INTERNACIONAL

Tensión en Jerusalén tras el asesinato de un joven palestino de 16 años

02/07/2014 11:20 CEST | Actualizado 02/07/2014 18:09 CEST

La Policía israelí investiga un posible caso de venganza tras hallar el cadáver de un adolescente palestino con signos de violencia en un bosque de Jerusalén.

Se trata de la principal vía de investigación dado el ambiente antiárabe reinante en la ciudad tras el entierro de los tres estudiantes judíos desaparecidos en Cisjordania y hallados muertos este lunes.

Testigos explicaron a Efe que anoche vieron como un chico era obligado a entrar en un coche a la salida de la mezquita en el barrio de Shuafat, cerca de una zona comercial situada en Jerusalén Este.

El portavoz de la Policía, Micky Rosenfeld, confirmó que habían "recibido la denuncia de que un chico fue obligado a entrar en un vehículo y podría haber sido secuestrado".

Decenas de soldados israelíes se han desplegado frente a la casa del joven donde han estallado enfrentamientos con grupos de manifestantes.

Según constató Efe, alrededor de 300 personas se congregaron esta mañana en las inmediaciones del edificio de varias plantas en el que vivía Mohamad Husein Abu Jedeir, de 16 años.

A medida que aumentaba la tensión, algunos de los concentrados comenzaron a lanzar piedras y otros objetos contra las tropas, que respondieron con métodos antidisturbios.

CLIMA ANTIÁRABE

Este martes, cuatro adolescentes israelíes fueron detenidos tras atacar a dos palestinos que trabajaban en el centro de Jerusalén, donde decenas de personas se manifestaron al grito de "muerte a los árabes" para pedir venganza por el asesinato de los tres estudiantes judíos en Cisjordania.

Además, otros tres adolescentes fueron igualmente detenidos cuando intentaban una acción similar contra un palestino de origen beduino, igualmente empleado en un comercio del corazón comercial de Jerusalén, donde trabajan numerosos palestinos.

La edición digital del diario Yediot Aharonot informó, asimismo, de enfrentamientos en la calle Jaffa, pulmón comercial de Jerusalén, donde manifestantes bloquearon los accesos, trataron de entrar en el mercado de Menahe Yehuda y gritaron consignas como "muerte a los árabes", exigiendo a Israel que vengue el asesinato de los tres jóvenes estudiantes.

"La policía israelí tuvo que rescatar a un joven que quedó en medio de la manifestación contra los árabes en la calle Jaffa de Jerusalén y pidió refuerzos para evacuarlo. Los manifestantes intentaron atacarle y la Policía usó la fuerza para evitarlo", añadió.

La Policía israelí elevó el lunes la alerta de sus fuerzas al nivel 3, de un total de 5, tras el hallazgo de los cadáveres de los tres jóvenes judíos secuestrados el pasado 12 de junio cuando hacían autostop en Cisjordania, por el temor a un deterioro de la situación y a posibles represalias por nacionalistas judíos.