Huffpost Spain

Edward Snowden: el exempleado de la CIA que desveló los programas de espionaje de EEUU

Publicado: Actualizado:
ESPIONAJE
GUARDIAN

Edward Snowden, de 29 años, está detrás de las filtraciones sobre los programas de espionaje de Estados Unidos que esta semana ha publicado el diario británico The Guardian, según ha revelado el propio periódico este domingo.

"No tengo ninguna intención de ocultar quién soy, porque sé que no he hecho nada malo", asegura Snowden, que está en Hong Kong y es exasistente técnico de la CIA, donde estuvo empleado cuatro años y trabajó como consultor para la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) de EEUU. Actualmente trabaja para la empresa de seguridad Booz Allen Hamilton, que realiza también labores para la NSA.

El joven ha estado una década relacionado con la inteligencia estadounidense, primero como ingeniero informático de la CIA, basado en Ginebra, y después como consultor en varias empresas externas de defensa que colaboran con la NSA, según reveló él mismo.

El diario británico señaló que ha decidido divulgar su identidad por deseo expreso de Snowden, quien no tiene miedo a lo que pueda ocurrirle pese al juicio contra el soldado Bradley Manning, fuente de las filtraciones de WikiLeaks.

"Quiero que el centro de atención sea sobre los documentos y el debate que espero que genere entre los ciudadanos de todo el globo sobre el tipo de mundo en el que quieren vivir", apuntó. "Mi única motivación es informar al público de lo que han hecho en su nombre y lo que se hace en su contra", agregó.

"ME HARÁN SUFRIR"

"Entiendo que me harán sufrir por mis acciones", pero "estaré satisfecho si aunque sólo sea por un instante se desvela la conjunción de leyes secretas, perdones injustos y poderes ejecutivos irresistibles que gobiernan el mundo que amo", aseguró.

Snowden ha reconocido que con sus revelaciones renuncia a una vida muy cómoda, con un salario de unos 200.000 dólares al año, una novia con la que vivía en Hawai y una familia a la que quiere. "Quiero sacrificar todo esto porque no puedo tener la conciencia tranquila y permitir que el Gobierno de Estados Unidos destruya la privacidad, la libertad de Internet y las libertades más básicas de la gente de todo el mundo con esta gigantesca máquina de vigilancia que están construyendo en secreto", ha añadido.

Snowden se encuentra actualmente en Hong Kong, adonde viajó el 20 de mayo después de abandonar su trabajo como consultor de la NSA en Hawai una vez recolectada la información y copiados los documentos ahora divulgados.

DIJO QUE SE TOMABA "VARIAS SEMANAS" LIBRES

Hace unas tres semanas Snowden preparó el último grupo de documentos que revelaría y le dijo a su jefe de la oficina de NSA en Hawai que se tomaría "varias semanas" libres para iniciar un tratamiento para la epilepsia, una enfermedad que se había manifestado el último año con varios ataques.

A su novia también le dijo que se marchaba durante unas semanas, pero no le quiso concretar la razón. "No es raro para alguien que ha pasado la última década trabajando en el mundo de los servicios secretos", ha argumentado. El 20 de mayo tomó un vuelo hacia Hong Kong, donde aún permanece.

Eligió la ciudad "tienen un compromiso enérgico con la libertad de expresión y con el derecho a la disensión política" y porque cree que es uno de los pocos lugares del mundo que puede resistirse a los dictados del Gobierno de Estados Unidos. Desde entonces permanece recluido en la habitación de un hotel.

Esta semana los diarios The Guardian y The Washington Post han divulgado documentos secretos que indican que la NSA tenía acceso secreto a registros telefónicos y en internet de millones de usuarios en Estados Unidos.

El masivo programa de ciberespionaje de EEUU implicaría además a Londres pues, según el periódico británico, el centro de escuchas de los servicios secretos del Reino Unido usa desde 2010 un programa secreto estadounidense, Prism, para recolectar información privada de los principales servidores de internet.

Como asegura The Guardian, Snowden "pasará a la historia como uno de los denunciantes más consecuentes de Estados Unidos, junto a Daniel Ellsberg y Bradley Manning. Es el responsable de la entrega de material de una de las agencias más secretas del mundo, la NSA".