TENDENCIAS
18/09/2015 14:57 CEST | Actualizado 18/09/2015 14:57 CEST

Cómo hacer el cambio de armario de la forma más eficiente y sencilla posible

DR

Hemos superado la mitad del mes de septiembre, por lo que ya es prácticamente oficial: estamos en otoño. Nueva estación, nuevos retos, nuevas metas: leer más, hacer dieta, apuntarse a clases de yoga y (¡oh, no!) hacer el temido cambio de armario.

¡Qué no cunda el pánico! Si quieres que tu casa no acabe como una leonera y tú con un trauma, sigue leyendo. Te damos las claves para que organices las prendas de la nueva temporada otoño/invierno, guardes bien las de verano y consigas el armario más ordenado de tu barrio. Te lo garantizamos: empezarás con mejor pie el otoño.

1.- NO SOLO EL TIPO DE ROPA QUE USAMOS HABLA DE NUESTRA PERSONALIDAD

La forma en la que colocamos las prendas en nuestros armarios y cajoneras también dice mucho de nosotros. Si mezclas invierno con verano: eres caótico y no prestas atención a los detalles. Si, por el contrario, usas cajas, fundas y separadores: eres perfeccionista y metódico. Todo el mundo sabe la paz interior que da tener la ropa ordenada. Lo dice la Escuela de Decoración de Ikea, la primera empresa en hacer un curso para saber ordenar. Antes de empezar, separa la ropa de doblar de la ropa de colgar. Esto te ayudará a saber cuánto espacio real necesitas. Desde Ikea nos soplan otro truco: cuelga los jerseys de lana en perchas, no los dobles. Ganarás al menos tres cajones para camisetas y ropa interior.

2.- ¿REALMENTE NO TIENES NADA QUE PONERTE O ES QUE NO LO ENCUENTRAS?

Clasifica tu fondo de armario por tipos de prenda: pantalones, camisetas, camisas, faldas y vestidos y, estos por colores, así podrás combinarlos mejor. También es muy útil separarlos por tejidos (seda, lana, algodón). Una forma sencilla de saber dónde está cada outfit es poner al final del armario las prendas largas y nada más abrirlo las cortas. De un golpe de vista, sabrás ubicar tu ropa favorita.

3.- LAVA TODA LA ROPA ANTES DE GUARDARLA

Parece una perogrullada, pero no lo es. Si puedes, envásala al vacío en fundas: esto ahuyentará a los temidos y molestos ácaros y la mantendrá limpia hasta la próxima temporada.

4.- PRÉSTALE MÁS ATENCIÓN AL ENTRETIEMPO

Si miramos las colecciones de los diseñadores, en lo últimos años se habla de una estación nueva en las pasarelas: las colecciones crucero o lo que conocemos en España como "entretiempo". Deja siempre algo de verano cerca: el biquini o bañador y la toalla por si vas a nadar en invierno (uno de los ejercicios más completos que existen). Y recuerda: siempre hay que tener una camiseta de algodón de manga corta a mano: el cambio climático y el gimnasio así lo mandan.

5.- ZAPATOS, ¿QUÉ HACEMOS CON ELLOS?

Desde Ikea nos aconsejan que lo más útil es elegir un armario que incorpore un zapatero. Si no es así, usa cajas especiales transparentes. Así no tendrás que abrirlas todas cuando busques un par en concreto. También son muy útiles los zapateros colgantes y las hormas que conservan la forma y los mantienen emparejados (en el caso de sandalias y chanclas) hasta el año que viene.

ADEMÁS

NUEVOS TIEMPOS