Salud mental en España: 75 euros por una hora de terapia y largas listas de espera en la Seguridad Social

Muchas de las personas que necesitan un psicólogo no pueden acceder a uno.
Mujer en una terapia con la psicóloga.
Mujer en una terapia con la psicóloga.

La salud mental ha vuelto a estar en el centro. Y no precisamente para bien. Este miércoles mientras Íñigo Errejón reivindicaba en el Congreso que se cuidase el problema de la salud mental en España, un diputado del Partido Popular le gritaba “vete al médico” de forma despectiva.

Aunque posteriormente este diputado ha pedido disculpas, el debate estaba servido. Tras la pandemia del coronavirus la crisis de la salud mental se ha acentuado más todavía. Según los datos del CIS, un 15,7% de los españoles ha tenido algún ataque de pánico o ansiedad desde el inicio de la pandemia, mientras que un 51,9% se encuentra “cansado o con pocas energías”, un 41,9% ha tenido problemas de sueño, y un 38,7% asegura sufrir dolores de cabeza y otros síntomas propios de la ansiedad como taquicardia y mareos.

Eso sin tener en cuenta los problemas económicos que acarrea la pandemia. Un 20% de las personas que han sufrido ataques de pánico o ansiedad durante la crisis del coronavirus se considera de clase baja, según el CIS.

Esto lleva a que muchas personas no puedan permitirse pagar una terapia psicológica privada, que de media alcanza unos 75 euros, según un estudio de la Fundación Civio.

Según estos datos, un español que cobre el salario mínimo (1.108 euros al mes) tendría que trabajar 9 horas y 41 minutos única y exclusivamente para pagar una consulta en el psicólogo. Esta cifra se sitúa por detrás de países como Italia, Portugal, Rumanía o Estonia.

Este precio oscila por comunidades autónomas. Según un estudio de Mundopsicologos.com —que sitúa la media española en 51 euros— Asturias sería la comunidad más barata, con una tarifa media de 45 euros/hora, y Baleares la más cara, con 62 euros/hora. Sin embargo, basta con hacer una búsqueda en Google para encontrar fácilmente psicólogos que ofertan terapias por 100 euros/hora.

Madrid y Barcelona rondan los 50 euros de media por sesión de terapia. La ciudad más cara sería Castellón, con 67 euros, y la más barata, Málaga, con 39,50 euros la hora.

¿Qué pasa con la sanidad pública?

Precisamente el discurso de Errejón se centraba en potenciar el cuidado de la salud mental en la sanidad pública que es, para muchos profesionales, deficiente por falta de recursos. En España hay actualmente 6 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes, frente a los 10,7 de Francia, los 12,1 de Grecia o los 56,9 de Finlandia.

Estos datos se desprenden de un informe realizado por el Defensor del Pueblo que actuó de oficio tras numerosas quejas de pacientes por las largas listas de espera.

De las 10 comunidades autónomas que presentaron datos a la institución, las más rápidas son Asturias y Andalucía, con 26 días de espera de media. Mientras que en Aragón, Baleares, Cantabria o La Rioja suben la cifra a los dos meses de espera. A la cola de estos datos se encuentra Murcia con una media de espera de 71 días para la primera consulta y 43 días entre la primera y la segunda cita.

En el caso de la Comunidad de Madrid, se elevaría a 200 días de espera para la primera consulta, según datos proporcionados por el PSOE de la Asamblea de Madrid y recogidos por El Español en febrero de 2019.

Estas listas de espera hacen que muchos de los médicos opten por la medicación mediante ansiolíticos y antidepresivos. “Uno llega a su médico de cabecera en Madrid y le dice, ‘bueno, puede que usted necesite un psicólogo clínico’, pero hay una lista de espera de seis meses. Entonces le dice ‘vaya usted tomándose esto’ o ’si se lo puede permitir, váyase usted a la privada”, señala Javier Prado, portavoz de la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes en España (ANPIR) en el informe elaborado por Civio.

Esto explicaría también el aumento en el consumo de este tipo de fármacos durante la pandemia. Según el CIS, durante la pandemia, un 6% de los españoles ha empezado a tomar algún tipo de medicación para la salud mental. De ellos, un 58% toma ansiolíticos y un 41% toma antidepresivos.

La habitación de los abrazos frente al coronavirus