INTERNACIONAL

Elecciones Alemania 2013: Merkel consigue su mejor victoria y se queda cerca de la mayoría absoluta

22/09/2013 10:31 CEST | Actualizado 23/09/2013 19:40 CEST

Alemania quiere a Angela Merkel. Ha quedado bien a las claras este domingo, día que la canciller recordará durante mucho tiempo: ha ganado las elecciones generales por tercera vez de una forma casi aplastante (41,5% de los votos con el 100% escrutado, una buena subida desde el 33,8% de 2009) y durante buena parte de la jornada las proyecciones han llegado a otorgarle la mayoría absoluta, algo que nadie había conseguido desde los tiempos de Konrad Adenauer en 1957.

Merkel no ha logrado tanto, pero sí ha conseguido el mejor resultado de su partido, la Unión Cristianodemócrata y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU), desde 1990, cuando Helmut Kohl consiguió el 43,8%.

Lo único que empaña el domingo triunfal de la canciller es la fuerte caída de los liberales del FDP, su hasta ahora aliado de gobierno y que se ha quedado fuera del Parlamento al no llegar a la barrera del 5% (4,8%, con el 96% de los votos escrutados). Es la primera vez en seis décadas que los liberales se quedan fueran del Parlamento.

Los socialdemócratas del SPD han subido un poco desde las elecciones de 2009 (25,7%, 2,7% más) pero su propio líder, Peer Steinbrück, ha reconocido que no era el resultado que esperaban. Los Verdes se han quedado con 8,3% y La Izquierda con el 8,4%. El partido antieuro Alternativa por Alemania se queda a las puertas del Parlamento (4,7%) solo 7 meses después de la fundación del partido.

Con este paisaje, Merkel debe ahora decidir con quién forma una nueva coalición de Gobierno. La canciller se ha mostrado reacia a adelantar cuáles son sus preferencias argumentando que no sería hasta este lunes cuando, con los resultados definitivos en la mano, comenzaría a analizarlos.

Pero el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha afirmado que su partido, la CDU, negociará tanto con el SPD como con los Verdes para formar Gobierno. Estos son los principales escenarios posibles.

CDU-SPD

Llamada la "gran coalición", ya gobernó el país entre 2005-2009 y funcionó entonces bastante bien. No obstante, los expertos advierten de que la situación no será ahora igual de cómoda, ya que no todos los pesos pesados dentro del SPD son partidarios de esta '"gran coalición".

Sin embargo, es la opción preferida por los alemanes. Un 57% por los electores quieran esta coalición, según un sondeo de ARD.

Merkel mantiene una tensa relación con el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, quien sin embargo parece ser el único dirigente del partido dispuesto a servir bajo las directrices de la canciller. Steinbrück ha asegurado que no ocuparía un puesto en ese ejecutivo, mientras que el exministro Frank-Walter Steinmeier, que lideraba el SPD en la anterior coalición, parece más interesado en seguir siendo el líder de su partido en el Bundestag.

CDU-VERDES

Es otra opción y el propio Schäuble ha adelantado que la tendrán en cuenta. Sería una coalición nunca antes vista a nivel federal, pero sí ha habido precedentes a nivel local (Colonia o Frankfurt) y algunos dirigentes ecologistas ya se han manifestado a favor de esta alianza que ya se materializó entre 2008 y 2010 en la ciudad de Hamburgo.

Además, el principal punto de conflicto entre ambos partidos ha desaparecido, al menos en teoría, después de que Merkel se comprometiera el cierre "irreversible" de las centrales nucleares antes de 2022 tras el desastre de Fukushima y anunciase su intención de "situar a Alemania como precursora en política energética".

CDU EN MINORÍA

Es posible que Merkel gobierne en minoría, pero nunca antes ha ocurrido en Alemania.

SPD-VERDES-LA IZQUIERDA

Posible matemáticamente, el tripartito de izquierdas es prácticamente imposible de materializar por el enfrentamiento entre el SPD y La Izquierda, de la que forman parte desencantados del SPD y postcomunistas.

Steinbrück ya ha anticipado que no va a buscar formar un gobierno con Los Verdes y La Izquierda, ya que considera que esta última formación "no está capacitada para gobernar".

Agregó que las diferencias entre su formación y La Izquierda son demasiado grandes en asuntos clave como la política europea, exteriores, en política financiera y económica.

"Pregunte a quien quiera en el partido", respondió Steinbrück al ser interrogado sobre los rumores que apuntan que dentro del SPD hay un sector favorable a una coalición con Los Verdes y La Izquierda.

BAJA PARTICIPACIÓN

Los datos oficiales han revelado una participación del 73%, que ha mejorado respecto al año 2009, cuando obtuvo su récord de abstención con una participación del 70,8%. En cualquier caso, es baja respecto a anteriores comicios, que rozaban el 80% —un 77,7% en 2005 y un 79,9% en 2002-. Ha sido el segundo peor dato de participación desde 1949.

Elecciones en Alemania

Los montajes de la campaña electoral alemana

NOTICIA PATROCINADA