El mayor experto de coronavirus en España estalla ante la "locura" y pide tres medidas urgentes

Luis Enjuanes, clarísimo con lo que está ocurriendo en las últimas semanas.
El covid vuelve a dispararse en España
El covid vuelve a dispararse en España
Anadolu Agency via Getty Images

La séptima ola no hace sino crecer y cada vez son más los preocupados por el presente y futuro de la pandemia. Uno de ellos es Luis Enjuanes, el mayor experto del coronavirus en España, que ha levantado la voz para mandar un mensaje de alerta. El virus, dice, no solo no se ha ido, sino que “es una locura”, ante la evolución otra vez, de los positivos, hospitalizaciones y muertes.

Para el jefe del laboratorio covid en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC la situación preocupa pero hay una ventaja. El virus “pierde infectividad” debido a las altas temperaturas y ha precisado que a 37 grados pierden 10 veces su infectividad. El problema es que el verano también es el momento en el que “se contamina con más facilidad” por no llevar la mascarilla por la calle, en festivales o discotecas.

Por ello, Enjuanes ha dejado claro su “total” voluntad de volver a adoptar restricciones contra la pandemia. Así, ha citado la necesidad de volver a imponer la mascarilla bajo techo, algo “imprescindible”, guardar la distancia de seguridad y reducir aforos en interiores, porque “esto es una locura y estamos infravalorando” la pandemia.

El científico ha puesto ejemplos, vistas las últimas fechas. Recomienda reducir “aquellas cosas que sean más prescindibles, como la cantidad de gente que puede asistir a los estadios, festivales de música o de verano”, aglomeraciones, dice, que en estos momentos “no son racionales”.

“La gente que se ha inmunizado tres veces no solo es que se infecte, es que amplifica el virus y lo vuelve a diseminar”

- Luis Enjuanes

Con los datos del Ministerio de Sanidad, la incidencia a 14 días ya está en 1.255 solo en la población mayor de 60 años, el único grupo que mide actualmente el ministerio. Sin embargo, los especialistas creen que en edades más bajas la tasa es incluso mayor, por la mayor movilidad y ocio.

El defecto de las actuales vacunas y el futuro

De momento la tendencia es a subir, también en hospitalizaciones, que se han duplicado en el último mes. Enjuanes no puede augurar cuándo se alcanzará el pico de la séptima ola porque “adivinar el futuro es difícil” y el virus “igual que sube baja”. No obstante, señala que alcanzaremos el pico máximo y la meseta y ha advertido que los anticuerpos de las vacunas ya han perdido “bastante efectividad” contra la ómicron y, ahora, quienes llevan las tres dosis, estarán en torno al 50%.

Esto se debe a que las vacunas actuales, que se administran por vía intramuscular, “tienen una efectividad en mucosas bajísima” y una inmunidad en ellas “de corta duración”. De hecho, ha detallado que si no se inmuniza localmente en la mucosa donde vaya a infectar el virus, se pierde el 98% de eficacia de vacunación

“La gente que se ha inmunizado tres veces no solo es que se infecte, es que amplifica el virus y lo vuelve a diseminar”, ha apuntado el experto, que sostiene que ahora mismo, las teorías de inmunización de masas “no cuentan” y hay que hacer “otras matemáticas”. Según ha subrayado, el virus se hará “estacional”, es algo que predice “todo el mundo”, y durante los próximos años tendremos que vacunarnos todos, si bien es posible que “en algún momento” se convierta en un virus como los otros cuatro coronavirus humanos que se conocen y para los que no hay necesidad de fármaco.

En esta línea, ha señalado que la vacuna intranasal que está elaborando su equipo del CSIC “es muy prometedora” ya que se administrará por esa vía porque “si no inmunizas localmente en la mucosa donde vaya a infectar el virus se pierde el 98% de eficacia de vacunación”, aunque no confirma una fecha precisa para su salida porque “falta aumentar la eficacia de la producción, adaptarla a las normas de GMP, de buenas prácticas de fabricación, y optimizar los rendimientos”.

En torno a la vacunación, el experto ha apuntado que en España “tenemos una muy buena situación en cuanto a aceptación de las vacunas” y ha añadido que “no nos queda otra porque la inmunidad que nos han inducido en el tracto respiratorio es muy bajita”.