El obispo de Huelva indigna con su discurso político durante el Rocío en plena campaña andaluza

Las palabras de Santiago Gómez Sierra han sido retransmitidas en directo por Canal Sur.
|
Santiago Gómez Sierra, obispo de Huelva, durante su homilía en el Rocío.
Santiago Gómez Sierra, obispo de Huelva, durante su homilía en el Rocío.
EFE

El obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, ha provocado una gran indignación por su homilía pronunciada durante el Rocío, que ha sido retransmitida en directo por Canal Sur, en la que ha enarbolado un discurso político en plena campaña de las elecciones andaluzas.

Tras recordar que los andaluces están convocados a las urnas, el religioso ha asegurado que los católicos votan “a diferentes partidos” pero que “todos” deben “tener en cuenta las afinidades o incompatibilidades de nuestros principios morales con los proyectos, programas y actuaciones de cada uno de ellos”.

Después, Gómez Sierra ha recordado una nota publicada por los obispos de las diócesis de Andalucía en la que dicen que “para ejercer nuestras responsabilidades como ciudadanos en coherencia con la fe cristiana, es necesario respetar el derecho a la vida humana, inviolable desde su concepción hasta su muerte natural”.

También ha reclamado a los cristianos “el reconocimiento, la promoción y la ayuda a la familia como unión estable entre un hombre y una mujer abierta a la vida”, así como “la protección del derecho de los padres a educar a sus hijos según las propias convicciones morales y religiosas, el respeto a la dignidad de toda persona, a la libertad religiosa, a los valores espirituales y a la objeción de conciencia”.

Según el obispo, con estas palabras no pretende “imponer una ordenación jurídica a la vida social derivada de la revelación cristiana”, sino que está “apelando a principios morales accesibles a la razón”.

“Hay asuntos que deben de estar por encima de las diferentes estrategias de partidos porque son temas exigidos por la razón, por la ley natural y por el verdadero humanismo”, ha agregado.

El discurso del religioso ha provocado una notable indignación en redes: