similar: el cómico ofrecía a las víctimas una bebida en la que introducía sedantes para poder satisfacer sus pulsiones sexuales.

Es el caso, por ejemplo. de una mujer apellidada Steuer que relata cómo conoció a Cosby en 1978, cuando ella estaba intentando labrarse una carrera como cantante. Desde el primer momento el actor se ofreció a actuar como mentor y la invitó a cenar en su casa de Massachusetts. Cuando Steuer llegó a la vivienda la mesa estaba puesta para sólo dos personas. Cosby le ofreció una bebida y lo siguiente que recuerda Steuer es que se despertó desnuda. El cómico aseguró que se había desmayado.

Steuer regresó a su casa sin saber qué había ocurrido exactamente. Mantuvo el contacto con Cosby, quien le volvió a invitar a un acto en Atlantic City. Esa noche pidió que subiera a la suite de su hotel. Nada más llegar le entregó dos píldoras y una copa de champán. Despertó a la mañana siguiente desnuda.

Las agresiones se produjeron durante casi 40 años y las víctimas fueron desde modelos a actrices, pasado por periodistas y amigas cercanas. Actualemente, sus edades oscilan entre los 20 y los 80 años.