Iglesias estará en la mesa de diálogo sobre Cataluña: "Me lo pidió el presidente"

Iglesias estará en la mesa de diálogo sobre Cataluña: "Me lo pidió el presidente"

El vicepresidente asegura que la primera ley que impulsará será la de Protección de la Infancia y la Adolescencia.

El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, Pablo Iglesias.
El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, Pablo Iglesias.EFE

“Estaré en la mesa de negociación sobre Cataluña, me lo ha pedido el presidente y mi obligación es estar”. Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, ha confirmado -este lunes en laSexta- que participará en la mesa de diálogo con Cataluña y que “tratará de ser útil a España aportando diálogo, diálogo y diálogo”.

“No vamos a estar de acuerdo en muchas cosas, va a ser largo y requerirá de mucha mano izquierda y capacidad de persuasión. Pero habrá fórmulas muy satisfactorias para la gente”, ha defendido Iglesias, quien espera responder a lo que quieren los catalanes, que es “una solución política a un problema que con la derecha se ha enquistado”.

Preguntado sobre si en esa mesa va a plantearse la posibilidad de que haya una consulta en Cataluña, Iglesias ha respondido que no quiere condicionar los temas de los que se debe hablar desde un programa de televisión, pero ha apuntado: “No puede haber un tema excluido, cualquier tema es legítimo”.

En referencia al mediador, Iglesias ha concretado que “no está prevista esa figura”, ya que “los dos gobiernos podemos entendernos perfectamente y las reglas del juego ya están encima de la mesa”.

“El 80% de los catalanes están contentos con esa mesa de diálogo”, ha recordado el vicepresidente, quien considera que “la posición del Gobierno de España será común porque somos un equipo, y cada uno tiene sus funciones”.

Sobre su dureza cuando era oposición, Iglesias ha reconocido que han sido “muy duros”, pero “ahora o hacemos esto juntos y lo hacemos bien, o no vamos a hacer nada bueno por este país”. “Lo que haya que discutir se discute de puertas para dentro”, ha explicado Iglesias, quien ha valorado que desde “el Gobierno puedes hacer cosas que mejoren la vida de la gente y cobramos para convertir las promesas en hechos”.

“Justicia social”

Iglesias ha explicado también que en la reunión del Ejecutivo en Quintos de Mora, este fin de semana, todo el Ejecutivo coincidió en que “no hay crecimiento económico sin justicia social”, ya que “cuando la gente tiene más capacidad de consumo, la economía mejora”.

El vicepresidente ha puesto el foco también en la que será la primera ley que va a impulsar, “espero que en semanas”, que será la Ley de Protección de la Infancia y la Adolescencia: “Espero que se llame ‘Ley Rhodes’, en homenaje al pianista James Rhodes”, ha añadido Iglesias, quien confía en que la norma se convierta en “referente mundial”.

“Me gustaría tener el apoyo de todo el Congreso. Somos realistas, porque en la derecha están en la posición de esa aberración del Pin Abascal”, ha argumentado Iglesias, quien cree que el PP, “por desgracia, está en posiciones de extrema derecha, y lo digo con pesar”.

Aplauso al rey

“Para un republicano no es fácil el aplauso del rey”. Pablo Iglesias ha explicado el porqué los ministros de Unidas Podemos aplaudieron al monarca durante la apertura solemne de la XIV Legislatura.

“Llegamos a la conclusión de que no queríamos regalar una caricatura a nuestros detractores, que dijeran que no somos capaces de guardar las formas”, ha considerado el vicepresidente, antes de añadir que “pensamos que el aplauso era cortesía parlamentaria y más útil para llevar a cabo nuestras políticas sociales”.

No obstante, Iglesias tenía claro que ninguna fórmula iba a gustar a todo el mundo: “Sabíamos también que nos iban a criticar de todos modos”, ha sentenciado.

PGE: “Nos dejaremos la piel”

Iglesias ha valorado de forma positiva que las primeras tres medidas del Gobierno hayan sido la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), la del sueldo de los funcionarios y la de las pensiones: “Ni la extrema derecha se ha atrevido a votar en contra”, ha afirmado, al tiempo que ha explicado que  el Gobierno tiene el compromiso de llegar a un SMI del 60% del salario medio porque “beneficia la dignidad de la gente y a la economía y su funcionamiento”.

En materia de Presupuestos Generales del Estado (PGE), Iglesias ha dejado claro que “el Ejecutivo tiene el objetivo de que salgan adelante”, algo que ha reconocido que “no va a ser sencillo”: “Pero creo que lo vamos a conseguir. Nos vamos a dejar la piel para que así sea”, ha asegurado.

El sapo de Billy El Niño

“El sapo de Billy El Niño no estoy de acuerdo en comérmelo. El error fue pensar que el informe de los letrados era correcto, pero no estoy dispuesto a aceptar eso”. Iglesias ha explicado por qué su formación política votó en contra de publicar la hoja de servicios de Billy El Niño, tras lo que ha dejado claro que van a “poner argumentos jurídicos de peso” con el informe que ha encargado y que avala publicar el historial del expolicía franquista.

En referencia a la medida prevista por el Gobierno de convertir en delito -en el Código Pena- la apología del franquismo, Iglesias ha defendido que “es una cuestión de justicia porque un país democrático no hace apología de algo tan abyecto como una dictadura”.

Iglesias también ha valorado la Ley de Eutanasia, que será la primera norma a debatir en el primer pleno ordinario del Congreso de esta legislatura, y las posibles discrepancias en esta materia con sus socios del PSOE: “Los matices sobre la ley de Eutanasia están resueltos con el PSOE porque la gente no toleraría que se retrasase por matices”.

“Es una vergüenza que en este país la gente no pueda terminar su vida con dignidad, esto no puede esperar más”, ha exclamado.

La marcha de Anticapitalistas: lo más lógico

El vicepresidente ha dado por hecho también que la corriente de Anticapitalistas dejará su partido, una salida que sería a su juicio “la decisión más lógica” y que se puede abordar “desde la fraternidad y el respeto”.

“Cuando hay que separarse hay que hacerlo sin gritos ni malos rollos, con la mayor madurez del mundo”, ha asegurado Iglesias respecto a las dudas en Anticapitalistas sobre si participar en la tercera asamblea ciudadana y si seguir o no formando parte del proyecto de Podemos.

Iglesias ha revelado que la pasada semana mantuvo una reunión con el eurodiputado Miguel Urbán, adscrito a esa corriente, y con Manuel Marí, un encuentro que según han indicado a EFE fuentes conocedoras de la reunión se produjo el pasado jueves en la sede de la Vicepresidencia del Gobierno.

“Hay una diferencia enorme de criterio político entre Anticapitalistas y Podemos”, ha afirmado Iglesias en referencia a las distintas visiones sobre la entrada al Gobierno de la formación morada, al que Anticapitalistas siempre se opuso.