POLÍTICA
06/11/2019 08:20 CET | Actualizado 06/11/2019 09:59 CET

Tensión y cruce de reproches en el debate en TV3 entre los candidatos del 10-N en Cataluña

Encontronazos constantes entre los independentistas y los cabezas de lista de Cs, el PP y Vox.

EFE
La cabeza de lista del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo

El debate de candidatos a las elecciones generales del 10 de noviembre en Cataluña, en TV3, ha derivado en un tenso cruce de reproches, principalmente entre los independentistas y los cabezas de lista de Ciudadanos, el PP y Vox.

Moderado por el director de TV3, Vicent Sanchis, el debate ha reunido a Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (que ha sustituido a la cabeza de lista del PSC, Meritxell Batet), Jaume Asens (En Comú Podem), Laura Borràs (JxCat), Inés Arrimadas (Cs), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Ignacio Garriga (Vox) y Mireia Vehí (CUP).

Dos horas y media de debate crispado

Los ocho participantes en el debate -entre las 22.00 y las 0.30 horas- se han ido interrumpiendo constantemente, hasta el punto de que en numerosos momentos se ha superpuesto la voz de tres e incluso cuatro candidatos a la vez, en crispadas discusiones casi siempre con el ‘procés’ como elemento de discordia.

El más incómodo en medio de este toma y daca ha sido el candidato de los comunes, Jaume Asens: “Estoy un poco avergonzado, esto parece un combate de boxeo”, ha recriminado a sus adversarios.

Arrimadas y Álvarez de Toledo, arietes contra el ‘procés’

Las candidatas de Cs y el PP han protagonizado en varios momentos un cuerpo a cuerpo con los independentistas. “Pierdan toda esperanza, hagan su duelo”, ha espetado Álvarez de Toledo a los candidatos de ERC, JxCat y la CUP.

Cuando la candidata de la CUP ha insistido en sus apelaciones a “desbordar” el Estado y volver a la vía unilateral, Álvarez de Toledo ha advertido: “Acabaréis en la cárcel”. “Vosotros tenéis un montón de gente en la cárcel, por corrupción”, ha replicado Vehí.

Arrimadas ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de ser “extrema derecha” y ha tildado al expresidente catalán Carles Puigdemont de “fugado” y “cobarde”.

En un momento del debate, Rufián ha señalado que los diputados constitucionalistas elegidos el 28A en Cataluña “caben en un taxi” y ha rechazado comparaciones con el número de diputados de PP y Cs a nivel estatal: “Yo no me presento en España”. ”¿Ah no? ¿Cataluña es Rusia?”, ha ironizado Arrimadas.

JxCat plantea sin éxito una fórmula unitaria

Borràs ha propuesto a ERC y la CUP formar “un gran grupo independentista” en el Congreso, una idea que no ha tenido éxito.

Vehí la ha descartado porque no cree que “con más escaños independentistas” se esté “más cerca de la solución” al conflicto.

Rufián no ha respondido a la propuesta de Borràs, pero ha pedido no equivocarse de “adversarios” y, frente a los reproches de JxCat a ERC por ofrecerse a facilitar la investidura de Pedro Sánchez tras el 28A “a cambio de nada”, ha añadido: “Gratis es darle la Diputación de Barcelona al PSC para que no la tenga ERC”.

Borràs ha dicho que ella era contraria a este acuerdo en la Diputación y ha retado a ERC a “revertir todos los pactos” con el PSC en entes locales.

Discordia entre independentistas

La representante de la CUP ha criticado a JxCat por la gestión del Departamento del Interior y ha advertido de que el Govern “poco efectivo” de Quim Torra “no se lo creen” ni sus dos socios, por lo que ha augurado unas elecciones catalanas “a principios de año”.

Vehí ha acusado por error a Rufián de haber ido a una boda con representantes del “Ibex 35”, algo que el republicano ha dicho que era una “fake news”; tras una pausa publicitaria, ella ha admitido que lo había confundido con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y le ha pedido disculpas.

CS, PP y Vox cargan contra TV3

Arrimadas -que ha mostrado unos lazos amarillos que ha retirado ella misma de las instalaciones de TV3- ha acusado a esta cadena de ser una “maquinaria de propaganda” y ha ofrecido al director del medio, Vicent Sanchis, de nuevo, una “carta de dimisión”, para no tener que “esperar” a que sea “cesado” con otro 155.

Álvarez de Toledo, que también ha retirado lazos atados a la barandilla de una escalera de los estudios de TV3, ha tildado a la cadena de “secta” y ha revelado que ha dudado si venir al debate.

Por su parte, Garriga ha denunciado que TV3 fue un “altavoz de propaganda” en el “golpe de Estado” del 1-O y, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, “debería haberse cerrado”.

Choque en la izquierda

Zaragoza ha culpado a Unidas Podemos de la repetición electoral y ha exigido que no “bloqueen” tras el 10N la formación de un “Gobierno progresista” presidido por Pedro Sánchez.

Asens ha acusado a los socialistas de ser quienes han hecho fracasar una coalición de izquierdas y de “mirar a la derecha” e incluso “mimetizarse” con Cs y PP.

El factor Vox

Era la primera vez que Vox -que obtuvo un escaño por Barcelona el 28A- participaba en un debate en TV3, e Ignacio Garriga ha visto cómo desde las formaciones independentistas y de izquierdas calificaban a su formación de “fascista, racista y homófoba”.

Garriga ha dicho “condenar radicalmente el fascismo” y, apelando a los orígenes ecuatoguineanos de su familia, se ha encarado con Vehí por acusar a Vox de “racismo y xenofobia”: “Mi abuela y mi madre son negras. Usted es una totalitaria y una auténtica miserable”.

Ante las críticas de Garriga al modelo territorial vigente en España, Álvarez de Toledo le ha instado a “no renunciar a la Constitución” ni tirarla “por el agua sucia del nacionalismo”.

Photo gallery Inés Arrimadas See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD