INTERNACIONAL
16/09/2015 21:16 CEST | Actualizado 16/09/2015 21:16 CEST

Detienen a un adolescente en Texas por confundir su reloj con una bomba

Vernon Bryant/The Dallas Morning News via AP

Un adolescente musulmán de 14 años ha estado detenido varias horas en la localidad de Irving, en Texas, al sur de EEUU, por llevar al instituto un reloj que había fabricado él mismo en su casa y que una profesora creyó que podía ser una bomba, según ha informado hoy el diario The Dallas Morning News.

Al joven, llamado Ahmed Mohamed, le gusta la electrónica y el lunes llevó al instituto donde estudia, el centro MacArthur de Irving,un reloj construido por él mismo. En un vídeo colgado en la página web del diario, el propio Ahmed cuenta que primero enseñó el reloj a su profesora de ingeniería, que le aconsejó que no se lo mostrara a otros docentes del centro.

Este es el reloj creado por Ahmed desmontado

El adolescente guardó el reloj en su mochila pero, durante la clase de inglés, el artefacto pitó, la profesora lo descubrió y decidió alertar a las autoridades al pensar que podía tratarse de una bomba. "Me llevaron a una habitación con cinco policías (...) Me interrogaron, buscaron en mis cosas y se llevaron mi tableta y mi invento", relata Ahmed, a quien se llevaron esposado.

El director del instituto, además, suspendió al alumno durante tres días, según su familia, aunque no se le ha acusado de ningún delito.

El joven ha recibido gran cantidad de mensajes de apoyo en Twitter a través de la etiqueta #IStandWithAhmed (yo estoy con Ahmed).

"14 años arrestado en Texas por inventar un reloj confundido por una bomba. Mientras tanto, en Texas..."

Por otro lado, el presidente, Barack Obama, al conocer el caso de Ahmed, le ha invitado a llevar su reloj a La Casa Blanca con el siguiente tuit:

"Un reloj genial, Ahmed. ¿Lo quieres traer a La Casa Blanca? Debemos inspirar a más niños como tú para que les guste la ciencia. Es lo que hace grande a América"

Mientras, el Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR), la mayor organización civil islámica del país, investiga el caso. La directora de la entidad en el norte de Texas, Alia Salem, ha calificado el suceso de "bastante indignante".

Según The Dallas Morning News, un portavoz policial, James McLellan, ha afirmado que no tienen razones para pensar que el artefacto fabricado por el joven fuera peligroso, aunque tampoco creen que les esté contando toda la verdad.

TE PUEDE INTERESAR...

PULEVA PARA EL HUFFPOST