TENDENCIAS
09/02/2016 07:43 CET | Actualizado 05/10/2016 15:44 CEST

Cambia la decoración de tu salón en 10 sencillos y económicos pasos

Alfombras, color, iluminación y complementos son algunos de los elementos decorativos que nos pueden ayudar a renovar nuestra vivienda por completo. Si tu salón necesita un cambio pero no sabes por dónde empezar, aquí tienes algunas pautas para que luzca como nuevo sin grandes complicaciones. Con estos consejos, la zona más sociable de tu hogar se actualizará, transformándose en una estancia más atractiva y acogedora para afrontar todo tipo de eventos y reuniones.

Sea cual sea tu estilo decorativo, siempre puedes introducir pequeños detalles de carácter étnico para cambiar un poco la percepción de tu salón, especialmente si se trata de piezas tejidas o estampadas. Una alfombra de retales antiguos realizada con la técnica del patchwork o unos cojines y pufs confeccionados con kílims te ayudarán a conseguir un look algo diferente para tu zona de estar. La gran variedad de motivos étnicos y colorido que podemos encontrar en el mercado se adaptarán fácilmente a tu ambiente, creando un espacio más rico en matices, como el de esta imagen.

Genera un acento cromático impactante pintando una de las paredes de tu salón en un color que aporte singularidad. Para estancias de corte contemporáneo utiliza colores oscuros como el negro, azul navy o gris, siempre y cuando cuentes con la luminosidad necesaria. Rojos, fucsias y naranjas vibrantes encajan mejor en espacios que requieren una dosis extra de energía mientras que los malvas y verdes son más para salones tradicionales o shabby chic. Complétalo con accesorios en el mismo color para conseguir un efecto totalmente armónico.

Otra opción puede ser pintar el techo de la zona de estar en un color intenso. Se trata de un recurso que solemos tener en cuenta en pocas ocasiones, capaz de modificar el aspecto total de una estancia.

Hazlo si la altura del espacio es considerable y así conseguirás crear mayor sensación de recogimiento. Sin embargo, si tus techos son demasiado bajos lo recomendable es que los pintes en color blanco, ya que genera mayor sensación de amplitud.

Juega con las alfombras. En invierno resulta casi imprescindible disponer de una alfombra para vestir el suelo de tu salón ya que aporta esa calidez que tanto se necesita durante los meses más fríos del año. Aprovecha para que su diseño se convierta en algo que ponga un punto distinto a la estancia, superponiendo por ejemplo diferentes tipos de tapices.

Introduce o cambia las lámparas de iluminación puntual. La importancia de la luz es un factor fundamental en la percepción decorativa de cualquier espacio, pudiendo modificar de manera importante el estilo del interiorismo de un salón. Añade algunas piezas que generen iluminación puntual, muy concentrada en un punto concreto, de modo que aporte un plus de calidez y recogimiento. Este pequeño gesto te ayudará a renovar la impresión de tu zona de estar, especialmente en invierno.

Déjate llevar por alguna tendencia que no te comprometa excesivamente a nivel decorativo. Algunas modas son demasiado pasajeras, por lo que puedes introducirlas en pequeños detalles que den un toque a la última a tu salón sin invertir mucho dinero o haber hecho un gran cambio en la estancia. Una piel de borrego, complementos metalizados —con el cobre a la cabeza— y diseños de aire nórdico son algunas de las últimas tendencias.

Añade un toque verde a la decoración de tu salón. Los cactus, las plantas crasas y aéreas están también muy de moda. Introduce este tipo de elementos vegetales en tu sala, en pequeño formato sobre la mesa de centro o un mueble auxiliar, o mediante voluminosos cactus con los que adornar cualquier rincón.

La espectacularidad y singularidad de estas plantas transformarán el espacio. Además requieren pocos cuidados, por lo que no necesitarás estar excesivamente pendiente de su mantenimiento.

Introduce pinceladas de color a través del mobiliario o los complementos. Aunque los ambientes monocromáticos forman parte de una de las tendencias decorativas del momento, rompe el esquema de color imperante utilizando elementos en tonos intensos, mediante el uso de complementos y pequeño mobiliario de un color concreto. El salón adquirirá una dimensión vital distinta sin ejercer una excesiva influencia en la decoración global.

Los elementos de artesanía contemporánea están a la orden del día en decoración. Estas piezas que suman tradición y contemporaneidad están volviendo a adquirir de nuevo un valor y protagonismo en nuestros hogares. Hazte con alguna pieza especial para decorar tu salón paseando por rastros y mercadillos. Igual le encuentras el gusto y terminas juntando toda una colección de piezas artesanales. Descubrirás un recurso decorativo sorprendente con el que dar un aire nuevo a tu sala de estar.

Por último, un recurso sencillo y económico para renovar un salón es sustituir los cojines y plaids por otros modelos más actuales o adecuados a cada estación del año. Juega con texturas más apetecibles para el invierno como el terciopelo, la lana o el fieltro. En función de los colores predominantes de tu salón, elige diseños en tonalidades que sean tendencia, por ejemplo cualquier gama de amarillo, que aportará calidez y naturalidad si en el entorno dominan blancos y grises. Si el espacio se basa en tonalidades marrones, apuesta por cualquier tipo de verde. Los tonos rosados, coral y malvas son ideales para ambientes de estilo contemporáneo muy neutros.

¿Con cuál de estas propuestas te animarías a renovar el salón este año?

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR